Estadio Olímpico

Ayer el histórico Parque Nelson

Ubicación: Calle Turquía 3302, entre Inglaterra y Méjico, Villa del Cerro.
Capacidad: 6.000 personas


Parque Nelson 1926

Es en esa legendaria cancha, el único estadio ubicado en la Villa del Cerro, donde Rampla juega desde hace mas de 80 años.
En un punto selecto con una vista privilegiada de Montevideo, bajo la custodia de la Fortaleza, a orillas del mar, acariciado por la brisa de la bahía, esta el campo del histórico Rampla Juniors.

"Allí fue Rampla un día
cual un inmigrante que viene de pasada
y queda para siempre su barca aquí encallada,
el Rampla fue a la Villa,
fabricó una canchita allí junto a la orilla
con gradas de vapores inválidos y viejos,
con péndulos volantes de rotos aparejos
conque el viento, jugando, va marcando un compás,
y quillas que los mares no surcarán ya más."

Adolfo Oldoine (OLD)

En los primeros años de vida, estando en el cerro, Rampla disputaba sus partidos oficiales en la cancha del Frigorífico Swift, al lado de donde se encuentra el hermoso campo de Golf . Allí fue, en ese mismo campo de fútbol, donde Rampla conquistaría el campeonato de Intermedia de 1921, subiendo a primera división. J.P. Malagraba, quien vio jugar a Rampla en esta cancha, recuerda que:, "terminado cada partido, jugadores e hinchas regresábamos a pie cantando el himno de Rampla, hasta llegar a la Villa del Cerro."
En el año 1923, Rampla pasó a su actual campo de juego. Este predio fue cedido por el Sr. John Miller, propietario del Varadero del Cerro y gran ramplense, que luego seria presidente honorario de la Institución. Se le bautizo con el nombre de Parque Nelson a solicitud del Sr. Miller en homenaje al famoso marino británico, el Almirante Nelson.

La gran laboriosidad de toda la hinchada para acondicionar el pedregoso terreno y la
constante cooperación del Sr. Miller, hizo posible terminar el campo de juego con una gradería de madera.

El primer partido oficial en este escenario, fue el 30/12/1923 donde se empata 2-2 con el Club Charley, (este año Rampla Jrs. seria Vice-campeon Uruguayo).

Cuatro años mas adelante, el Parque Nelson, seria testigo del mayor logro de Rampla en el plano Local, cuando el team rojiverde vence a su rival de turno por 3-1 y se consagra Campeón Uruguayo de la temporada 1927.

Mas adelante el paso de tiempo había dejado su huella en las tribunas de madera, fue así que comenzaron los trabajos para sustituir las viejas vigas de noble madera, testigo de grandes victorias y hazañas ramplense, por hormigón. Levantando piedras con barreta y marrón en permanente lucha contra las rocas, la parcialidad ramplense se recibió de "PICAPIEDRAS".


En obras, década el 60

Los trabajos de remodelación terminaron y el 6 de agosto de 1966 comenzaron los festejos de inauguración, donde entre otras cosas se disputo un partido entre Rampla y Peñarol y al día siguiente se disputo otro partido entre Rampla y Nacional, ambos con las tribunas repletas.


Marinos viendo Rampla vs Peñarol

Una cancha que sabe de cantos marineros
que se escapan volando del viejo varadero
y se van con las olas...
En la noche, dormida, la cuida la Farola
y el sol la encuentra siempre tiritando de frío,
con líquidos diamantes de gotas de rocío!
Una cancha de fútbol cerquita de la orilla,
y el Rampla, para siempre, gloria de la Villa!


Catorce años mas tarde se produciría el cambio de denominación. Por resolución de la Comisión Directiva, el Parque Nelson comenzó a denominarse Estadio Olímpico. La modificación se realizo en reconocimiento al Capitán griego Tsakos, socio honorario de Rampla, quien sugirió el nombre del legendario monte de Grecia.Tal así, el 24 de abril de 1980, se inauguró el Olímpico, en un compromiso oficial donde Rampla vence por 3-2, con un estadio repleto.

Existen proyectos, desde hace muchas décadas, de remodelación y restauración del Estadio con la incorporación de dos nuevas tribunas y otras modificaciones. Estas ideas aun están en papeles, esperando la oportunidad de concretar las obras.
Ayer Parque Nelson, hoy Estadio Olímpico, es uno de los más antiguos escenarios de nuestro fútbol uruguayo. Tal vez en nuestros días, no sea el mejor estadio, ni el más confortable, pero este lugar tiene esa "magia", ese "encanto", que solo los ramplenses podemos experimentar, cuando por los parlantes del Olímpico sentimos las estrofas del tango "Viejo Rampla" y vemos aparecer por el túnel a nuestro querido Rampla entrando al campo de juego.


Por: Marcos Paredes

Rampla Juniors