elmundo.es
elmundo.es
BuscadorBÚSQUEDAS
Portada > España
SUMARIO DEL JUEZ DEL OLMO

Principales procesados por los atentados del 11-M

Jamal Zougam, durante el juicio a la célula de Al Qaeda relacionada con el 11-S. (Foto: EFE)

Jamal Zougam, durante el juicio a la célula de Al Qaeda relacionada con el 11-S. (Foto: EFE)

ADEMÁS

Publicidad
Actualizado martes 11/04/2006 12:42 (CET)
ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra
ELMUNDO.ES

MADRID.- El juez Juan del Olmo ha procesado a 29 de los 116 imputados por los atentados del 11-M. Entre ellos, figuran los siguientes nombres:

Jamal Zougam, en principio, era el único acusado de colocar las mochilas bomba. Es uno de los propietarios de la tienda de telefonía de Lavapiés donde se vendió la tarjeta localizada en el teléfono móvil de la mochila que estalló y que fue desactivada en Vallecas. Varios testigos afirmaron haberle visto en dos de los trenes que explotaron en la mañana del 11 de marzo, aunque él asegura que estaba durmiendo. También hay huellas suyas en la casa de Morata de Tajuña donde se montaron los explosivos.


Basel Ghalyoun, de nacionalidad siria, fue imputado en principio como autor material, pero consiguió que el magistrado reconsiderase su calificación judicial por no haber sido identificado en una segunda rueda de reconocimiento por testigos. Así pasó a ser imputado por colaboración con organización terrorista. En un primer reconocimiento, uno de los heridos dijo haberle visto en uno de los trenes. Rabei Osman 'El Egipcio', detenido en Italia y extraditado a España, le implica directamente en los atentados. Fue reconocido por algunos testigos como uno de los que pusieron las bombas en los trenes.


Mohannad Almallah Dabas, sirio, fue detenido en dos ocasiones: la primera, tras los atentados, aunque fue liberado; y la última, en marzo de 2005. Se le acusa, como a su hermano Moutaz (detenido en Londres), de captar jóvenes radicales islamistas para su posterior envío al extranjero y de prestar apoyo a uno de los terroristas suicidas de Leganés.

También pudo facilitar documentación falsa al marroquí Amer Azizi para huir de España, después de que escapara de la operación en la que en 2001 fue desarticulada una célula española de Al Qaeda. Se afilió al PSOE tras los atentados y fue expulsado nada más conocerse la noticia de su detención.

[foto de la noticia]

Mohannad Almallah Dabas alojó en un piso de Madrid a varios imputados


El suicida Asrih Rifaat Anouar, que también colocó el explosivo en las vías del AVE en Mocejón, se alojó en un local que Almallah Dabas arrendaba en la calle Virgen del Coro de Madrid. Almallah tuvo contactos con Rabei Osman Al Sayed, alias 'Mohamed el Egipcio'. Además, conocía a Serhane Ben Abdelmajid Farket, 'el Tunecino' (uno de los suicidas de Leganés y miembro de la célula autora del 11-M), con el que se reunió en varias ocasiones para hablar de la yihad y al cuñado de éste, Mustafá Maymouni (condenado en Marruecos por su vinculación con los atentados de Casablanca).


Moutaz Almallah, hermano de Mohannad, fue detenido en Londres a los pocos días del arresto de su hermano en Madrid, en marzo de 2005. Era el dueño de la vivienda de la calle Virgen del Coro en el que se alojó uno de los terroristas suicidas y donde se realizaban reuniones de de adoctrinamiento en la Yihad. La policía le atribuye una posición "relevante y de dirección" en dichas reuniones. Se le relaciona, como a su hermano, con la captación de jóvenes radicales islamistas en España para su posterior envío al extranjero. También mantuvo contactos con Rabei Osman Al Sayed, alias Mohamed 'El Egipcio'.


[foto de la noticia]

Rabei Osman Al Sayed 'Mohamed El Egipcio' se declaró ideólogo y organizador de la masacre


Rabei Osman Al Sayed, alias 'Mohamed El Egipcio', marroquí, se declaró a sí mismo ideólogo y organizador de los atentados en una conversación telefónica captada por la policía italiana. Se fue de España pocos días antes de la masacre. El 7 diciembre fue extraditado temporalmente a España y reenviado a Italia el 18 de abril de 2005. Convivió un año en Madrid con 'El Tunecino', uno de los siete terroristas que se suicidaron en Leganés. Juntos formaron una estructura terrorista. 'El Egipcio' fue en su día oficial del Ejército egipcio y experto en explosivos.


Fouad El Morabit, marroquí, compartía la casa de la calle Virgen del Coro con Basel Ghayoun y usaba el coche de 'El Tunecino'. El rastreo de las llamadas efectuadas por El Morabit desde su teléfono móvil demuestra que mantuvo conversaciones con varios de los implicados en el 11-M, incluidos algunos de los que se suicidaron en Leganés, antes de los atentados e incluso el mismo día en que se produjeron éstos.


[foto de la noticia]

Abdelmajid Bouchar, a su llegada a España tras ser detenido en Belgrado


Abdelmajid Bouchar, marroquí, echó a correr cuando se percató de la presencia policial en las inmediaciones del piso de Leganés donde se suicidaron siete presuntos terroristas. Él éstaba en el piso y había bajado a tirar la basura. Es uno de los pocos sospechosos de haber participado en la ejecución material de los atentados que no murió en Leganés. Fue detenido én Serbia en verano de 2005 y extraditado posteriormente a España.


