Large text Medium text Small text (default)
Pirineo Global

Historia y Tradiciones

Castiello de Jaca, Villan√ļa, Canfranc, Candanch√ļ, Ast√ļn, el Somport
Examinar en : Todo > Valles > Valle del Aragón (1)

Valle del Aragón

122 A√Īos de espeleologia en la Collarada

Enviado el S√°b, 27 Noviembre 2004 11:14:08 (277 Lecturas)
Valle del Aragón

Las cuevas más cercanas al Valle del Rio Aragón tienen una historia tan vieja como la humanidad

Los pioneros

Espeleol√≥gicamente hablando, la primera y m√°s antigua referencia escrita que hemos encontrado es la visita que Lucas Mallada hizo en 1878 a la Cueva de las Guixas. En 1914 el profesor R. Jeannel recolect√≥ diversos insectos en una cueva a la que los pastores le llevaron: la Cueva Buchaquera. En los a√Īos cuarenta N. Llopis Llad√≥ hizo el primer estudio hidrogeol√≥gico del valle del Arag√≥n y propuso la hip√≥tesis de un rio subterr√°neo que circulando de este a oeste recoge las aguas de la sierra. Junto con J.M. Thomas y F. Vicens, entre otros, explor√≥ en 1949 las cuevas de Esjamundo, del Rebeco y las Guixas.


A√Īos dorados

En 1959, conducidos por J.B. Whal, llegan a Villan√ļa un pu√Īado de franceses, que han recorrido m√°s de 1000 km para pasar las vacaciones estivales buscado simas. El GSC d'Alsace aglutina en torno suyo a unos cuantos chavales del pueblo y de Jaca (J. Esteban, P. Tramullas y otros, que fundaron el GE Guixas) y posteriormente otros grupos del norte de Francia y de B√©lgica que visitan tanto la Collarada como otras monta√Īas vecinas, organizando campamentos de verano. Las siglas se multiplican: USAN, F√©R√©S, CLRS, ESB. Comienza la prospeci√≥n en los campos de lapiaz donde se topografian una treintena de cavidades y se visitan nuevamente las cuevas pr√≥ximas a Villan√ļa; los sifones de la cueva de las Guixas se bucean en 1965. Durante ocho a√Īos escriben m√°s de treinta art√≠culos sobre el macizo, J.B, Whal, C. Barbier, P. Schmit, F. Dumont, A. Cronel, P. Vallet, D. Lehmuller son algunos de los nombres que firman los papeles.

Atraidos por las noticias, espele√≥logos catalanes visitan las cuevas del valle durante la d√©cada de los sesenta, desde Jaca donde algunos hacen la mili como Ll. Auroux (SES), que visita la cueva del Manantial, y A. Roig y A.S. Santamar√≠a (GEB) que describen las cuevas de Villan√ļa y alzan una excelente topograf√≠a de la sima del Rebeco, o desde el Instituto de Estudios Pirenaicos del dr, Balcells que con O. Escol√† y J. Senent, del ERE, estudia la fauna subterr√°nea.

En 1968, solo el CLRS de Lun√©ville continua trabajando espor√°dicamente animado por C. Barbier, desplazando la zona de prospecci√≥n hacia Pe√Īa Somota, m√°s al este. Tres a√Īos despu√©s, se descubren las primeras simas de importancia en las partes altas de la monta√Īa: la exploraci√≥n del Aven Pedrito dejar√° para el recuerdo nombres como M. Durand, F. Pelletier, P. & P. Fauvel; D. Prevot fue el primero en bajar el pozo de 110 m del Trou Souffleur.

Pero tambi√©n llega la tragedia. El accidente mortal, en 1972, de J.P. Vilmint en el sif√≥n de las Guixas y el rescate contra pron√≥stico de su compa√Īero S. Viaud por el equipo GETA, capitaneado por E. Petit, constituyen una de las p√°ginas m√°s √©picas de la espeleologia pirenaica. Los hechos desaniman al CLRS que suspende sus expediciones.


