NOTICIAS
Principal
Política
Economía
Sociedad
Policial
Cultural
Internacional
Deportes
Especial
Multimedia
DOMINGO
OPINIÓN
Editorial
Columnistas
Colaboradores
Cosas de la tribu
Cartas del lector
SERVICIOS
Televisión
Cine
Agenda cultural
Horóscopo
Aviso Legal
Mastergrama
Crónica Judicial
Chiclayo
Trujillo
Arequipa
Piura
LINKS
Libero
El Popular
Principal arrow Política Jueves, 28 de Agosto 2008
El mea culpa de García y el hayismo

La República puso en debate el libro La Revolución Constructiva del Aprismo. Teoría y Práctica de la Modernidad, escrito por el presidente Alan García, y para ello buscó a dos analistas políticos que revisaron cada una de las 132 páginas del libro. Aquí sus opiniones.

 Image
LEYENDO AL PRESIDENTE

Hugo NEira

a República me pide un ejercicio de lo más difícil. Comentar el último libro de Alan García. Y es difícil por que nadie me va a creer que lo pide esta redacción, Inés Flores, sino Palacio. Así están las cosas en esta desconfiada peruanidad. El libro ensaya establecer una concordancia entre políticas presidenciales actuales y el legado filosófico-político del Fundador. Alan se sitúa como el continuador. Por eso su libro se abre con una dedicatoria del propio Haya, "el mandato que debe seguir". Y otra nota emotiva, el recuerdo del hermano recientemente fallecido "extraño su mano y el viento de Barranco".

El libro oscila entre dos públicos, dos tentaciones. Los del partido y los ciudadanos de a pie. Para los primeros, hasta el capítulo III, es compendio de doctrina, y el autor va para ello al país del pasado y de los grandes muertos. Tiene entonces, un aire de canonización, de narración del presente como confirmación de la intuición del Fundador, aspecto litúrgico en el que ni me meto. Asunto intrapartidario. Pero tiene otro eje, las modernizaciones, que el propio Alan descubre en su segundo mandato y en esta hora del mundo. La cosa arranca en el capítulo IV. La revolución de las modernizaciones que resulta que son siete, que " encara el aprismo".

Prudencia presidencial, nada de decir a mí se me ha ocurrido eso. ¿No dice un clásico, que nada es más difícil a un ser humano que hablar de sí mismo?

Pero están los límites. Cierto, es esfuerzo del intelectual-presidente por narrar y justificar lo que hace en doble clave ideológica ( aprista) y práctica gubernamental de cada día. Un mérito, el debate de ideas en un paisaje peruano adaptativo y existista, donde la regla es pasarla ligero, light, con tratamientos rápidos, desculpabilizados. Además esa tarea escritural de AGP contradice la regla del perfil bajo de quien duerme en Palacio, que por lo general no suele escribir. Pero me pregunto si esta fabricación de significados de AGP, ese ejercicio tan arduo de decir yo soy la continuidad ( de Haya) y la diferencia de los otros ( el marxismo, Chávez, etc. ) le interesa al ciudadano consumidor de bienes corrientes que se disparan. A ese vasto auditorio de ciudadanos roídos menos por si el espíritu del jacobinismo aprista del pasado se encarna o no en la " realpolitik" del compañero García, y más, roñosamente, por el precio de la arveja blanca que ha pasado de 1.58 el kilo a 3.21. O el tomate, el haba y el limón por los cielos. Así son los pueblos, inmediatistas.

¿ Qué no está ? O lo he leído muy rápido, nada del desplome moral y psicológico producido en los noventa, cuando estaba él mismo perseguido y ausente, cuando millones de peruanos aprobaron la "utopía mafiosa" de Alberto Fujimori. Porque, Señor Presidente, ese clima achorado que usted mismo encuentra y señala en los textos dedicados al perro del hortelano, ese ánimo desilusionado rabioso y negacionista, nace en el Perú, se afianza y se queda, cuando Fujimori establece el toque de las ideas políticas y la praxis generalizada de la corrupción y el amiguismo. Entiendo que no lo diga, sería como abusivo, usted en Palacio, el Chino en rejas. Pero se entiende que yo no podía coger la pluma ( en realidad, el iMac último modelo) sin notar esa ausencia. Y también discrepar que le cargue las tintas a Velasco a la hora de sus personales descargos. No, no hubo inflación con el general que hizo la Reforma Agraria. Por lo demás de acuerdo. Aunque lástima que no hubo una línea sobre la no-lectura. No leen, Presidente. Así que lo leerán los letrados políticos, que cada día somos menos.

