REGIONAL

Página Principal

Directorio  
*2005 un año turbulento

Veracruz: entre catástrofes naturales y políticas

 

  •         * Bret llegó y puso en emergencia al estado

  •         * Los derrames químicos, el pan de cada día

  •         * Asesinan a líder obrera

  •         * Encuentran anomalías en la administración "alemanista"

 

Por Marisol González Olivo

 

Julio, como los meses anteriores, tampoco inició con buenas noticias, debido al paso de la tormenta tropical Bret. Es por esto que el gobierno de estatal solicitó el 1 de julio a la Federación, la declaratoria de emergencia para 14 municipios y con ello acceder a recursos del hermético Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Fidel Herrera Beltrán, dio a conocer los alcances que este meteoro dejó. Los daños ascendieron a más de 100 millones de pesos, mismos que fueron solicitados a la Federación para iniciar con ello la reconstrucción de las zonas afectadas.

Protección Civil del estado, por su parte, informó que  las localidades más afectadas fueron  Naranjos, Chinampa, Tamalín, Tantima, Benito Juárez, Tamiahua y Tempoal.

En este día también se dieron a conocer las cifras oficiales del paso de Bret por el estado, se contabilizaron tres mil 200 damnificados.

No obstante, y contrario a los datos oficiales, el 2 de julio se dijo que el número de damnificados fue de siete mil 500 familias. La alerta naranja continuó en12 municipios; otros nueve fueron declarados en emergencia por parte de la Secretaría de Gobernación (Segob), y ante esto, se realizó una evaluación para otorgar recursos provenientes del Fonden, por lo que el representante de la Segob en Veracruz, José Jaime Pérez González, anunció que en menos de tres días comenzarían a fluir dichos recursos financieros y así poder apoyar a los municipios afectados.

Y como ya era costumbre, este mes no estuvo exento de derrames químicos. El 13 de julio se reportó una fuga de gas metano en el municipio de Cotaxtla  y otro derrame de petróleo crudo en  Chacaltianguis. No se registraron decesos, pero sí, pérdidas millonarias en cultivos de azúcar.

La explicación al escape del gas, de acuerdo con reportes que dio la Subsecretaría de Protección Civil de Veracruz, estribó en la fractura en la tubería de una válvula del colector III Mata Pionche de Pemex Exploración y Refinación, lo que provocó la inminente fuga. Ante este suceso se desalojó a 15 familias que habitaban la comunidad de Paso Real.

Por su parte, el derrame de crudo reportado en Chacaltianguis, ocurrió con exactitud en la unidad de bombeo La Estación, el cual daño 13 mil toneladas de caña de azúcar; las comunidades que resultaron afectadas fueron Joachín, Laguna de Lagarto, La Pochota y El Pachal.

Al día siguiente, 14 de julio y apenas reponiéndose del susto que dejaron las anteriores fugas, se registró otra más de gas metano en la comunidad de Allende, al sur de Veracruz, en donde explotó un oleoducto en desuso perteneciente a Pemex, lo que provocó la muerte de dos personas y un lesionado. El Ejército Mexicano implementó el Plan DN-II y montó un operativo de seguridad en la región, hasta donde llegaron peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) para establecer las causas de la explosión.

Este mismo día y en este ámbito,  el gobierno de Veracruz, dio a conocer que el daño provocado a cultivos de caña, el día anterior,  no fue ocasionado por el derrame de petróleo crudo, sino que fue resultado de la mezcla de agua y residuos de productos que se utilizan en las labores agrícolas, como fertilizantes, solventes, gasolinas y diesel.

La entidad no se reponía aún de las afectaciones que dejó Bret semanas antes y el 18 de julio, unidades de Protección Civil declararon alerta roja ante el arribo del huracán Emily.

El martes 19 de julio, el gobierno del estado también instruyó preparativos para llevar a cabo el desalojo de personas asentadas en zonas de alto riesgo que pudieran resultar afectadas.

El 26 de julio, nuevamente Protección Civil declaró en alerta naranja ante la proximidad de la tormenta tropical Gert.

Al día siguiente, 27 de julio, después de que Gert tocó tierra, la entidad informó que los daños provocados ascendieron a 60 millones de pesos.