Por fin una gran cavidad

A pesar del evidente potencial espeleol√≥gico de la Collarada, la monta√Īa se resiste a librar sus secretos y durante 25 a√Īos no se consigue descubir ninguna sima de m√°s de 200 m de profundidad. Hace falta buscar con una prespectiva nueva, cambiar las expediciones numerosas por equipos reducidos y eficaces, abandonar las viejas y pesadas t√©cnicas de exploraci√≥n con elektron por los modernos m√©todos ligeros de la espeleolog√≠a alpina. Soplan vientos de renovaci√≥n.

C. P√©rignon, que habia participado seis a√Īos antes en los campamentos del GSCA, lleva en 1973 a sus compa√Īeros del GSPV d'Epinal en busca de la m√≠tica cueva descrita por Jeannel. Y la encuentran, en tres a√Īos levantan la topograf√≠a de la Buchaquera, alcanzando el m√°ximo desnivel. Ahora nos encontramos nombres como C. y D. Amet, D. Collin y M. Mery.

Piratas! gritan en 1974 los franceses mientras el GIEPE de Sabi√Ī√°nigo, encabezado por R. Larma, "redescubre" la Buchaquera y la bautiza como XB1. La pol√©mica est√° servida. Los equipos de cada club se alternan en puntas cada vez m√°s profundas en una feroz competencia: el GSPV llega a -374 m, durante el verano de 1975 el GIEPE baja hasta el sif√≥n de los Espa√Īoles a -490 m y seguidamente son superados por sus rivales hasta -540 m donde se detienen sin cuerda. El 25 de julio de 1976 los aragoneses consiguen llegar hasta el sif√≥n terminal a -607 m.

Todo este foll√≥n llega a Barcelona, donde las noticias de una sima profunda en los Pirineos aragoneses despierta un gran inter√©s en el mundo espeleo, pu√©s, salvo en las m√≠ticas tierras de Larra, no se conocian a√ļn muchas cavidades verticales de importancia. Cabe se√Īalar que no es hasta 1979 que en Escua√≠n se consigue abrir el Sistema Badalona, mientras que en Ara√Īonera llegan a -600 m ese mismo a√Īo. El GERS decide visitar la, por entonces, famosa Cueva Buchaquera donde aprenden por primera vez cuan desagradable puede ser abrirse paso en un meando estrecho y h√ļmedo.

A finales de los setenta se realizan las primeras coloraciones para averiguar por donde salen las aguas de la Buchaquera: GIEPE (1977) y GERS (1979) lo intentan sin ning√ļn resultado positivo. La historia de esta √ļltima coloraci√≥n deja una imagen para el recuerdo: el extra√Īo rastro de manchas verdes sobre la blanca capa de nieve que se extendia a lo largo del barranco de Bozuelo, camino de la cueva, dejado por un equipo que transportaba el colorante en un bid√≥n mal cerrado que goteaba a cada paso.


Nuevas generaciones

Una vez acabadas las exploraciones de la Buchaquera el entusiasmo parece enfriarse. Mientras en los a√Īos setenta se contabilizan veinte referencias bibliogr√°ficas, en la d√©cada de los ochenta la cifra es de solo seis.

Durante la segunda mitad de los ochenta, por iniciativa del GS Raga√Įe y SC de l'Aude, M.A. Salles, A. Safon, C. B√®s, entre otros, continuan la prospecci√≥n de los lapiaces de Mara√Ī√°n, revisando en 1986 la Grallera del Cubilar de los Bueyes.

En 1988 el GERS llega al macizo llevado por el buen recuerdo de la visita en 1987 a la Buchaquera. Encabezados por los hermanos D. y J.M¬™ Garc√≠a se reune un equipo potente: I. Yzagurre, M. Parrilla, J. Sabat√©, S.M. Nadal, J. Gallofr√©, P. Arnabat, C. Hernando. F. Guzm√°n y A. Bengoetxea. Reemprenden las exploraciones subacu√°ticas en las Guixa y el Rebeco, donde .L. Ib√°√Īez, J. Gasc√≥, J. Astort y X. Sari√Īena descubren nuevas galerias secas tras superar los sifones. Una coloraci√≥n demostr√≥ por fin la existencia de un curso de agua subterr√°neo entre la Buchaquera y el Rebeco: el rio Bellanuga. Entre 1988 y 1992 se descubren una treintena de simas en la parte oeste de la sierra, entre Pe√Īa Peque√Īa y el rio Arag√≥n, destacando la sima de los Campanales (-384 m).

