CASTILLA-LA MANCHA

Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha


Mapa de la comunidad


 

[Fuente: Banderas y escudos de España. Sociedad Española de Vexilología]

 

Gobierno

La página oficial de la

Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha

Estatuto de Autonomía

Ley Orgánica 9/1982, de 10 de agosto, de Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha (B.O.E. 16-08-1982)

Modificada por:

Ley Orgánica 6/1991, de 13 de marzo, de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha (B.O.E. 14-03-1991)

Ley Orgánica 7/1994, de 24 de marzo, de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha (B.O.E. 25-03-1994)

Ley Orgánica 3/1997, de 3 de julio, de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha (B.O.E. 04-07-1997)

Población

1.716.152 habit. (Padrón 1998)

Capital

TOLEDO

Superficie

79.461 Km2

Provincias

Toledo, Ciudad Real, Albacete, Cuenca y Guadalajara

Economía

Junto a Extremadura y Andalucía, es una de las comunidades menos desarrolladas de España. Es una comunidad eminentemente agrícola, con agricultura de secano. La producción de cereales representa el 20% del total nacional, y la de vino el 50% (famosos son los vinos de Valdepeñas, Tomelloso y Manzanares).

Conocido es el queso manchego, de elaboración artesanal en algunos lugares.

Industria química y refinería de petróleo de Puertollano en la provincia de Ciudad Real.

Es famosa la cerámica de Talavera (Toledo), de gran difusión en el siglo XVI. En el trabajo de los metales destacan la cuchillería de Albacete y el damasquinado Toledano, que es de origen árabe.

Son famosos los trabajos de bordado y de Lagartera (Toledo) y los de encajes de Almagro (Ciudad Real)

 

Geografía

 

Después de Castilla y León, y Andalucía, es una de las comunidades autónomas más extensas de España. Se extiende al sur de Madrid, ocupando la zona sur del antiguo reino de Castilla. Formó parte de la región denominada Castilla la Nueva, que incluía Madrid, hoy comunidad autónoma, y excluía Albacete que pertenecía entonces a la región de Murcia. Hoy es comunidad autónoma con Toledo como capital.

 

Castilla-La Mancha es una región de contrastes: serranías en Guadalajara, paisaje erosionado en la Ciudad Encantada de Cuenca, profundos esfiladeros junto a la cascada del nacimiento del río Mundo, en Albacete.

 

Pero la llanura es la característica principal de la región. El nombre La Mancha, región famosa por D. Quijote, viene del árabe “manxa”, que significa ‘tierra seca’. Algunas provincias, como la de Cuenca, son ricas en recursos forestales.

 

Miguel de Cervantes dejó reflejados algunos de los caminos de la Mancha que recorrió Don Quijote, personaje que inmortalizó la región. En el siglo XX, Camilo José Cela (Premio Nobel 1989) recorrió a pie Guadalajara y dejó sus experiencias de caminante en sus libros Viaje a la Alcarria y La Mancha en el corazón y en los ojos.

 

Historia

 

El nombre de La Mancha viene de la palabra árabe manxa, que significa ‘tierra seca’. De origen árabe son también muchos topónimos, nombres de ciuddes y pueblos castellano-manchegos, como son Guadalajara o Albacete.

 

El centro turístico más conocido de la comunidad es Toledo, por su importancia histórica y artística. Ya con los reyes visigodos fue Toledo en el siglo VI la capital política y religiosa de la España visigoda. En el siglo XIII, bajo el reinado de Alfonso X el Sabio, se reunieron en la Escuela de Traductores de Toledo árabes, judíos y cristianos. Este centro cultural hizo llegar la cultura clásica y oriental al mundo de Occidente.

 

En la Edad Media existían los llamados gremios, de los que el más importante fue la Mesta, cuyo objetivo era criar, cuidar y poder vender colectivamente el ganado.

 

Patrimonio artístico

 

Numerosos monumentos dan testimonio de los cuatro siglos de dominio árabe (hasta 1085). En el siglo XV, los Reyes Católicos construyeron el templo de San Juan de los Reyes para ser enterrados allí.

 

La iglesia de Santo Tomás, de estilo mudéjar, conserva una de las obras maestras de El Greco: “El entierro del Conde de Orgaz”.

 

Gran interés histórico y artístico tienen palacios como el del Infantado de Guadalajara, las casas de Cuenca; castillos medievales como el de Alarcón o el de Belmonte (Cuenca), el corral de comedias de Almagro (Ciudad Real) o el Museo Arqueológico de Albacete.

