Francisco Avilán no quiere hablar sobre los "cachirules"

En 1988 la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) sancionó a México por utilizar a cuatro jugadores que excedían la edad límite de 19 menos un día en el torneo pre mundial Juvenil, que se realizó en Gu
Francisco Avilán. Mexsport

Monterrey, NL.- Tras 20 años de que México fuera descalificado de toda competencia internacional por la FIFA por los llamados "cachirules", el que fuera director técnico de la Selección Juvenil, Francisco Avilán, guarda celosamente sus comentarios.

En 1988 la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) sancionó a México por utilizar a cuatro jugadores que excedían la edad límite de 19 menos un día en el torneo pre mundial Juvenil, que se realizó en Guatemala.

En esa selección, Francisco Avilán era el director técnico e incorporó a los jugadores José de la Fuente Guzmán, Gerardo Jiménez Cantú, José Mata Santa Cruz y Aurelio Rivera Bueno, quienes rebasaban la edad límite.

Luego de que el caso trascendiera en un medio de comunicación de México, la Federación de Futbol de Guatemala pidió a la Concacaf una investigación, la cual fue realizada por el salvadoreño José Ramón Flores, quien en su informe de ese año, comprobó la irregularidad de esos jugadores.

Como resultado del caso, denominado por los medios de comunicación como "los cachirules", la Concacaf suspendió de por vida a directivos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), entre otros; a Rafael del Castillo y Héctor Antonio Pérez.

Además de José de Jesús Alvarez Guzmán, Ramón Martínez, Manuel Acevez Montenegro, Gerardo Gallegos, Gilberto Morfín Salazar, Víctor Manuel González, y Rafael Castellanos.

En tanto, que Francisco Avilán no fue sancionado, y en breves declaraciones hechas ese año, aseguró que desconocía que cualquiera de los jugadores del seleccionado juvenil fuera "cachirul"', y señaló que de haber sabido los hubiera dejado fuera del equipo.

Al cumplirse 20 años del caso de "los cachirules", hoy Francisco Avilán se niega sistemáticamente a hablar sobre el mismo, pese a que él mismo reconoció en comentarios vía telefónica, que es constantemente buscado por medios nacionales e internacionales.

La sanción aplicada por la FIFA implicó que la Selección Mexicana no pudiera asistir a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, ni al Mundial de Italia 1990.

Notimex