El Ecuador 1972 - 1999 - La Guerra de Cenepa -

 


Triunfo en el Cenepa

 

LA GUERRA DEL CENEPA


Tiwinza siempre ecuatoriano


Patrullaje en el Cenepa


Destacamento Base Sur


Cruzando Río Cenepa


Movilización Provincia de El Oro

 


Era previsible que el Perú, luego de no lograr la delimitación de 78 Km en el sector de la cordillera del Cóndor, a pesar de haber pretendido imponer su voluntad con los bombardeos de los puestos militares de Paquisha, Mayaico y Machinaza, en 1981, continuaría en su afán de poner los hitos unilateralmente.

En efecto, el Ejército peruano planificó incursiones clandestinas y progresivas en territorio nacional.

El destacamento de Pachacútec fue motivo de fricciones diplomáticas y militares entre Ecuador y Perú.

El gobierno ecuatoriano, luego de establecer que el puesto militar Pachacútec encontrabase unos 500 metros dentro de la jurisdicción nacional, hizo los reclamos pertinentes a través de su cancillería, pero tuvo como respuesta el argumento insólito de que era el puesto militar de "Teniente Hugo Ortiz" el que estaba en territorio peruano, posición que el Perú la convirtió en tesis y reclamo de una contraofensiva hábil y mañosamente montada, con el satánico propósito de cohonestar su incursión en territorio ajeno.

En julio de 1991 las tensiones suben de nivel cuando el ejército ecuatoriano ubica cerca de Pachacútec el puesto militar de "Etza". Con el propósito de aminorar la situación cada vez más tensa y peligrosa, los cancilleres de Ecuador, Diego Cordovez; y de Perú, Carlos Torres y Lara, el 24 de agosto de 1991 convinieron imponerse un "pacto de caballeros",que si logró reducir la tensión, no pudo tener vigencia ni cumplirse en todo su contenido (1).

Obviamente el problema limítrofe tenía que subsistir. En los últimos meses de 1994 se descubrió la incursión de patrullas peruanas en el sector del Cenepa. El encuentro con patrullas similares ecuatorianas iba acentuando tensiones inquietantes. Estas se incrementaron cuando el comandante peruano del batallón de Infantería de Selva (Bis) "Callao" exigió del Tcrn. Aquirre, comandante del batallón de Selva "Gualaquiza", que desalojara de inmediato sus bases de las cabeceras del Cenepa, so pena de hacerlo por la fuerza de las armas. Esta actitud preponderante alertó a los mandos militares que planificaron el rápido incremento de personal a la zona amagada.

DESARROLLO DE LAS OPERACIONES

El 23 de enero de 1995, pilotos ecuatorianos que realizaban reconocimientos aéreos descubrieron un helipuerto en la cabecera del Cenepa. Dicho aeropuerto fue denominado posteriormente Base Norte y como el control de tropas peruanas constituía real peligro para permanencia y seguridad física de nuestras bases, el mando militar ecuatoriano dispuso el desalojo de fuerzas enemigas y la captura y posesión del mencionado helipuerto.

(1) Tcrn.(s.p.) Edison Macías Núñez, Vida, Lucha y Hazañas de nuestros héroes, Editorial Pedagógica "FREIREII, 1991

(1) Tcrn (s.p.) Edison Macías Núñez, Más alla del deber, Editorial Pedagógica "FREIRE",Riobamba, Ecuador, 1998

El 28 de enero se inició la toma del objetivo y su control definitivo se logró fines de mes.

A partir del 27 de enero, los ataques peruanos a Cueva de los Tayos, Base Sur, la "Y", destacamentos de "Teniente Ortiz", "Soldado Monge", Tiwintza, inclusive "Cóndor Mirador", se intensificaron a tal punto que se preveía que el conflicto podría generalizarse. Paralelamente entró en acción la diplomacia ecuatoriana que exigía de los países garantes incite al Perú para que firme el compromiso cese de fuego. El Ecuador inició unilateralmente el cese de hostilidades, no así el Perú que intensificaba los ataques a las bases ecuatorianas.

El 10 de febrero se suscitaba un dramático combate aéreo cuando dos aviones Sukoi (SU-22) peruanos y un avi6n A=37 fueron derribados por aviones de combate de la Fuerza Aérea del Ecuador.

Esta situación y la tenaz resistencia de nuestras bases militares motivó posiblemente al Presidente Alberto Fujimori que declarase unilateralmente el 13 de febrero, el cese de fuego, decisión que sorprendió a los ecuatorianos e incluso a los países garantes.

Sin embargo, tal cese de fuego constituyó un ardid del presidente Fujimori para reorganizar y reforzar sus maltrechas tropas y continuar infiltrándose en territorio que no había podido hacerlo por la actitud valiente y decidida de nuestros soldados.

Como el cese de fuego no tenía vigencia ni el Perú lo respetaba, los países garantes consiguieron que el 17 de febrero se suscribiese la "Declaración de Paz de Itamaraty"; no obstante, el Perú nuevamente irrespetó tal compromiso.

El 28 de febrero, en Montevideo, se posesionaba el recientemente elegido Presidente Uruguayo, Julio María Sanguinetti, con la asistencia de algunos presidentes americanos, entre ellos: Sixto Durán Ballén y Alberto Fujimori.

