Portada
¿Quiénes somos?Sitios de InterésOficina de Información Reclamos y Sugerencias (OIRS)
Mapa del sitio
Buscar
Descontaminación Atmosférica
Control de la Contaminación
Protección de la Naturaleza
Educación Ambiental
Participación Ciudadana
Evaluación de Impacto Ambiental
Normativa Ambiental
Tablas COREMA
Ruidos molestos en Santiago
En 1989 se realizó un catastro para saber a qué niveles de ruidos estaba expuesta la población de Santiago. Uno de los datos que arrojó dicho estudio fue que que sólo el 20% de la población que permanece por trabajo o habitación cerca de vías principales, no tiene riesgo de pérdida auditiva.

Desde 1998 se cuenta con una legislación que resguarda a la población de la exposición a ruidos excesivos. Sin embargo, existen lugares en el Gran Santiago donde los niveles permitidos se sobrepasan con holgura. En este sentido, los colegios del centro de la capital están expuestos a 60 y en algunos casos a 70 decibeles lo que es mucho si se toma en cuenta que la norma habla de 60 de día y 50 de noche.

La situación en la ciudad de Santiago fue catastrada en 1989, por encargo de la Intendencia de ese entonces. Actualmente se organizan los recursos para una actualización. Sin embargo, especialistas estiman que la situación de hoy no varía mucho respecto a la de 1989. Habría más vehículos, que sería la principal fuente de ruidos de la ciudad, pero más modernos y con calles mejores.


Debemos bajar los índices de ruido en nuestra ciudad... Letreros como este debieran ser respetados con el fin de lograr un beneficio directo para la población... (Foto: Newtenberg.com)

Según el catastro mencionado:

  • Sólo 20% de la población que permanece por trabajo o habitación en la proximidad de vías principales no está expuesta a ningún riesgo de pérdida auditiva.
  • El 57% de la población que permanece por trabajo o habitación en la proximidad de vías principales se encuentra expuesta a niveles que exceden entre 0 y 5 dB el criterio EPA y, por lo tanto, tienen un riesgo leve de pérdida auditiva.
  • Un 21% de la población que permanece por trabajo o habitación en la proximidad de vías principales se encuentra expuesta a niveles que exceden entre 5 y 10 decibles el criterio EPA y, por lo tanto, tienen un riesgo mediano de pérdida auditiva.
  • Un 0,84% de la población que permanece por trabajo o habitación en la proximidad de vías principales se encuentra expuesta a niveles que exceden más de 10 decibles el criterio EPA y, por lo tanto, tienen un riesgo alto de pérdida auditiva

El mismo catastro determinó que en toda la ciudad de Santiago las viviendas requieren que su construcción tenga un tratamiento acústico especial. Y que más de la mitad de la ciudad no sería apta para uso residencial, según criterios estadounidenses.

En tanto, cerca de un 70% de la población santiaguina está expuesta a serias interferencias de su sueño por ruido que excede 65 dB.

A juicio de la autoridad son las micros y el tránsito en general los mayores contaminantes por ruido y esto puede traer varias consecuencias directas para la salud de las personas.

De hecho, se le atribuye al exceso de ruido:

  • Stress,
  • Malgenio
  • Cambios de ritmo cardiaco
  • Contracción de las arterias
  • Disminución de los tiempos de reacción
  • Baja en el rendimiento y la concentración

Recientemente el Servicio Metropolitano del Medio Ambiente (SESMA) concluyó con un estudio donde se determinaron las esquinas de Santiago con mayores niveles de ruido. En dicho documento se estableció, además, que en todas esas arterias los niveles de ruidos eran sobrepasados, llegando, incluso a los 70 y más decibeles, siendo 50 lo óptimo.


La norma dice que debiera ser 50 db el máximo permitido... en algunas esquinas de nuestra capital el ruido sobrepasa los 70 db lo que es muy peligroso... (Foto: Newtenberg.com)

Las esquinas con mayor cantidad de ruido son, sólo por nombrar algunas:

  • Nataniel con Eleuterio Ramírez con 78,6 db.
  • Santa Rosa con Cóndor con 76,4 db.
  • Independencia con calle Quilicura con 76,3 db
  • San Pablo con Almirante Barroso con 76,2 db.
  • Independencia con Teniente Yábar con 75,9 db.

Asimismo, se logró establecer que la responsabilidad del 70 % de la contaminación acústica de las calles corresponde a la locomoción colectiva. Sin embargo, la Unidad de Descontaminación Acústica del Sesma, aseguró que la solución al problema no pasa por una gran inversión.

En efecto, para los responsables de esta unidad, una buena parte de los ruidos de la capital que provienen de la locomoción colectiva corresponde a bocinazos, frenos, música muy alta en los buses o al hecho de que los dueños de microbuses saquen los silenciadores de los tubos de escape o al convertidor, suponiendo que así los motores tendrán mayor potencia.

Esta unidad pretende que en la próxima licitación de recorridos de la locomoción colectiva se incorpore la variable ruido, con el fin de volver más eficiente el sistema desde el punto de vista ambiental y económico.

Vea además el Decreto Supremo Nº 146/97 que establece la norma de emisión de ruidos molestos generados por fuentes fijas.

Subir
Volver

CONAMA Región Metropolitana de Santiago, Moneda Nº 970, piso 12. Santiago, Chile. Tel: (56-2) 671 3052, fax: (56-2) 671 7710. Todos los derechos reservados 2007 ©.