EJEMPLOS DEL MODO DE PENSAR Y ESCRIBIR

DEL ÍCONO ESOTÉRICO R. SCHWALLER DE LUBICZ

 

Resulta penoso que alguna gente tome en serio a un escritor sin calificación alguna como egiptólogo, que pasó muchos años en Egipto "estudiando" algún templo como el de Luxor y que publicó varios libros en los que arrogantemente anunció fundar una "Nueva Egiptología", ya que la "oficial" no entendía nada de cómo habían pensado los antiguos egipcios. Pero al leer esos libros queda claro que todo es producto de su fértil imaginación, siguiendo la línea de esos autores que se ponen a medir la Gran Pirámide y deducen o inventan una cantidad de cosas disparatadas, que a lo sumo pueden respetarse como un nuevo tipo de secta o enseñanza esotérica, pero jamás como conocimiento claro, concreto, demostrable, de que los antiguos egipcios habían concebido sus templos tal como él lo explica.

 

Y peor aún es que algunas personas que se definen a sí mismos como "egiptólogos", difundan las ideas caprichosas de este autor, de su esposa y de su hijastra como si se tratara de fuentes egiptológicas confiables. El silencio que reina en general en torno suyo en el mundo egiptológico profesional, que tanto irrita a numerosos escritores de lo esotérico, es el natural que merecen ideas que se aproximan más a una verdadera religión en torno al antiguo Egipto, de la cual Schwaller sería su "profeta", que a intentos serios de comprender a esa civilización en términos creíbles, razonables y defendibles.

 

Las siguientes imágenes tomadas todas ellas de obras de Schwaller de Lubicz, nos ilustran sobre sus antecedentes como alquimista y ocultista y lo disparatado de sus concepciones, que algunos incautos consideran "profunda sabiduría".

 

 

 

En la última de estas imágenes Schwaller despliega su vasta ignorancia de matemáticas al definir la raíz cuadrada de -1 como simultáneamente +1 y -1, o lo que él llama "± 1", cuando cualquier estudiante de secundaria sabe que esa raíz cuadrada no tiene solución como número real o entero y debe definirse como el número i, base de los llamados números complejos o imaginarios (i²=-1)...

 

El consejo que puedo darle, después de haber tenido la paciencia de leer varios de los libros de este autor, y si Ud. contempla comprar alguna de sus publicaciones, o las de su esposa Isha o las de su hijastra Lucie Lamy, que algunos promocionan con entusiasmo, es que si Ud. busca explicaciones interesantes y bonitas y no le importa mucho cuán veraces o creíbles puedan ser, o si Ud. es teósofo, masón, gnóstico o rosacruz, cómprelos pues seguramente los va a disfrutar, pero si Ud. desea gastar su dinero en publicaciones que contengan información bien fundamentada, comprobable y fidedigna sobre el antiguo Egipto, huya de este autor pues seguramente se va a decepcionar.

 

1