Consejos para usuarios

A la búsqueda de Información médica de calidad en Internet

Con más de 20.000 sitios web dedicados a casi cualquier tema de salud, uno se debería preguntar en qué medida es fiable toda esa información. Desde 1997, la Internet Healthcare Coalition trabaja para aportar guías claras en la evaluación de recursos online sobre salud - desde sitios web dirigidos a productos o enfermedades desarrollados por empresas, hasta publicaciones electrónicas revisadas, pasando por grupos de discusión o de apoyo a pacientes --. El objetivo de la Coalición es promover que los consumidores, profesionales, educadores, empresas y medios estén bien informados en cuanto a aspectos de cuidados de salud en Internet.

La Internet Healthcare Coalition ofrece la siguiente lista de aspectos a chequear a la hora de evaluar la fiabilidad de los consejos e información sobre salud de Internet:

  1. Elegir un recurso de salud online es como elegir un médico. Usted no iría a cualquier médico, y además puede pedir opinión a distintos doctores. Por eso no debería recurrir a cualquier sitio web para resolver sus cuestiones de salud. Sería bueno encontrar un sitio web en el que hubiera una persona, una institución o una organización en la que usted ya confíe. Si es posible, busque información en varios recursos y no se conforme con una única fuente.

  2. Confíe en lo que ve o lee en Internet sólo si puede dar por válida la fuente de información. Los autores y colaboradores deberían estar siempre identificados, así como sus afiliaciones e intereses financieros en los contenidos, si fuera el caso. Deberían facilitarse números de teléfono, direcciones e-mail u otras formas de contacto.

  3. Desconfíe de sitios web que se acreditan a sí mismos como la única fuente de información sobre un tópico, así como de los que descalifican a otras fuentes.

  4. No deje que una extensa lista de enlaces le confunda. Cualquier sitio web puede enlazar a otro sin que eso implique ningún tipo de refrendo por el ultimo.

  5. Compruebe si el sitio web esta administrado profesionalmente y si sus contenidos están revisados por un consejo editorial que asegure que el material publicado es creíble y fiable. Deberían quedar claras las referencias de las fuentes empleadas para la elaboración de los contenidos.

  6. El conocimiento medico esta en continua evolución. Asegúrese de que el contenido clínico incluye la fecha de publicación o modificación.

  7. Cualquier material publicitario, información sobre esponsors, respaldo comercial o conflictos potenciales deberían estar claramente expresados, perfectamente separados del contenido editorial. Pregúntese si los autores del sitio web tienen algo que ganar al proponer un particular punto de vista por encima de otros.

  8. Evite cualquier doctor online que le proponga diagnosticarle o tratarle sin un examen físico apropiado y una consulta sobre su historial medico.

  9. Lea la declaración sobre privacidad del sitio web y asegúrese de que cualquier información personal o médica que usted aporte será mantenida absolutamente en la confidencialidad.

  10. Lo más importante, ยก use su sentido común! Consulte en varios sitios, pida siempre mas de una opinión, sospeche de curas milagrosas, y siempre lea la letra pequeña.

Thanks to Angel Antonio Hernandez-Borges, PhD for this translation.


© 2002, Internet Healthcare Coalition