En otro tema y este mismo día, el pleno del Congreso del estado determinó proceder penalmente contra los titulares de dos organismos descentralizados y tres fideicomisos públicos del gobierno de Miguel Alemán Velazco, dando un plazo de cinco días hábiles para aclarar las graves irregularidades en el manejo de recursos públicos, que representaron un daño patrimonial para el estado del ejercicio fiscal del 2003.

Pero también hubo buenas noticias este mismo día 27. El actor Mel Gibson informó que Nanciyaga sería el escenario de su próxima cinta, “Apocalypto”; hablada en lengua maya y el contexto sería hace 500 años al arribo de españoles al nuevo continente, con esta buena nueva, tanto para los habitantes como para el turismo veracruzano, finaliza este mes, después de otros tantos derrames y del paso de fenómenos meteorológicos.

Se inició el octavo mes del año y el lunes 1 de agosto, Pemex anunció una inversión de dos mil 300 millones de dólares, los cuales serían destinados al mantenimiento de todas sus instalaciones petroleras en el estado. La paraestatal argumentó que la pretensión sería la consolidación de una cultura de prevención de accidentes. Algunas organizaciones sociales criticaron esta declaración y la consideraron como una mera burla.

Dos días después, el 3 de agosto, los gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera y de Campeche, Jorge Carlos Hurtado Valdez, afirmaron que no se realizarían clausuras en instalaciones de Petróleos Mexicanos. El mandatario veracruzano dijo que la paraestatal había invertido 32 mil millones de pesos en el estado, en los primeros siete meses de 2005.

El día 4, el diputado Alfredo Grajales Valente denunció que a una semana de que se emitieron los dictámenes por el Congreso local, mediante los cuales se concedió un plazo de cinco días para que ex alcaldes y ex funcionarios de la pasada administración de Migue Alemán aclararan las irregularidades en el manejo de los recursos públicos, la editora del gobierno veracruzano no los ha publicado en su Gaceta Oficial del Estado.

Por su parte, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública dispararon contra una avioneta de dos plazas que sobrevoló el espacio aéreo del penal de Pacho Viejo, el más grande de Veracruz, debido a que no se identificó ante autoridades estatales.

Horas más tarde, el organismo informó que al realizar investigaciones de los hechos se descubrió que la avioneta había sido contratada por una empresa privada, asentada en los alrededores del penal para sacar fotografías publicitarias.

Continuando con la estela de accidentes, fugas y derrames de químicos, el 5 de agosto se reportó un incendio en el cuarto de bombas del Complejo Petroquímico Morelos, en Coatzacoalcos, sin que se reportaran personas lesionada, autoridades señalaron que el incidente se derivó de un cortocircuito.

El gobernador Fidel Herrera declaró el 6 de agosto, que en su gobierno “nadie tiene privilegios”, esto ante el panorama de corrupción que se vivió en el estado durante la administración de su antecesor Miguel Alemán, el cual fue descubierto por  la mayoría de sus secretarios de despacho, quienes encontraron diversas irregularidades cometidas por  estos ex funcionarios.

Entre las anomalías se encontraron, la entrega de concesiones del transporte público; adquisición de chalecos antibalas; la compra de medicamentos; construcción de hospitales; manejo de recursos de fideicomisos y negocios relacionados con el equipo de futbol, Tiburones Rojos.

El mes se tiñó de sangre pues fueron asesinadas a balazos, la dirigente de la Unión General de Obreros Campesinos de México (UGOCM), en el municipio de Playa Vicente,  Edith Sosa Soler y su hija Claudia Edith Ortiz Sosa, quien se desempeñaba como juez en el registro civil. El suceso ocurrió al interior del domicilio de la hermana de la líder el  8 de agosto, ante ello, el gobernador explicó que las luchadoras sociales fueron quemadas por sus victimarios. Sin embargo la muerte de Sosa Soler se vio cubierta por la sospecha y un oscuro pasado de ésta.

Y se siguió con el pan de cada día, dos nuevos derrames de hidrocarburos, aceite y petróleo crudo se reportaron el 10 de agosto en  las comunidades de Las Choapas e Ixhuatlán del Sureste, con lo que sumaron 10 los incidentes ocurridos  hasta ese día en la entidad.

En Las Choapas se derramaron 19 barriles de aceite que afectaron principalmente un área de pantanos. Se dijo que el escurrimiento de aceite, supuestamente no causó daño alguno a los trabajadores ni a la población y que lo originó una presunta negligencia del personal de Pemex.

