11 de noviembre de 1810
Pie de la Cuesta

Morelos

Es cura de campaña, como Hidalgo. Como Hidalgo, nació en el país de los tarascos, en las sierras de Michoacán donde el obispo Vasco de Quiroga había creado, hace dos siglos y medio, su utopía comunista —comarcas de redención después asoladas por las pestes y por el trabajo forzado de miles de indios arrojados a las minas de Guanajuato.

Me paso con violencia a recorrer las tierras calientes del sur.

José María Morelos, pastor y arriero, cura de Carácuaro, se suma a la revolución. Se echa al camino con venticinco lanzas y unas cuantas escopetas. Tras el blanco pañuelo de seda que le ata la cabeza, va creciendo la tropa.

En busca de los indios de Atoyac, escondidos en los palmares, Morelos atraviesa el pueblito de Pie de la Cuesta.

¿Quién vive?

¡Santo Dios! —dicen los indios.

Morelos les habla. Desde ahora, al grito de quién vive, responderán América.

[ Hidalgo ]


[ Noviembre | Memoria del Fuego ]
[ Eduardo Galeano ]

Comentarios

Última revisión: 05/08/02