Más de medio siglo informando a la Argentina y al mundo

Telenoticiosa Americana –hoy Télam- nació el 14 de abril de 1945. El control de la información que ejercían en ese año las agencias norteamericanas UPI y AP motivó al gobierno argentino de entonces, encabezado por la dupla Edelmiro Farrel- Juan Domingo Perón, a imaginar el proyecto de una agencia nacional de noticias con cobertura en todo el país. Luego de más de medio siglo de existencia, y superando numerosas dificultades políticas y económicas, sigue brindando su servicio informativo hasta nuestros días.

La agencia no comenzó siendo estatal sino como un emprendimiento mixto entre capitales privados y estatales, que comenzó a emitir en la misma fecha que se conmemora el Día de las Américas. La primera oficina de Télam estaba ubicada en 25 de Mayo 140, pleno centro de la Capital Federal, para tener una mayor cercanía con los centros generadores de información. En ese entonces se realizaban notas de interés general que luego se distribuían por correo y gratuitamente a diarios y radios estatales de Capital Federal.

El primer director de Telenoticiosa Americana fue Gerónimo Jutronich, quien organizó la tarea de una decena de periodistas, algunos de ellos provenientes del plantel de ANDI, otra agencia que creó el Estado argentino en 1944.

En 1947, dos años después de la fundación de Télam, la agencia pasó a ocupar el primer piso del edificio de Esmeralda 433, sobre las instalaciones del Teatro Maipo. Esta ubicación favoreció la iniciativa de colocar pizarrones en las ventanas de la agencia, en donde se escribían los titulares de las noticias más destacadas de la jornada. Era habitual que durante los fines de semana la gente se congregara frente a la agencia para seguir los resultados de las carreras hípicas.

Recién en 1948 la agencia para cumplir su objetivo de cobertura nacional al firmarse los primeros contratos con periodistas del interior del país, quienes enviaban las notas a la sede central por telegrama o por telefóno, en aquellos casos en que contaban con ese "moderno" servicio.

El proceso de crecimiento y consolidación de Télam se interrumpió en 1955 con la llegada al gobierno de la Revolución Libertadora. Para esa época, Télam seguía siendo una empresa mixta bajo la forma de una Sociedad de Responsabilidad Limitada y afrontaba una importante crisis financiera.

Esta conjunción de factores hizo que las nuevas autoridades no se responsabilizaran por su situación y durante algunos meses los trabajadores dejaron de percibir sus haberes.
La situación jurídica de la empresa comenzó a regularizarse el 30 de julio de 1959, cuando Bernabé Villegas, Adolfo Garino y Blas Calaro, entre otros, constituyeron "Télam Sociedad Anónima, Periodística, Radiofónica, Cinematográfica, Comercial, Inmobiliaria y Financiera". Un decreto del Poder Ejecutivo Nacional autorizó a la empresa –ahora privada- a funcionar como tal.

A partir de los ‘60 Télam amplió su cartera de clientes, incluyendo a los canales de televisión 7, 9, 11 y 13 y diarios de alcance nacional, como Clarín. Los envíos de notas por correo fueron reemplazados por modernas teletipos mecánicas, que mediante líneas de télex permitían emitir las noticias a distintos puntos del país.

El 30 de mayo de 1963 la agencia fue clausurada por el PEN, que a través del decreto 4398 ordenó la medida "debido a que la agencia viene tramitando informaciones falsas y tendenciosas que por su naturaleza y alcance atentan contra el orden público y la tranquilidad de la población y siendo firme propósito del gobierno eliminar todo factor capaz de perturbar el proceso electoral aplicando al efecto las facultades que conciernen durante la vigencia del estado de sitio".

La constitución de Télam como empresa totalmente estatal se produjo recién el 24 de junio de 1968, cuando el Estado adquirió la totalidad de sus 36 mil mediante un acuerdo entre los dueños de esos títulos y la Secretaría de Difusión y Turismo.

De esa época data la legislación que obligó a que toda la publicidad generada por empresas y organismos estatales fuera diseñada por profesionales de Télam y administrada y cursada a los diferentes medios a través de la agencia. Esta decisión permitió a la empresa generar considerables recursos propios.

En 1980, la empresa pasó a ocupar el edificio de ocho pisos ubicado en Bolívar 531, donde funcionan hasta la actualidad sus oficinas centrales con los departamentos periodístico, publicidad, técnico y administración.

Con la restauración democrática de 1983 se pudo constatar que la política de censura de los años previos no sólo creó un vacío informativo. También se pudo constatar la desaparición de parte importante de su archivo periodístico y fotográfico.

En 1996, un decreto firmado por Carlos Menem y Domingo Cavallo habilitó la descentralización de la pauta publicitaria oficial -lo que significó la eliminación de uno de los ingresos económicos principales de la agencia-, pero no llegó a concretar la disolución de Télam como empresa publicitaria.

En el 2000, el gobierno de Fernando de La Rúa volvió a anunciar el cierre de la parte publicitaria y la venta del inmueble de Bolívar 531, medidas que tampoco se concretaron.
En el año 2001 se produjo la unificación de los medios de comunicación estatales y Télam pasó a funcionar dentro de un organismo multimedios, junto a Canal 7 y Radio Nacional, pero en febrero de 2002 retornó a su funcionamiento autónomo.

En la actualidad la agencia es una Sociedad del Estado, cuyo único accionista es la Secretaría de Medios de Comunicación, que designa su directorio. Su presupuesto está incluido en el Presupuesto Nacional, pero cuenta además con ingresos derivados de cursar publicidad de organismos estatales descentralizados.

El servicio periodístico de Télam es utilizado por unos 300 abonados, incluyendo todos los grandes medio nacionales e instituciones gubernamentales y privadas, así como pequeños medios locales que lo tienen como su principal fuente informativa de sentido promocional.

En la actualidad se desempeñan en Télam unos 450 trabajadores, de los cuales algo más de la mitad corresponden al área periodística. También es la única agencia noticiosa con despliegue territorial en todo el país a través de sus 28 corresponsalías, a lo que agrega un segmento de noticias internacionales para tornar mas competitivo el servicio.

El sistema de transmisión está en un proceso de renovación que aún conserva abonados que reciben por vía satélital junto a otros que ya lo hacen por internet. Además del servicio “mayorista” para empresas de prensa u organismos de otro tipo, Télam posee otro0 minorista y totalmente gratuito para quien desee entrar a sus página web, www.telam.com.ar, de actualización constante.