logonuevo.jpg (11852 bytes)
bbvirtual.gif (19758 bytes)


Foro de discusión. Opine
    Pertenezca a nuestras listas de correo y reciba información    Escríbanos
País que duele
Juan Mosca

©
Derechos Reservados de Autor

LA GUERRA y LA PAZ

-Hablemos ahora de la guerra y la paz. Para el doctor Carlos Lleras, nosotros estamos en guerra. Para el doctor Alfonso López, debemos primero vencer al enemigo para luego hacer tratos con él. ¿Estamos en guerra ?

-No. Yo creo que el proceso de paz ha detenido la guerra. Ese es el inmenso mérito del presidente Belisario Betancur y de las F ARC. La mejor respuesta al expresidente Alfonso López la dio el también expresidente Pastrana Borrero cuando dijo que el camino propuesto por aquél se venía aplicando desde hace 40 años, sin lograr ningún resultado. Es la vía de la represión, del aniquilamiento físico del adversario. Pero yo diría: hablar con cadáveres es muy difícil. Creo que frente a esas propuestas insensatas para el país debemos llamar a la paz.

-Si no estamos en guerra, ¿ cómo explica usted la serie de asesinatos de que han sido víctimas diferentes militantes de la VP?

-Pienso que la política de exterminio que se viene practicando contra esta organización hace parte de los esfuerzos desesperados de los sectores más retardatarios del país, de los enemigos de la democracia, de quienes han vivido de la violencia en un régimen de democracia restringida, frente al surgimiento de nuevas opciones que empiezan a ganar el favor popular. Ello tiene el propósito de desesperar a una organización que acaba de surgir a la vida política, como consecuencia justamente del proceso de paz. Quieren llevarnos a una confrontación armada. Yo creo que frente a esa situación, la Unión Patriótica ha dado la mejor respuesta: va a responder con la guerra que más temen, que es la movilización de millones de colombianos.

-Póngase usted dentro del sector más grueso de la opinión pública. Lea los titulares de la prensa: «Otro muerto de la UP» Quiero decirle que la gente piensa (y con alivio): «Un guerrillero menos » .

-Esa es una gran confusión que existe en el país y que en cierto sentido ha sido promovida por algunos medios de comunicación social. Inclusive, en sus declaraciones, López y Lleras colocan a los miembros de la Unión Patriótica en el mismo nivel de guerrilleros amnistiados. La realidad es otra: la Unión Patriótica surge de una propuesta de las FARC dentro del proceso de paz. Las FARC se limitaron a cumplir el papel de plataforma de lanzamiento dentro de la etapa inicial y promovieron algunos de sus cuadros al trabajo político, dentro de quienes me cuento yo. Ahora, un gran número de muchachos se vieron obligados a retornar al monte por culpa de la escalada de violencia. La Unión Patriótica ha comenzado a tomar sus propias iniciativas, a desarrollar su propia actividad. Es una organización completamente autónoma. A partir de su primer congreso nombró sus organismos de decisión, planifica su política, planifica sus tareas. La inmensa mayoría, yo creo que el 99.5 por ciento de sus miembros, está dedicada a una actividad civil. Muchos demócratas votaron por noso- tros. La Unión Patriótica es un movimiento de convergencia. En ella hay miembros de la acción comunal, hay juntas cívicas, comités populares, dirigentes del partido liberal y dirigentes del conservatismo (como ocurre en Arauca). Es, en fin, otra clase de movimiento.

-En la confluencia entre la Unión Patriótica y la propuesta de las FARC que origina el surgimiento de aquélla como uno de los elementos del proceso político, puede darse bien una identificación, bien una ruptura. Desde ese enfoque, ¿ es posible decir que la Unión Patriótica dejó de pertenecer a las FARC?

-En el momento mismo en que surgió, la UP dejó de pertenecer a las FARC. Desde un punto de vista estructural es absolutamente distinta. Las FARC son un movimiento guerrillero en tregua, con su estado mayor, su secretariado y sus frentes, mientras que la Unión Patriótica es un movimiento político legal, y legalizado, con un bloque parlamentario, con concejales y diputados, que realiza una actividad política conocida por los colombianos. UP y FARC se identifican políticamente en algunas cosas. Por ejemplo, estamos de acuerdo en buscar para Colombia el camino de la paz democrática, un camino que conlleva profundas reformas políticas, económicas y sociales. Estamos de acuerdo en la conveniencia y necesidad del diálogo. Estamos de acuerdo en que no podemos abandonar el rumbo trazado por los acuerdos de La Uribe, los cuales constituyen un cuerpo de doctrina que bien conducido puede llevar a una paz cierta, a una paz que signifique la integración de los alzados en armas a la acción política..

 

Regresar al índice | Siguiente

 

© Derechos Reservados de Autor
Banco de la República  Biblioteca Luis Ángel Arango
Colombia