El País

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Para otros usos de este término, véase El País (desambiguación).
El País
El Pais-Barcelona.jpg
Tipo Periódico diario
País Bandera de España España
Sede Madrid
Ámbito de distribución Nacional con ediciones regionales
Fundación 4 de mayo de 1976, 34 años
Fundador José Ortega Spottorno, Jesús de Polanco y Juan Luis Cebrián
Género Información general
Ideología política Progresismo, social-liberalismo, europeísmo, centro-izquierda[1]
Idioma Español
Precio 1,20 de lunes a sábado y 2,20 € domingo (marzo de 2009)[2]
Difusión 391.816 ejemplares (OJD, 2009)
Editor Grupo Prisa
Director Javier Moreno
Escritores Soledad Gallego-Díaz, José Yoldi, Alicia Rivera, Gorka Lejarcegui, Maruja Torres, Juan José Millás, Javier Marías, Elvira Lindo, Mario Vargas Llosa, Manuel Vicent, Manuel Rivas, Javier Pradera, Josep Ramoneda, Ramón Lobo
Sitio web www.elpais.com

El País es un periódico español, redactado íntegramente en castellano y de pago. Con una media de 391.816 ejemplares diarios, es el periódico no deportivo de mayor difusión de España, según la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD). Tiene su sede social y redacción central en Madrid, aunque cuenta con delegaciones en las principales ciudades de España (Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Santiago de Compostela) desde las que edita diferentes ediciones territoriales. Además, El País tiene una «edición global» que se imprime y distribuye en América Latina.[3]

El diario pertenece al mayor grupo mediático español, el Grupo PRISA, que es también propietario de la Cadena SER (radio), Cinco Días (prensa económica), Editorial Santillana, Editorial Alfaguara, Diario As (prensa deportiva), Los 40 Principales, Máxima FM, M80 Radio, Radiolé, Cadena Dial (radiofórmula), Sogecable, Cuatro, Localia, Digital+ (televisión), entre otros medios.

La empresa a través de la cual realiza sus encuestas es el Instituto OPINA.

Contenido

[editar] Historia

El País fue fundado por José Ortega Spottorno y salió a la luz por primera vez el 4 de mayo de 1976,[4] seis meses después de la muerte de Franco, y a principios de la transición española. Fue el primer periódico de clara vocación demócrata en un contexto en el que el resto de periódicos españoles venían de una larga historia en el franquismo. El diario fue diseñado por Reinhard Gade y Julio Alonso. El País vino a ocupar el vacío existente y se convirtió en el periódico de la España democrática,[5] en unos momentos en que el tránsito del franquismo a la democracia estaba todavía en pleno desarrollo. Su primer director (hasta 1988) fue Juan Luis Cebrián, que venía del diario Informaciones, como muchos otros periodistas españoles de la época había trabajado en el Diario Pueblo, órgano de los sindicatos verticales franquistas.

Fue con motivo del golpe de estado del 23-F del teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero cuando se consagró como un referente de la España democrática. En plena incertidumbre de la noche del 23 de febrero de 1981, con el gobierno y todos los diputados secuestrados en el Congreso, con los tanques del ejército ocupando las calles de Valencia, y antes de que Televisión Española pudiese emitir el mensaje institucional del rey Juan Carlos I condenando el golpe, El País sacó a la calle una edición especial del periódico titulada «El País, con la Constitución». Fue el primer diario que salió a la calle aquella noche posicionándose claramente, y llamando a los ciudadanos a manifestarse en favor de la democracia. Fue muy comentado en medios periodísticos que el entonces director de El País, Juan Luis Cebrián, llamó por teléfono al entonces director de Diario 16, Pedro J. Ramírez, para proponerle que ambos periódicos elaboraran una publicación conjunta en defensa de la democracia, y Ramírez se negó alegando que prefería esperar unas horas a ver cómo se desarrollaban los acontecimientos.[6] Diario 16 no salió a la calle hasta el mensaje televisivo del rey.

El compromiso de El País con la democracia ante el 23-F, el triunfo por mayoría absoluta del PSOE en las elecciones de 1982 y su abierto apoyo al gobierno de Felipe González,[cita requerida] facilitaron que El País se consolidara, durante la década de 1980, como líder de la prensa española, frente a ABC, de tendencia conservadora.

