Un proyecto regional y buenos precios impulsan el interés por expandir el cultivo
Volver al cacao, la bebida de los dioses mayas
Germán Briceño german.briceno@la­pren­sa.hn


El presidente de Aprocacaho, Aníbal Ayala, revisa una muestra de cacao expuesta ayer en el congreso.
El presidente de Aprocacaho, Aníbal Ayala, revisa una muestra de cacao expuesta ayer en el congreso.
San Pedro Sula.

Es bueno para el productor por los precios de comercialización, y para el país por los ingresos, la diversificación y la protección del ambiente.

El cacao está de moda y en Honduras se espera aumentar la producción tanto de la variedad tradicional como de la fina. Ayer se realizó en las instalaciones de la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola, Fhia, el primer congreso nacional sobre cacao y el presidente de la Asociación de Productores de Cacao de Honduras, Aprocacaho, Aníbal Ayala, habló con NEGOCIOS a cerca del tema.

¿Cuál es el objetivo del congreso?
Lo que buscamos es que el productor vuelva a incentivar el cultivo para ampliar el área, ya que estamos deficitarios y tenemos capacidad para sembrar hasta 30 mil hectáreas de cacao, que el año pasado significaron unas 650 toneladas de producto y para este se esperan apenas 50 o 100 más. La idea es producir y aprovechar los buenos precios.

¿Cuántas hectáreas sembradas hay?
Se pueden contar unas dos mil hectáreas trabajadas por 1,800 productores, pero el promedio de siembra es muy bajo: de una manzana cada uno.

¿Cuáles son las razones para que el área cultivada sea tan poca?
El huracán Mitch destruyó la mitad del área. Teníamos más de 3,500 hectáreas, pero la mitad se perdió. Luego tuvimos el problema con la monilia y posteriormente tuvimos una etapa de bajos precios, que no se veía hace 75 años, esto desincentivó la producción. Se llegó a 600 dólares la toneladas, que significaban unos 18 dólares por quintal. Hoy el precio alcanzó los 2,792 dólares.

¿Qué ha pasado con la monilia?
No se ha controlado, pero ya hemos aprendido a vivir con ella. Antes éramos cosechadores de cacao simplemente, pero ahora somos productores con más capacitación y conocimiento de lo que hacemos. Entonces la controlamos más y sabemos cómo prevenirla con herramientas manuales y con observación de las plantas. Ya no somos cacaoteros primitivos.

¿Cuál es la tendencia mundial?
Los precios están muy buenos. En marzo, por ejemplo, cuando se registró uno de los precios más altos del año, se llegó a 2,980 dólares el cacao convencional, pero hay ofertas de cacao fino y orgánico que se pagan arriba de cinco mil dólares la tonelada.

¿Estamos produciendo cacao fino?
Estamos en la etapa de cultivo y creemos que en dos o tres años tendremos ya producción. Se están reproduciendo las plantas con el apoyo de la Fhia, Technoserve y Xoco. Hay empresas que están vendiendo plantas para ello.

¿Hay mercado para el cacao orgánico?
Los países europeos, principalmente, están interesados en ese tipo de cacao por el sabor y aroma que mantiene nuestro producto de origen y que era conocido como la bebida de los dioses mayas. Con el tema de la salud, todo el mundo está buscando comer chocolates que sean buenos.

¿Cuál es el mercado del cacao fino?
El cacao fino puede salir para cualquier parte del mundo, ya que es usado en la elaboración de los chocolates gourmets, que son especiales y cuyo precio puede llegar a los 200 o 300 dólares el kilo.

¿Cuáles son los retos para los productores?
Lo primero que deben hacer es capacitarse para saber lo máximo que se pueda sobre el producto, luego buscar el apoyo técnico y la asesoría de entidades como la Fhia y ampliar las áreas de producción mediante la rehabilitación de otras que están en desuso. Si se va a producir un cacao orgánico, se tienen que olvidar de fertilización o controles de plagas con químicos para hacerlo de manera orgánica.
Se habla de un proyecto centroamericano para incentivar la producción, ¿en qué consiste?
Se llama Proyecto Cacao Centroamérica, PCC, que se desarrolla en los seis países de la región, desde Panamá hasta Belice, sin contar con El Salvador porque su producción de cacao no es significativa. Es apoyado con fondos, por cinco millones de dólares, del gobierno de Noruega y busca colaborar con mil productores por cada país mediante la entrega de semillas de alta calidad genética. Esperamos que a finales de los próximos cinco años se tenga esa cantidad de producción en cinco años.

¿Cómo acceden los productores a este proyecto?
Esto se está dando por medio de las asociaciones de cacao. Lo primero será crear las áreas demostrativas con árboles maderables para que el productor vea el beneficio y pueda obtener las yemas mejoradas de manera gratuita.

En el congreso se habla de asociar el cultivo de cacao con maderables, ¿cuál es la idea?
Sí. La idea es que el productor mezcle el cultivo del cacao con maderables que, según la Fhia, pueden ser San Juan, cedro y caoba, que además se comercializan con un alto valor.

¿Se puede mezclar cultivo de granos básicos con cacao?
No, porque necesita sombra moderada.

Los expertos hablan

Eduardo Somariva
Representante de PCC

“El proyecto regional busca mejorar la competitividad de los pequeños productores, conservar el ambiente y mejorar la provisión de servicios ambientales en los cacaotales. Se beneficiarán seis mil familias que cultivan 8 mil hectáreas y 10 organizaciones que compran una cantidad similar”.

Jesús Sánchez
Experto de la Fhia
“La producción de cacao fino y orgánico es muy rentable, ya que en comparación con los productos de cacao tradicional, los primeros tiene un valor cinco veces mayor. Es una oportunidad para que los productores nacionales obtengan mejores ingresos y aprovechen los buenos precios”.




LaPrensahn.com Derechos Reservados - 2008