España llama a la "calma" y el "diálogo" a Colombia, Venezuela y Ecuador

MADRID (AFP) — El Gobierno español hizo un "llamamiento a la calma" este lunes a las autoridades de Venezuela, Colombia y Ecuador después de los acontecimientos de los últimos días y reclamó a estos países en un comunicado que hagan uso del "diálogo" y la "buena fe".

"España hace un llamamiento a la calma y encarece a las partes para que resuelvan sus diferencias, utilizando los canales diplomáticos, por medio del diálogo, la cooperación entre vecinos y la buena fe", suplicó el Gobierno español en un comunicado emitido por el ministerio de Asuntos Exteriores.

El Ejecutivo español "sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos", "permanece en contacto con las partes" y "se pone a su disposición para colaborar en la recuperación del clima de entendimiento que debe reinar entre países vecinos", ofreció.

Colombia, Ecuador y Venezuela son "partícipes de la misma historia y miembros activos de la comunidad iberoamericana", recordó.

El sábado, militares colombianos entraron en suelo ecuatoriano en una operación en la que murió un jefe de la guerrilla de las FARC, lo que provocó que Ecuador y Venezuela cerraran el domingo sus embajadas en Bogotá y movilizaran tropas a la frontera con Colombia.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamó por teléfono el domingo al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para "explicarle lo sucedido", confirmaron a AFP fuentes de la presidencia española, tal y como indicó el propio Correa en un mensaje a la nación.

Zapatero "de momento no va a tomar ninguna iniciativa", añadieron las fuentes, el ministerio indicó a AFP que mantiene con estos países "los contactos normales" por vía diplomática y que "por el momento no hay nada previsto".

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reiteró el llamamiento a que estos países "resuelvan las diferencias y tensiones a través del diálogo, la colaboración y la cooperación" como "la mejor manera de resolver las dificultades".

El ministro español expresó su "preocupación" por estos hechos y dijo que en las "próximas horas" espera hablar con sus homólogos de Colombia y Ecuador, tras lo cual "se extraerán conclusiones" de una posible solución a esta crisis, para la que Exteriores también "tiene varias ideas", aseguró.