Iglesia en el Paraguay

1er. Período de 1547 a 1620

1547 El obispado del Río de la Plata con sede en Asunción se creó a petición del Rey Carlos V, por Real Cédula del 20 de marzo de 1547. Su erección canónica se obtuvo por Bula Super Specula Mil itantis Ecclesiae, del Papa Paulo III, en el Consistorio del 1 de julio de 1547, en calidad de Diócesis Sufragánea del Arzobispado de Lima.

Sede vacante 1547-1556.

El primer obispo nombrado para la Diócesis del Río de la Plata fue fray Juan de los Barrios, franciscano. Aunque nunca llegó a su diócesis, su nombre quedó ligado a la historia de la Iglesia del Paraguay por haber erigido la Catedral de Asunción, el 10 de enero de 1548. Fue el primer arzobispo de Santa Fe de Bogotá.

1556 Fray Pedro Fernández de la Torre. Franciscano como el anterior, llegó a Asunción el Domingo de Ramos de 1556. Mandó levantar la primera Catedral, la que subsistió con sus continuas refacciones en el mismo lugar, hasta que la acción de los raudales derrumbó la balcanca y obligó a edificar otra, más al sur, la que se habilitó en 1692. Organizó el Cabildo Eclesiástico, que aunque erigido en 1548 por su antecesor, recién pudo funcionar canónicamente desde 1572. Después de 17 años de obispado, durante los cuales acompañó a la población asuncena en su éxodo al Perú en busca de auxilio. Falleció en 1573 cuando conducía preso a España a su opositor, el teniente gobernador Felipe de Cáceres, a quien lo acusó de luterano ante el Santo Oficio de la Inquisición, en Sevilla.

Sede vacante 1573-1585

1585 Fray Alonso Guerra. Dominico, tomó posesión de su obispado a fines de 1585 y permaneció en ella algo más de cuatro años. Ordenó de sacerdote a fray Luis Bolaños, que desde hacía diez años misionaba entre los indígenas con solo las órdenes menores. A pedido suyo, Bolaños tradujo al guaraní el catecismo limense. Por tratar de regularizar el manejo de los diezmos, se enfrentó con los oficiales de la Real Hacienda, lo cual le valió el destierro en 1588.

Sede vacante 1588-1603. La Diócesis quedó a cargo de administradores durante 13 años, pues los obispos nombrados durante ese tiempo no llegaron a destino, como el doctor Tomás Vázquez de Liaño (secular), quien llegó a Buenos Mres en enero de 1599 y murió en Santa Fe, en diciembre del mismo año.

1603 Fray Martín Ignacio de Loyola. Franciscano, misionero del Rio de la Plata. Fue el tercer obispo que asumió sus funciones a plenitud. Hizo su entrada en Asunción el 2 de enero de 1603. Ese mismo año or~anizó el primer sínodo diocesano con la participación de religiosos, clérigos y laicos de las ocho ciudades de la Provincia Gigante de las Indias. En dicho Sínodo se aprobó el catecismo de Bolaños como único y obligatorio para todo el Río de la Plata. Con ayuda del gobernador Hernandarias y su esposa, Gerónima de Contreras; Loyola abre la "Casa de Recogidas y Huérfanas" y una "Escuela para gente moza", dirigida por el padre Francisco de Saldívar, paraguayo, graduado en la Universidad de San Marcos, en Lima. Realizó varias giras pastorales por su dilatada diócesis, sorprendiéndole la muerte en Buenos Aires, el 9 de octubre de 1606.

Sede vacante 1606-1609

1609 Fray Reginaldo de Lizárraga. Dominico, llegó a su sede en 1609. Ese mismo año la Diócesis del Río de la Plata pasó a sersufragánea de la nueva Diócesis Metropolitana de Charcas, al desmembrarse esta del Arzobispado de Lima. Gobernó la diócesis solo unos meses, tiempo en el cual los jesuitas comenzaron a organizar la reducción de San Ignacio Guazú. Murió en Asunción el 10 de noviembre de 1609.

Sede vacante 1609-1618

1618 Doctor Lorenzo Pérez del Grado. Arcediano de Cuzco, tomó posesión de la Diócesis en 1617. Fue el quinto obispo residente. Apoyó la educación de la juventud y colaboró con los jesuitas en la fundación de reducciones de indios. En la Catedral de Asunción consagró a Julián de Cortazar, prelado del Tucumán, siendo la primera y única consagración episcopal efectuada en la Diócesis del Rio de la Plata durante el siglo XVII. Propuesto para la Diócesis del Cuzco, de donde procedía, dejó el cargo en agosto de 1619.

Sede vacante 1619-1620