EPUR SI MUOVE

Sinesio López

lgo está pasando en el Apra luego de la publicación de los artículos de García sobre el perro del hortelano. No conozco la profundidad ni la amplitud del descontento y de las discrepancias en el viejo partido de Alfonso Ugarte, pero algo se mueve allí. De lo contrario, García no se hubiera visto obligado a publicar un pequeño libro que está dedicado a los militantes apristas a los que trata de explicar (y justificar) sus actuales posiciones conservadoras.

La primera parte del libro tiene como objetivo mostrar que Haya también (como él) llegó a ser un conservador a través de un largo proceso de maduración intelectual y político. Presenta tres etapas históricas [de la exportación y el feudalismo (1895-1930), la de la industrialización y la urbanización (1930-1970), y la de la recesión, el endeudamiento y la informalidad (1970-1990)] a través de las cuales las ideas de Haya tanto en la teoría como en la política se fueron afinando y cambiando. Esta parte está llena de citas, justamente las más conservadoras de los escritos de Haya, porque, como todo autor complejo, es posible señalar otras menos involutivas de sus primigenias posiciones políticas, más reformistas, pero García selecciona cuidadosamente las más conservadoras para legitimar las propias ante la militancia. La tesis central de esta parte es que la radicalidad de Haya se expresó en la primera versión de El Antiimperialismo y el Apra de 1926 y que, en las versiones posteriores de 1930 y 1936, Haya planteó posiciones más moderadas porque fue percibiendo a medida que maduraba en la edad y en el pensamiento nuevas realidades e inéditos cambios que justificaban sus "renovadas" ideas y sus planteamientos menos radicales. Sostiene que sus críticos se han congelado en las posiciones de 1926.

Encuentro más interesante la segunda parte, que García llama "Reflexión autocrítica sobre el gobierno aprista" (1985-1990). La tesis central de García es que el Apra entre 1980 y 1990 no fue hayista sino velasquista, que la oposición aprista al gobierno liberal de Belaunde (1980-1985) se hizo en defensa de las reformas de Velasco y que su primer gobierno se realizó bajo la orientación política según la cual el Apra no podía dar marcha atrás en las reformas velasquistas porque la mayoría de los militantes apristas creían que Velasco había realizado las reformas que el Apra había venido predicando desde 1931. Es la primera vez, creo, que García hace una crítica sincera de su desastroso primer gobierno y señala las razones de su fracaso. Lo que García está reconociendo es que el Apra fracasó en el primer gobierno porque no aplicó en esa etapa las ideas neoliberales que hoy aplica sin ruborizarse porque no es débil sino valiente pues no se guía por el "que dirán" de los extremistas. Estos, para un neoliberal converso como García, son todos los que no comparten sus ideas.

La tercera parte presenta, en el más puro estilo de la política china a la que admiró tanto Haya y que admira García, las siete modernizaciones que se propone realizar el Apra en este segundo gobierno. Para un partido de gobierno, estas son orientaciones de política demasiado generales y vagas. Eso explica quizás que muchas propuestas de políticas provengan de sus repentinas inspiraciones que pretende convertir rápidamente en leyes.

En conclusión, el nuevo librito de García tiene la virtud de mostrar, además de viejas ideas y una sorprendente autocrítica, las aguas movidas en el viejo partido de Haya, el mismo que, pese a su antigüedad y a su ritualismo, epur si muove.

 
< regresarenviar por correoimprimir
Buscador
Ediciones Anteriores
RECOMENDADOS DEL DIA
Tributo a Mario Benedetti en Uruguay
Los paisajes y retratos de Teófilo Castillo
Juez de Nicaragua sentencia a Ernesto Cardenal por difamación
Andahazi vuelve a juicio
 

Logo Certifica


Logo IAB
imagen_pie_pagina
  2008 Grupo La República - Todos los derechos reservados
Política de PrivacidadCréditosTarifarioContacto
imagen_pie_pagina
PERU TRAVEL PERU TOURS PERU FLIGHTS HOTEL IN PERU INCA TRAIL CUSCO MACHU PICCHU ARGENTINA TRAVEL ARGENTINA FLIGHTS PATAGONIA CHILE TRAVEL MEXICO TRAVEL BRAZIL TRAVEL