29 de octubre

SANTA ERMELINDA
Virgen

(Siglo VI)

   Tras hacer voto de virginidad, Santa Ermelinda abandonó el castillo de sus padres, donde desfilaban los pretendientes, y se retiró a Beauvechain para vivir en castidad y oración. Por desgracia se encontraban en esta ciudad un noble que se dedicaban a acosarla. Su ángel de la guarda la sacó de Beauchevain y la condujo a Meldert donde un buen sacerdote fue su director y la ayudó a vivir su vocación. Ermelinda, que asistía a misa cada mañana, llegaba todos los días descalza, tanto en invierno como en verano.   

VOLVER A SANTORAL DE OCTUBRE

 

1