Añadido un nuevo video en la sección videos de fútbol .

HISTORICOS
ESTRELLAS
TALENTOS
PERSONAJES
EQ. LEGENDARIOS
PARTIDOS
CARTERA
BALONES
ESPECIALES
CADIZ CF
HISTORICOS
ULTIMAS ENTRADAS  |   POR PAÍSES  |   TODOS A-Z
Charro Moreno | José Manuel Moreno
Nació en La Boca el 3 de agosto de 1916. Procedente de una familia humilde y trabajadora; se crió en los alrededores de la Bombonera, uno de sus grandes amores, que de reojo lo veía patear en los potreros de la calle Brandsen.
Se fue a probar a la 5ª de Boca y en la práctica metió dos goles, pero lo rechazaron y lo mandaron casa. Apenas unos días después, su padre le consiguió un trabajo en El Gráfico, doblando pliegos y archivando material. Parecía que allí terminaba su sueño de futbolista; sin embargo, en la revista conoció a Tito Sánchez, que lo llevó a probarse a River aprovechando sus contactos. Atrás había quedado un vano intento por convertirse en boxeador profesional (lo hizo como amateur), cuando un cross de derecha le dejó la nariz mirando para allá , característica que arrastró el resto de su vida.
River lo acogió en sus filas y lo inscribió en la plantilla de la 4ª especial. Posteriormente subió al primer equipo, con el que debutó en una gira por Brasil, contra Botafogo, en Río de Janeiro (ganó River por 2 a 1).
Apareció en River en 1934 y fue titular en el 36 junto a otro ingeniero del fútbol, Adolfo Pedernera. En sus comienzos compartió la delantera junto a Peuchele, Renato Cesarini y Bernabé Ferreira. Pero tras la retirada de éstos pasó de jugar en la izquierda a jugar de entreala derecha donde rindió a su máximo nível y donde empezó a forjarse la Máquina de River, con Pedernera como delantero centro, Labruna y Loustau en el ala izquierda y Moreno en la derecha.
A partir de aquí River se muestra intratable y Moreno despliega sus gambetas, sus cabezazos, su capacidad estratégica, su habilidad, su potencia y sus goles.
En los dos primeros torneos que jugó, River fue campeón y Moreno el goleador, por encima de Bernabé Ferreyra.
Con la selección argentina se proclamó Campeón de los Torneo Sudamericanos de 1941 y 1947.
En 1944 con 4 títulos de la Liga Argentina en su palmarés, se fue a México ante una tentadora oferta para integrar el España de ese país. Allí tuvo como compañero a Isidro Lángara.
Cuando volvió al equipo de la banda cruzada en 1946 fue compañero de otro grande del fútbol mundial: Alfredo Di Stefano. A su vuelta, 40 mil espectadores abarrotaron el estadio de Ferro en un partido que finalizó River 5 - Atlanta 1, con tres goles de Moreno. Aquella tarde, el público invadió el campo debido al derribe de los alambrados y a la euforia desatada. Moreno ganó el 5º título de Liga con River en su retorno.
En 1948 tras la huelga en el fútbol argentino, cuando se supo que la Universidad Católica de Chile lo traería a sus filas, muchos se negaron a creerlo. Otros criticaron la decisión de los dirigentes de gastar sumas que fueron consideradas "siderales" para la época: 1500.000 nacionales pagados a River Plate por el pase. Llegó a los 33 años, precedido de notables campañas en River Plate. A esa altura, el jugador era considerado una leyenda en el fútbol argentino y sudamericano.
En 1950 a los 34 años juega 23 partidos con Boca Junior y marca 7 goles. Su siguiente destino fue el Defensores de Uruguay. Luego Ferrocarril Oeste, donde jugó 15 partidos, en 1953.
Después pasó al Deportivo Independiente Medellín en 1954. Durante 3 años fue jugador y técnico, dándole al DIM 2 Campeonatos. Cuando quería, entraba al campo y marcaba uno o dos goles. Se fue, pero volvió a dirigir al rojo en 1960, dándole otro subcampeonato en 1961 (incluso alcanzó a jugar unos partidos).
Su último partido fue en 1961 y tenía 44 años. Jugó de entreala atrasado, capitán y director técnico. Faltando cinco minutos para terminar el partido, levantó los brazos, saludó al público y se fue al vestuario olvidándose del cambio. La ovación fue memorable. Como para no serlo. Le habían ganado a Boca Juniors 5 a 2 con dos goles que tenían la firma del “charro” Moreno.
A su retirada, fue técnico de Boca, de River, Huracán, All Boys y de la Selección Argentina.
Murió el 26 de Agosto de 1978, después de ver a su amado país proclamarse campeón del mundo.