Para evitar que continuasen los enfrentamientos armados, el 28 de febrero de 1995 se firmaba otro documento al que se le denominó "Declaración de Montevideo',' con el propósito de que propiciara el pleno cumplimiento de la "Declarac!6n de Paz de ltamaraty".

El mes de febrero resultó de intensa actividad bélica para las dos partes: el Perú hacía todos los esfuerzos posibles por conquistar las bases ecuatorianas del Cenepa; pues sabía que pronto los países garantes impondrían la suspensión de hostilidades, previo el inicio de las negociaciones diplomáticas.

La base de Tiwintza constituyó para el presidente Fujimori una enfermisa obsesión. inform6 reiteradamente a la prensa nacional e internacional y al pueblo peruano que Tiwintza había sido ya "recuperada" y que se encontraba en poder de sus tropas, no obstante los desmentidos oficiales del Ecuador, cuyo gobierno otorgó todas las facilidades a los medios de comunicación nacionales e internacionales para que comprobasen la única realidad: Tiwintza nunca estuvo en poder del Perú a pesar que sus tropas atacaron reiteradamente aún cuando se había firmado el cese de fuego. Efectivamente, el 22 de febrero, conocido como el "miércoles negro", tropas peruanas, violando el cese de fuego, irrespetando la presencia de representantes de los países garantes y desobedeciendo convenios internaciona les, lanzaron ataques masivos contra Tiwintza y el resto de bases, con resultado oneroso para las dos partes: un significativo de muertos y heridos, aunque el sacrificio y la tenacidad de los soldados ecuatorianos impidieron ceder a las ambiciones del Perú de conquistar bases militares que pretendió hacerlo, pero sin éxito, desde el principio de las operaciones. (1)

El éxito militar de las Fuerzas Armadas, particularmente la Fuerza Terrestre, reconocido inclusive por el Perú, fue un factor fundamental para que el gobierno de Fujimori y sus Fuerzas Armadas, aceptaran iniciar las negociaciones diplomáticas que culminaron con la controversia firma de la paz, el 26 de octubre de 1998.

(1) Tcrn. (s.p.) Edison Macías Núñez, Obra cit.

Inicio

ACCION HEROICA DE LA FUERZA AEREA

 


Sitio donde fue derrivado avión peruano


Conflicto Cenepa Acción Heróica Fuerza Aerea


Conflicto Cenepa Acción Heróica Cordillera del Cóndor


Dentro de la planificación operativa que se dio de acuerdo a los acontecimientos que se venían desarrollando en el Alto Cenepa, se había previsto la realización de una operación combinada en la que debían participar una escuadrilla de dos aviones Kfir C-2 y una de dos Mirage F-1. El objetivo era fundamental: detener la acción de la aviación peruana que durante varios días había estado hostigando a las tropas de nuestro Ejército, realizando bombardeos sobre destacamentos ubicados en la zona de la cabecera del Cenepa.

Con esta consigna, los pilotos del Escuadrón 2112, Mirage F-1 y del Escuadrón 2113, Kfir C-2 del Ala de Combate No. 21 se encontraban en alerta todo el tiempo y permanecían amarrados a sus aviones, conscientes de ser quienes cumplirían la misión de apoyar a nuestros soldados de la Fuerza Terrestre que heroicamente combatían en la selva amazónica. A las 12h42, la estación Halcón informa al COMAC, que cinco tracks (aeronaves rojas) son detectadas y que se dirigen hacia el sector del conflicto, indican que dos de ellas tiene velocidad de 400 Kts y tres con 300 Kts . A las 12h47, el COS-1 activa el FRI.

En la Base Aérea de Taura, a las 12h49 . La Escuadrilla Conejos del Escuadrón 2112 entro en Scramble, o salida de emergencia, con las siguiente tripulación Mayor. Raúl Banderas (Lider) Mirage F-1 FAE 807, y Captn. Carlos Usctegui (Ala), Mirage F-1 FAE 806. Un minuto después, la escuadrilla Broncos del Escuadrón 2113, compuesta por el Capitán Mauriciio Mata (Lider), Kfir C-2 FAE 905 y Capt. Guido Moya (Ala); Kfir C-2 FAE 909 recibió la orden de salida.

A las 12h53, se comunican a Patuca: "Ataque aéreo en doce minutos, y se pone en alerta dos A-37B a dos minut0s de reacción. A las 12h55, el COMAC comunica a un T-34 en Holding sobre Méndez a FL200: "limpie el área", es decir que notifique a todos nuestros aviones abandonen el teatro de operaciones inmediatamente, y el Jefe EM-COMAC encargado, Coronel Gustavo Buchelli, se pone en contacto con el Coronel Wilson Salgado del COS-1 y dispone que los F-1 y los C-2 intercepten y derriben todo avión que encuentre en la zona.

El Mayor Banderas y Capitán Uscategui derribaron 2 aviones Su-22 y el Capitán Mata derribó 1 A-37B.

Inicio

Historia de los Conflictos El Ecuador 1972-1999 El Ecuador 1912 - 1972 El Ecuador 1830 - 1912 El Ecuador en la Gran Colombia La Real Audiencia de Quito El Reino de Quito