 

La imagen arquitectónica más conocida de La Mancha son sus molinos, situados en zonas altas para aprovechar la fuerza del viento. Son edificios posiblemente de origen holandés, con muros piedra y cal, construidos en forma cilíndrica. Pueblos como Campo de Criptana (Ciudad Real), Consuegra (Toledo) o Mota del Cuervo (Cuenca), conservan sus molinos, inmortalizados por las aventuras de Don Quijote.

 

La ciudad de Toledo

 

Toledo fue capital de España hasta que Felipe II trasladó a Madrid la capitalidad en 1561. Situada sobre un cerro a 459 metros de altura, y rodeada por el río Tajo, dista de Madrid 69 kilómetros por carretera.

 

Toledo existía ya en la época romana bajo el nombre de Toletum. Fue corte visigoda a partir del rey Leovigildo. Fue durante tres siglos capital del reino musulmán. El rey Alfonso VI, de Castilla, la conquistó en 1085 e hizo de ella la capital de la monarquía hasta Felipe II.

 

Fue en el siglo XIII cuando Alfonso X el Sabio reunió en la Escuela de Traductores de Toledo a cristianos, árabes y judíos. De esa época queda el recuerdo de su tolerancia, que permitía a cristianos y judíos la práctica de su religión, lo que favoreció la convivencia de las tres culturas.

 

De la unión de la cultura árabe con la cristiana resultó un nuevo estilo llamado mudéjar. Pero la expulsión de los judíos en tiempo de los Reyes Católicos supuso el mayor declive de la ciudad.

 

En toledo vivió, trabajó y murió Doménico Theotocopulos, conocido por El Greco.

 

En la zona más alta de Toledo está emplazado el Alcázar que fue fortaleza tanto de árabes como de cristianos.

 

Toledo posee construcciones de varias épocas.

Romana: Cueva de Hércules, ruinas del Circo, estribos del Puente de Alcántara.

Visigoda: Iglesia de San Sebastián, torre de Santo Tomé, murallas del primer recinto.

Árabe: Cristo de la Luz, Mezquita de las Tornerías.

Gótico: primera época en las capillas de Santa Lucía, San Eugenio, Reyes Viejos, en la Catedral; Claustro, capilla de San Ildefonso, San Blas, puertas de la catedral, segunda época; y una tercera época con las Capillas del Condestable, de San Pedro, mozárabe, etc.

Mudéjar: Puerta Bisagra, Puerta del Sol, Puerta de Alcántara, Santa María la Blanca, Casa del Greco, Sala capitular de la Catedral.

Plateresco: Sepuncro del cardenal Mendoza en la catedral; portada de San Clemente, elementos del Hospital de Tavera.

Grecorromano: Sacristía de la catedral, Santo Domingo el Antiguo, Casas Consistoriales, Puerta del Cambrón.

Barroco churrigueresco: Transparente de la catedral, iglesia de San Juan.

Neoclásico: Puerta llana de la Catedral, Universidad antigua.

 

Gastronomía

 

La Mancha produce el famoso queso manchego. Cada lugar elabora un tipo de queso propio según el tiempo de su curación.

 

Son famosos los vinos de mesa de Valdepeñas, Manzanares o Tomelloso.

 

La caza es muy variada y abundante en todas las provincias de la comunidad y constituye, junto con el cerdo y el cordero, el ingrediente fundamental de guisos como el morteruelo de Cuenca, o el gazpacho de La Mancha, distinto al aldaluz, porque es un plato caliente elaborado con carne de conejo o de liebre.

 


 

Bibliografía

 

Haensch, Günther / Haberkamp de Antón, Gisela: Kleines Spanien Lexikon. Wissenswertes über Land und Leute. München: Verlag C. H. Beck, 1989.

Michel, R.-J. / López Sancho, L.: ABC de la civilización española. Paris: Bordas, 1967.

Moreno de los Ríos, Belén: Buscando España. Madrid: Dirección General de Cooperación Cultural. Servicio de Difusión del Español, 1991.

Otero, Conchita: Aproximación al mundo hispánico. Einführung in die Landeskunde Spaniens und Lateinamerikas. Wilhelmsfeld: Gottfried Eggert Verlag, 1999.

Roldán, José Manuel: Historia de España. Madrid: Edi-6, 1989.