A finales de los noventa el inter√©s por la monta√Īa parece multiplicarse, tres clubs diferentes continuan las investigaciones. En el GERS, I. Yzaguirre, J. Gasc√≥, S.M. Nadal y A. Bengoetxea, a partir de 1998, consiguen aglutinar nueva gente como M. Hajdinjak, P. Mart√≠nez , A. S√°nchez y C. Gonz√°lez, que prospectan en torno del Collado de Mara√Ī√°n, descubriendo una veintena de peque√Īas simas e inician la revisi√≥n del Trou Souffleur.

En 1997, los veteranos del CLRS de Nancy, encabezados por Ph. Vallet, revisan y topografian el Trou Souffleur.

Mientrea, J. Lanzuela, J.L. Haba, H.H. Faría C. Duart, F. Hernàndez, J.M. Dasi del EC Galtzagorri de València prospectan sin mucho éxito el Gran Lapiaz y en 1999 revisan el sector superior de la Buchaquera

Sin ninguna coordinaci√≥n entre ellos, los esfuerzos se duplican in√ļtilmente y la an√©cdota no tarda en llegar: en el agosto de 1999, catalanes y valencianos levantan sus campamentos a menos de mil metros sin llegar a verse. Afortunadamente la sensatez se impone y ambos grupos deciden en el 2000 unir sus fuerzas en el Proyecto Collarada.

---

FUENTE: Internet



No hay comentarios adjuntos a este item.

Enviar nuevo comentario

Nombre : AN√ďNIMO Enviar de forma an√≥nima


PalabrasClave:
Puntuacionesstar star star star
-contacta con nosotros para contribuir, publicidad, etc-

pincha en la zona en la que quieres ver una previsión del tiempo
Roncesvalles Roncal - Belagua Hecho - Ansó Valle del Aragón Jaca - Sabi?ánigo - Biescas Valle de Tena Valle del Ara - Ordesa Valle de Vio - Fanlo - Nerín Alto Cinca - Bielsa - Pineta - Ordesa Esera - Benasque Cinca Medio Valle de Isábena Valle de Arán - Viella Alta Ribagorza - Pont de Suert - Boi Pallars - Subira Pallars - Jussa - Tremp - Pobla de Segur Alt Urgell - Seu d'Urgell Cerdanya
¬°Encuentra!
Qué ver...
Flora y Fauna
Donde dormir...
Tal día como hoy...

No tenemos nada hoy
Pirineo Oculto
¬ŅSab√≠as que...

Sarvisé, en el municipio de Broto
La iglesia, así como el pueblo entero, tuvo que ser reconstruido tras ser incendiano en la Guerra Civil, como casi todos los pueblos de la zona. En las cercanías encontramos uno de los árboles monumentales de la zona.
Foro del Pirineo

inform√°tica | mantenimiento | dise√Īo de p√°ginas web | cursos | puntos digitales de informaci√≥n | nuevas tecnolog√≠as | material de oficina

Llevamos el Pirineo al mundo. Traemos el mundo al Pirineo

roncesvalles | roncal-belagua | hecho-ansó | jaca-sabiñánigo-biescas | valle del aragón | valle de tena | valle del ara | valle de vio | alto cinca | cinca medio | valle del esera-benasque | valle del isábena | parque nacional de ordesa y monte perdido | sierra de guara | vall d'aran | alta ribagorça | pallars jussà - tremp | pallars sobirá-sort | l'alt urgell - la seu d'urgell | la cerdanya | berguedá | solsonès - solsona | ripollés |