Al prestigio de El País contribuyó su riguroso tratamiento de las normas periodísticas y el hecho que fuese el primer periódico de España en establecer normas internas de control de calidad. Así, fue el primer diario español en crear la figura del «Defensor del lector» (equivalente al Press Ombudsman anglosajón) y en redactar y publicar un Libro de estilo que se convirtió en referencia, y continúa siéndolo, en el mundo del periodismo.[5] El País también estableció varios acuerdos de colaboración con otros periódicos europeos de línea socialdemócrata. Así, en 1989, El País participó en la creación de una red común de recursos informativos con La Repubblica (Italia) y Le Monde (Francia). Desde octubre de 2001 se incluye un suplemento de El País en inglés en la versión española del International Herald Tribune.

A principios de la década de 1990, El País tuvo que hacer frente a una nueva situación tanto política como periodística. El incremento de la tensión política causado por los escándalos de corrupción del gobierno socialista de Felipe González bipolarizó tanto a la política española como a la prensa en medios de izquierda y de derecha.

A partir de entonces, tanto desde el entorno del Partido Popular, como de los medios de comunicación afines ideológicamente a aquel, se ha acusado a El País y al resto de medios propiedad del Grupo Prisa[7] [8] junto con Sogecable[9] [10] de apoyar a los intereses del PSOE. A pesar de ello, El País logró mantiene su liderazgo como diario generalista más vendido de España, aunque a menor distancia de El Mundo.

Durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero El País, periódico tradicionalmente considerado como partidario del PSOE, ha ido publicando cada vez más artículos críticos u opuestos a las políticas del gobierno de Zapatero.[cita requerida] Esta situación ha abierto nuevos espacios en la prensa de centro izquierda de España, como fue la aparición del diario Público.

[editar] Aspectos formales

En el aspecto formal, El País se caracteriza por su sobriedad expresiva, tanto en el tratamiento de la información como en lo estético: páginas a cinco columnas en las que predomina el orden y la clara distribución de los distintos subgéneros periodísticos. La fotografía y la infografía cumplen un papel secundario, de mero apoyo a la información escrita. Desde su fundación hasta finales de 2007, siempre ha mantenido el mismo diseño, sin apenas evolución (con uso exclusivo de fotografías en blanco y negro, aunque en la actualidad ha aceptado el color y formas más imaginativas, fundamentalmente en los diversos suplementos), y su misma tipografía: la Times Roman.[11]

El 21 de octubre de 2007 El País llevó a cabo una renovación de su formato y contenidos, incluyendo toda una serie de reformas que afectan tanto a su edición impresa como a su proyección digital en Internet, y sustituyó su histórico lema «Diario independiente de la mañana» por el de «El periódico global en español».[12] Otros cambios notables en esta renovación son la inclusión de la tilde a su título de cabecera y la sustitución de la tipografía Times New Roman por la Majerit.

[editar] Edición electrónica

A mediados de los años 1990, El País fue el segundo periódico de España en ofrecer una edición electrónica en Internet, El País digital (después del periódico en catalán Avui). También fue el primer periódico español que, el 18 de noviembre de 2002, impuso el sistema de pago para acceder a los contenidos informativos de su edición digital, lo que se tradujo en una disminución drástica de sus visitas, en tanto que la edición digital de El Mundo, que mantenía un acceso abierto aunque no completo a los contenidos del periódico, se hacía con el liderazgo de la prensa digital española. Antes de tomar esta decisión, El País Digital fue suspendido en 2002 del control de la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) durante cuatro meses por la comisión de dos faltas graves.[13] El 3 de junio de 2005 El País volvió a abrir la mayoría de sus contenidos gratuitamente, dejando básicamente a los suscriptores el acceso a contenidos multimedia y a la hemeroteca.

[editar] Suplementos

El País incluye varios suplementos:

También ha incluido el suplemento infantil Pequeño País, pero fue suspendido en 2009.