En Ixhuatlán del Sureste la explicación estribó en un derrame por goteo de crudo en una tubería que afectó el arroyo Mecayapan, debido a que duró varios días en ese estado.

Organismo ecologistas señalaron que el impacto al ambiente fue irreversible, aunque las autoridades estatales minimizaron el impacto.

Después del anuncio que hizo el actor Mel Gibson sobre su próxima cinta “Apocalypto” y su locación en el estado, el 20 de agosto visitó Veracruz para elegir las locaciones en la región de Los Tuxtlas.

En el ámbito de la política y dentro de los preparativos para la reunión plenaria que sostuvieron 224 legisladores del PRI en Boca del Río, se informó el 22 de agosto la asignación de instrumentos y transporte para los asistentes al encuentro. Entre éstos, destinaron dos autobuses para llevar de paseo a las esposas de los diputados, líneas telefónicas, servicios de primeros auxilios y hubo obsequios para los legisladores de parte del gobernador Fidel Herrera.

Para el 24 de agosto, el mal tiempo continuó en la entidad y las lluvias no cesaron, lo que derivó en el desbordamiento de por lo menos 10 ríos y 25 mil damnificados, asimismo en Xalapa se reportaron cinco muertos y en los 10 albergues se refugiaron mil 695 personas, dentro del Plan DN-III, implementado por el Ejército mexicano.

En el municipio de Zontecomatlán quedaron incomunicados 17 poblados, mientras que en la carretera Naranjos-Ilamatlán se registraron 35 derrumbes. Todo esto como consecuencia de la tormenta tropical José.

Al día siguiente (25 de agosto), según cifras oficiales,  el número de damnificados que dejó a su paso la tormenta tropical José osciló en 80 mil personas, quienes se refugiaron en los distintos albergues. Se estimó que los daños alcanzaron 500 millones de pesos, debido a las afectaciones en 120 municipios, entre ellos Martínez de la Torre, Misantla, Nautla, San Rafael, Vega de la Torre, Actopan, Cardel y Úrsulo Galván.

Las afectaciones en  la infraestructura carretera estatal ascendieron a 350 millones de pesos en  por lo menos en siete municipios, como Naranjos, Agua Dulce, Jáltipan, San Andrés Tuxtla, Hidalgotitlán, Tenochtitlán, Cosoleacaque, Chinameca y Catemaco.

Luego de la tormenta y de que las primeras consecuencias comenzaron a fluir, el presidente de la República, Vicente Fox visitó las zonas afectadas por José, estuvo acompañado por los secretarios de Defensa Nacional, general Gerardo Clemente Vega; de Marina, almirante Marco Antonio Peyrot; de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, y de la entonces coordinadora de protección civil de la Secretaría de Gobernación, Carmen Segura.

Funcionarios estatales aprovecharon la visita para reportarle oportunamente al jefe del ejecutivo las afectaciones en el sector campesino, escolar y pesquero. Por su parte la secretaría de Salud envió 90 brigadas activas para evitar epidemias; en tanto que la titular de Sedesol, anunció la liberación de cinco millones de pesos para atender urgencias.

Diconsa  también entregaría 120 mil despensas e igual número de colchonetas a la Coordinación de Protección Civil para que ser distribuidas entre los damnificados de la tormenta tropical José.

El 26 de agosto, el  temor continuó ante la, todavía, tormenta tropical Katrina; la Comisión Nacional del Agua (CNA) decretó estado de alerta en todos los municipios veracruzanos por las lluvias que previó ocasionarían escurrimientos a los ríos.

Ante el panorama de desastre en que se vieron envueltos algunas regiones de Veracruz, el día 28, el gobierno estatal activó un cerco sanitario en 43 municipios, con el objetivo de evitar epidemias. El programa de salud llegó hasta las zonas de San Andrés Tuxtla, Martínez de la Torre, Cosamaloapan, Coatzacoalcos, Xalapa y Veracruz, en las que se brindaron mil 634 consultas médicas y  se entregaron casi cuatro mil sobres de Vida Suero Oral; asimismo se distribuyeron 10 mil frascos de plata coloidal para desinfectar el agua, así como cremas antimicóticas, con las que se aliviaron enfermedades de la piel por el contacto con el agua contaminada.

Por otro lado, el Ejército mexicano desactivó este mismo día, el operativo de ayuda Plan DN-III en la entidad.

Continúa