22 de agosto
SAN ANDRÉS DE FIÉSOLE,

Abad

La verdadera perfección consiste en esto:
hacer siempre la santísima voluntad de Dios.
(Santa Catalina de Siena)

   San Andrés nació en la primera mitad del siglo IX, probablemente en Irlanda, por lo que en muchos países europeos a cualquier peregrino se le daba el nombre de  "Scotus", de donde debe haber salido la leyenda de un Andrea Scoto. Andrés, fue educado por Donato, irlandés y maestro de filosofía a quien luego sigue en una peregrinación a Roma. Llegado a Fiésole llamado por una voz sobrenatural, Donato es elegido obispo, y permanece allí cuarenta y siete años. Andrés es ordenado diácono y como archidiácono asistente de Donato, adquiere gran fama por la austeridad de vida y su caridad sin límites.  Restaurada la iglesia de San Martín, destruida por los húngaros, Andrés construye junto a ella un monasterio y se retira allí con algunos compañeros. Es dudoso que hayan abrazado la regla benedictina, en todo caso, el Mabillon, lo excluye del Catálogo de santos de la Orden.
   Pocos años después de la muerte de Donato (876) también Andrés cayó gravemente enfermo. Antes de morir, expresó su ardiente deseo de ver a su hermana, Santa Brígida a quien muchos años antes había dejado en Irlanda, y ésta fue milagrosamente transportada a su cabecera. Rodeado de sus hermanos de congregación, entregó su alma al Señor, a fines del siglo IX.
   Fue sepultado en la iglesia de San Martín en Mensola. Su tumba se descubrió en 1285 pues con numerosas apariciones, impidió que junto a ella fuera sepultada una pecadora. El obispo Leonardo Bonafede (m. 1545) transportó las reliquias de San Andrés a un nuevo altar de la iglesia. Su fiesta se celebra en Fiésole el 2de agosto y su culto es antiquísimo. Se tienen noticias de una hermandad que llevaba su nombre, fundada a fines de 1600,  y la Compañía del Santísimo Sacramento bajo el Título de San Andrés de Escocia aún hoy existe y está activa en la iglesia de San Martín en Mensola.
   Hay una vida de San Andrés escrita en italiano en el siglo XIV o XVI: la obra está precedida por una dedicatoria a un Leonardo Bonafede y el autor es Filippo Villani. Si ese Leonardo es el obispo que se ocupó de la traslación de las reliquias del santo, puede decirse que esta biografía fue escrita en el siglo XVI o, en el siglo  XIV si el Leonardo de la dedicatoria no es el obispo de Fiésole.
   Gougaud, partiendo de la constatación de que el nombre de San Andrés no figura en la vida de Donato, tiene fuertes dudas de que haya sido irlandés.

VOLVER A SANTORAL DE AGOSTO

1