A lo largo de su historia, ha editado también varios coleccionables de fascículos:

[editar] Ideología

En lo ideológico, se ha definido siempre como de tendencia europeísta. Se encuentra situado ideológicamente en el centro-izquierda y la izquierda,[1] y ha mostrado repetidamente su apoyo a la figura del rey Juan Carlos I por su contribución a la consolidación democrática, especialmente, por su decisiva intervención para abortar el intento del golpe de Estado del 23-F.[14] Se caracteriza por el extenso tratamiento que da, en lo informativo, a las noticias de carácter internacional, de cultura y de economía, además de la información sobre España. Cuenta con columnistas y colaboradores puntuales provenientes de diferentes ámbitos sociales, en la línea editorial demócrata y europeísta del diario.

[editar] Crítica al Che, a la "izquierda populista" y al Gobierno de Venezuela

El diario ha criticado a figuras como el Che Guevara y su idea de lucha armada.[15] En relación con la llamada "izquierda populista" en Latinoamérica, El País se ha mostrado crítico. En abril de 2002 calificó el frustrado golpe de Estado llevado a cabo en Venezuela como un "golpe a un caudillo", acusando a Hugo Chávez de autoritarismo y de eliminar la separación de poderes.[16] Volvió a criticar a Chávez con motivo del referéndum constitucional de 2007 acusándolo de querer celebrar el referéndum sin las mas "mínimas garantías", de controlar el Consejo Nacional Electoral y corromper el censo electoral.[17] El gobierno venezolano, a través del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, lo considera uno de los periódicos más críticos de España con los gobiernos de izquierda de Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia.[18]

