Fonda de Santa Clara
Bienvenidos Menú Restaurantes Temporada Banquetes Reservaciones

 

Santa Clara

La Empresa
Restaurantes
Servicios
Nuestro Menú
Conociendo Puebla

 

Extras
· Home
· Contáctenos
· Enlácenos
· Enviar Noticias
· Hoteles en Puebla
· My Santa Clara
· Recomiéndenos
· Secciones
· Temas
· Web Links

 

Idiomas
Selecciona Idioma de la Interfaz:

English Spanish

Mole Poblano

     
 

Mole Poblano

Monjas de Santa ClaraEl Mole existía desde la época prehispánica, pero el Mole Poblano nació en 1680, cuando el Obispo de la Ciudad de Puebla, Manuel Fernández de Santa Cruz, pidió a las monjas dominicas del Convento de Santa Rosa que prepararan las viandas y en especial un platillo autóctono de calidad para agasajar a su Excelencia el Virrey de la Nueva España (México) Don Tomás Antonio de la Cerda y Aragón Conde de Paredes y Marqués de Laguna (protector de Sor Juana Inés de la Cruz) quien los iba a visitar.

Las monjas se dispusieron a preparar platillos y el mejor fue el de Sor Andrea de la Asunción y de quien dice la historia la palabra “mole” procede de la exclamación de una monja quien al observar a Sor Andrea de la Asunción preparar la receta dijo aturdida “pero como mole”, a lo que sus compañeras le dijeron “muele Hermana, muele Hermana”.

La idea de experimentar con platillos nuevos fue de Sor María del Perpetuo Socorro y así fue que con la mezcla de una salsa autóctona, el Mulli (hecho a base de cuatro chiles mezclados) a la que se le incorporó aproximadamente veinte especies para que no picara, tales como almendra, chocolate, cacahuate, ajonjolí, plátano, semilla de cilantro, pasas, canela, piloncillo, etc…. Estos ingredientes pertenecen a dos culturas, la española y la indígena (del Viejo Continente: almendra, clavo, canela; de México la gran variedad de chiles).

Además se le añadió ajo, cebolla y tortilla de maíz, se molieron estos ingredientes y se elaboró lo que hasta nuestros días es el Mole Poblano.

En recompensa de haber deleitado el paladar del Virrey, el Obispo les regaló a las monjas una cocina adornada con azulejos de talavera que aún pueden admirarse en el Museo del Antiguo Monasterio de Santa Rosa.

Dado el éxito los demás Conventos solicitaron la receta del platillo que se empezó a poner de moda en las casas de los ricos y poco a poco se hizo muy popular hasta convertirse en el platillo predilecto para las grandes ocasiones.

Desde entonces el mole se convirtió en el platillo nacional por excelencia.
  


(458 palabras totales en este texto)  (7610 Lecturas)   Versión Imprimible
 
 


  Fonda de Santa Clara
3 Poniente 920. Col. Centro, C.P.72000, Tel. +52 (222) 246 1919
Puebla, Pue., México
Derechos Reservados © 2007

Desarrollado por DSTR