Características
Tenía notables condiciones técnicas: habilidoso, creador y letal en sus movimientos para definir. No sólo definía con ambas piernas, sino que era un cabeceador formidable.
Además de sus virtudes técnicas, poseía un aguzado instinto goleador como demuestran sus estadísticas de más de medio gol por partido a lo largo de su carrera.
Estadísticas
A lo largo de su carrera en las Primeras Divisiones, jugó 359 partidos y marcó 187 goles, es decir más de medio gol por partido.
Jugó con River 321 partidos y marcó 179 goles.
Fue internacional argentino en 33 ocasiones y marcó 20 goles.
Anécdotas
Una de las historias más curiosas de la vida del Charro fue la peculiar relación que mantuvo con su padre Don José, quién fue su mejor amigo y su principal valedor. Con frecuencia se los veía viernes y sábados por la noche en tenidas nocturnas de copas, baile y chicas bonitas en los más destacados y lujosos cabaretes de Buenos Aires. A veces se les sumaba algún compañero de River. Era una relación muy especial y la gente creía que eran hermanos. Don José seguía a su hijo a todas partes.
Cuando jugaba de local tenía una platea muy cerquita del túnel del estadio Monumental, túnel por el cual salía River y obviamente su hijo. Siempre al pasar a un par de metros de su padre rumbo al centro del campo de juego, la primera sonrisa y el primer saludo eran para él. Cuando marcaba algún gol, señalaba con el índice de la mano derecha la platea de Don José, quién se incorporaba como un resorte agitando ambas manos y devolviendo el saludo. Hasta que un día el destino lo puso a prueba y la muerte se llevó a Don José. Se había quedado sin su admirador más fiel, su consejero y su inseparable compañero. Para José Manuel Moreno fue un duro golpe, del que tardó en reponerse. Al punto de que sus compañeros tuvieron que hacerle retornar a las pocas semanas y en un pacto con Antonio Liberti, presidente de River, destinó parte de su sueldo para que la butaca que estaba pegada al túnel permaneciera vacía y custodiada, sin que nadie la ocupase.
Muchos años después el “charro” Moreno contaría que cuando el pasaba por al lado de la butaca y saludaba no la veía vacía, veía a su padre y cuando hacía un gol sentía la misma sensación que cuando estaba vivo. Miraba el lugar y veía los brazos que se agitaban y sentía los besos que le enviaba Don José.
El nombre de Moreno siempre se escribirá con letras mayúsclas en la historia del fútbol argentino y es que muchos tuvieron en el "Charro" a su gran maestro, uno de ellos Don Alfredo Di Stéfano. Pese a ello Moreno nunca se significó por llevar una vida de deportista, los que le conocieron comentan que antes de cada partido, devoraba una fuente de puchero de gallina y vacíaba más de una botella de vino tinto. Los dirigentes de River quiseron corregir su forma de vida y Moreno se llevó una semana tomando solo leche, pero en el siguiente partido realizó el peor partido de su vida, por lo que retomó sus "malos" habitos y el club lo suspendió tomando una polémica decisión. Sus compañeros se puesieron en huelga y River tuvo que jugar nueve jornadas con suplentes.
Así era Moreno, un jugador que fuera de la cancha llevaba una vida un tanto desordenada pero que dentro de ella era genial, abrumador por su personalidad y su cerebro y de un carisma arrollador.
Con el "Charro" pese a que como todos sabemos se cuidó muy poco no pudieron ni el paso de los años, puesto que fue uno de los futbolistas que más años jugó en Primera División, durante veinte años, y marcando la diferencia con su inteligencia y su calidad.
Trayectoria
River Plate, 1934 a 1944.
España (méxico), 1944 a 1946.
River Plate, 1946 a 1949.
Universidad Católica, 1949/50. Boca Junior, 1950.
Defensores de Montevideo (Uruguay), 1952.
Ferrocarril Oeste, 1953.
Como entrenador/jugador:
Independiente de Medellín, 1954 a 57.
Independiente de Medellín, 1960 a 62.
Como entrenador.
Colo Colo, 1963.
Boca Junior.
River Plate.
Huracán.
All Boys.
Seleccionador nacional argentino.
Palmarés
5 veces Campeón de la Liga Argentina con River en 1936, 37, 41, 42 y 47.
2 veces Campeón del Torneo Sudamericano con la selección Argentina, 1941 y 1947.
Campeón de la Liga mexicana con el España, 1945/46.
Campeón de la Liga Chilena con la Universidad Católica en 1949.
3 veces Campeón de la Liga Colombiana con Independiente de Medellín, 1954, 1955 y 1957.

Activos desde el 3 de Junio del 2002    |    contactar    |    red.futbolweb.net