[editar] Véase también

[editar] Referencias

  1. a b En palabras de Rodrigo Rato, antiguo ministro de Economía de España por el Partido Popular y director gerente del Fondo Monetario Internacional (Adictos al periódico. Especial 10.000 números. 18 de octubre de 2004):
    Todos los periódicos (buenos) tienen su tendencia. [...] lo leo porque me indica la posición del centro-izquierda y de la izquierda política.
  2. «EL PAÍS cuesta desde hoy 1,20 euros». El País (30/03/2009). Consultado el 31 de marzo de 2009.
  3. «título=ELPAIS.com – Diario El País S.L», en ElPais.com.
  4. Breve historia de El País, en ElPais.com.
  5. a b Trayectoria de El País según el jurado del Premio Príncipe de Asturias que le concedió el premio de Comunicación y Humanidades en 1973
  6. El entonces director de El País Juan Luis Cebrián, en el libro coordinado por Santos Juliá, Javier Pradera y Joaquín Prieto Memoria de la Transición (Madrid, Taurus, 1996) explica que llamó la tarde del 23-F a Pedro J. Ramírez, quien dirigía Diario 16, para preguntarle qué iba a hacer y le respondió que nada, a lo que Cebrián le comentó que pensaban lanzar una edición en apoyo de la democracia y le pidió a Pedro J. que su periódico publicara un número de similares características, pero Pedro J. le contestó que carecían de los medios materiales para poder hacerlo, a lo que Cebrián le replicó que en realidad lo que tenía era miedo, basándose en lo que define como su «resistencia» y sus vacilaciones. La conversación, que califica como «forcejeo verbal», se prolongó durante algunos minutos y fue presenciada por Eduardo San Martín, desde cuyo despacho Cebrián estaba telefoneando. La llamada finalizó, según Juan Luis Cebrián, sin que Pedro J. Ramírez se hubiera comprometido a que Diario 16 sacara esa edición simbólica de condena al golpe y apoyo a la democracia. He aquí reproducido el fragmento de la página 503 de Memoria de la Transición:
    La presencia en la calle de El País podía ser tomada como una provocación y aumentar los peligros que el periódico y todos nosotros corríamos si los rebeldes se salían con la suya. Decidí llamar a otros colegas, pensando que si éramos dos o tres los que salíamos a la calle el riesgo estaría más compartido y sería, por lo tanto, más difuso. Desde el despacho de Eduardo San Martín -redactor jefe y sobrino de uno de los caudillos del golpe- llamé a Pedro J. Ramírez, a la sazón director de Diario 16. Le pregunté qué pensaba hacer y me dijo que nada. Yo le informé de que en poco tiempo íbamos a sacar una edición absolutamente simbólica. Le pedí que ellos hicieran otro tanto. Me argumentó que no tenía medios, que nosotros éramos un gran periódico y contábamos con posibilidades diferentes. «Lo que tienes es miedo» le espeté ante su resistencia y su permanente balbuceo. San Martín fue testigo del forcejeo verbal, que duró varios minutos. Cuando colgué no había logrado todavía arrancarle la promesa de que harían una edición especial.
    Juan Luis Cebrián, Memoria de la Transición, ed. de S. Juliá, J. Pradera y J. Prieto, Madrid, Taurus, 1996, pág. 503.
    En el libro de Ricardo Cid Cañaveral, Todos al suelo: la conspiración y el golpe (Madrid, Punto Crítico, 1981), periodistas como el propio autor del libro, José Ángel Esteban, Fernando Jáuregui, Rosa León, José Luis Martínez o Juan Van Den Eynde confirmaron la existencia de aquella conversación. En la obra de Ricardo Cid se ofrecía, asimismo, la visión de Pedro J. Ramírez que declaraba que Diario 16 sí quería sacar a la calle esa edición extraordinaria, pero que la tecnología de sus rotativas les impedía lanzar la edición antes de las 23:30 de la noche. Cfr. Ricardo Cid Cañaveral, Todos al suelo: la conspiración y el golpe, Madrid, Punto Crítico, 1981. ISBN 978-84-85912-00-1 y Santos Juliá, Javier Pradera y Joaquín Prieto (coord.), Memoria de la Transición, Madrid, Taurus (Pensamiento), 1996. ISBN 978-84-306-0036-6
  7. «Eva Cuesta, el penúltimo fichaje del PSOE en PRISA». Artículo de Periodista Digital (24/01/2007).
  8. «Prisa y PSOE se apoyan mutuamente para seguir en el poder: dinero y publicidad a mantas». Artículo de Por Andalucía Libre mencionando declaraciones de El Mundo (07/02/2007).
  9. «Sogecable responde a la llamada del PSOE y pide al Gobierno que Canal+ emita siempre en abierto». Artículo de Libertad Digital, ya solo consultable en TodoInternet.com.
  10. «CC y PSOE prorrogan a Sogecable el contrato de la Televisión Canaria y el PP anuncia que lo impugnará». Libertad Digital (09/05/2007).
  11. «Unos buenos tipos». El País (14/10/2007).
  12. «El País será el periódico global en español». El País (9 de octubre de 2007).
  13. «La OJD sanciona con cuatro meses de expulsión a El País Digital por faltas graves». ABC (24/07/2002).
  14. «Injurias a la Corona». Editorial de El País (28 de julio de 2007).
  15. Caudillo Guevara, editorial de El País, 10 de octubre de 2007.
    ... el Che [..] perteneció a esa siniestra saga de héroes trágicos, presente aún en los movimientos terroristas de diverso cuño, desde los nacionalistas a los yihadistas, que pretenden disimular la condición del asesino bajo la del mártir, prolongando el viejo prejuicio heredado del romanticismo. El hecho de que el Che diera la vida y sacrificara las de muchos no hace mejores sus ideas, que bebían de las fuentes de uno de los grandes sistemas totalitarios. [..] la única aportación contrastable de los insurgentes seguidores de Guevara a la política latinoamericana fue ofrecer nuevas coartadas a las tendencias autoritarias que germinaban en el continente. Gracias a su desafío armado, las dictaduras militares de derechas pudieron presentarse a sí mismas como un mal menor, cuando no como una inexorable necesidad frente a otra dictadura militar simétrica, como la castrista [..] En las cuatro décadas que han transcurrido desde su muerte, la izquierda latinoamericana y, por supuesto, la europea, se ha desembarazado por completo de sus objetivos y métodos fanáticos. Hasta el punto de que hoy ya sólo conmemoran la fecha de su ejecución en La Higuera los gobernantes que sojuzgan a los cubanos o los que invocan a Simón Bolívar en sus soflamas populistas.
  16. Golpe a un caudillo (editorial sobre el golpe de Estado en Venezuela contra Hugo Chávez)
  17. La careta de Chávez, editorial de El País, 18 de noviembre de 2007.
  18. La guerra mediática contra Venezuela desde el diario español El País

[editar] Enlaces externos

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Imprimir/exportar
Herramientas
En otros idiomas