1 de enero de 1933
Managua

Al centro, Sacasa y Sandino el 4 de febrero de 1933

La primera derrota militar de los Estados Unidos en América Latina

El primer día del año abandonan Nicaragua los marines, con todos sus barcos y sus aviones. El esmirriado general de los patriotas, el hombrecito que parece una T con su aludo sombrero, ha humillado a un imperio.

La prensa norteamericana lamenta los muchos muertos en tantos años de ocupación, pero destaca el valor del entrenamiento realizado por los aviadores. Gracias a la guerra contra Sandino, los Estados Unidos han podido ensayar por primera vez el bombardeo en picada, desde aviones Fokker y Curtiss especialmente diseñados para combatir en Nicaragua.

Al irse, el coronel Mathews deja en su lugar a un oficial nativo simpático y fiel. Anastasio Tacho Somoza es el nuevo director de la National Guard, que pasa a llamarse Guardia Nacional.

No bien llega a Managua, el triunfante Sandino declara:

—Ya somos libres. No dispararé un tiro más.

El presidente de Nicaragua, Juan Bautista Sacasa, le da un abrazo. El general Somoza también le da un abrazo.

[ Cine de terror: Guión para dos actores y algunos extras ]


Comentarios

[ Enero | Memoria del Fuego ]
[ Eduardo Galeano ]

Última revisión: 1/01/04