Mohamed Bouharrat. La policía encontró dos fotografías suyas en el piso de Leganés. Asimismo, se le relaciona con el alquiler de ésa y otras posibles viviendas utilizadas por los terroristas. Tenía relación con Said Berraj, uno de los huidos, y con Bouchar, quien huyó del piso de Leganés.


Otman el Gnaoui partició en el traslado de los explosivos desde Avilés a Morata de Tajuña (Madrid), desplazándose a Burgos con Rachid Oulad Akcha y Asrih Rifaat Anuar, dos de los suicidas de Leganés. Allí se encontró con El Chino, con Mohamed Oulad Akcha y con Abdennabi Kounja, que venían de Asturias con los explosivos.

La policía vigilaba sus conversaciones telefónicas precisamente hasta un día después de los atentados. El día 5 de marzo, fue detenido sólo durante unas horas. Justo cuando la policía dejó de interceptar sus llamadas solicitó al juez que autorizara las escuchas del confidente de la Guardia Civil Rafá Zohuier.


[foto de la noticia]

El confidente Rafá Zohuier, enlace entre Asturias y los autores materiales


Rafá Zohuier era confidente de la Guardia Civil antes, durante y después de los atentados. Conoció al asturiano Antonio Toro en la cárcel de Villabona y, cuando salió, puso a los terroristas del 11-M en contacto con el cuñado de Toro, el ex minero José Emilio Suárez Trashorras, para hacerse con los explosivos.

El juez considera que estaba al corriente de toda la operación del traslado de la dinamita -aunque él lo niega- y que no avisó a la Guardia Civil. La Audiencia considera que confundió a las fuerzas de seguridad deliberadamente. Sólo cuando ve en televisión una imagen de El Chino, el 17 de marzo, se pone en contacto con la Guardia Civil y alerta de que es un hombre peligroso y tiene explosivos y detonadores.


[foto de la noticia]

Antonio Toro, encarcelado por tráfico de drogas, imputado por proporcionar el explosivo


Antonio Toro es cuñado del presunto jefe de la trama asturiana, José Emilio Suárez Trashorras. Puso en contacto a Rafa Zouhier con su cuñado, y el marroquí, a su vez, puso en contacto a los terroristas con Suárez Trashorras. Los dos asturianos intercambiaron explosivos a cambio de droga, que les facilitaba Zouhier y Jamal Ahmidan, 'El Chino', cabecilla de los atentados. Se encuentra en prisión desde octubre de 2004, pero no por los atentados, sino por tráfico de drogas en Asturias.

Según reveló un confidente identificado como 'Lavandero' al agente Campillo, manejaba grandes cantidades de explosivos y, junto a su cuñado Emilio Suárez Trashorras, buscaba en 2001 a alguien que supiese hacer estallar bombas con teléfonos móviles. Tras su salida de prisión, en septiembre de 2003, participó en una reunión con su cuñado, Zouhier, 'El Chino', Mohamed Oulad Akcha (muertos en Leganés) y Rachid Aglif (en prisión): hablaron de detonadores y bombas, aunque Toro afirma que se habló de que serían empleados en una explotación minera en el Magreb.


[foto de la noticia]

Emilio Suárez Trashorras, acusado de vender los explosivos a los terroristas y de enseñarles a utilizarlos


José Emilio Suárez Trashorras está acusado de vender los explosivos a los terroristas y de ofrecerles entrenamiento para su utilización. Trabajó en una mina asturiana entre 1998 y 2002 y le jubilaron por depresión, esquizofrenia paranoide y trastornos de personalidad. Según la declaración de su esposa, Carmen Toro, ambos estuvieron en la casa de Morata de Tajuña (donde se prepararon las bombas) el 26 de febrero, 13 días antes de los atentados. Según el juez, en esa reunión se concretó el traslado de explosivos de Asturias a Madrid para el siguiente fin de semana. También era confidente de la policía, a la que no habló de su venta de explosivos.


Rachid Aglif, marroquí, ingresó en prisión por haber hecho de intermediario entre la célula asturiana y los autores de los atentados. Admitió tener amistad y negocios con algunos implicados en los atentados, como Jamal Zougam y 'El Chino', y que participó en la reunión de septiembre de 2003 con éste último, Toro y Trashorras.


Abdelilah el Fadual tenía una estrecha relación con Jamal Ahmidan 'El Chino'. Le compró un coche que fue utilizado en uno de los traslados de dinamita desde Asturias. También estuvo en la casa de Morata y conocía a varios imputados.


[foto de la noticia]

Hassan El Haski participó en el atentado de Casablanca


Hassan El Haski fue detenido en Lanzarote e ingresó en prisión como presunto cerebro de la masacre. También participó en el atentado de Casablanca en mayo de 2003. Huyó de España pocos días antes de los atentados porque, según un testigo interrogado por el juez, dijo que tenía que esconderse por un tiempo.


Youssef Belhadj fue detenido en Bruselas en febrero de 2005 y extraditado a España. Está considerado el portavoz de Al Qaeda en Europa y que fue él quien reivindicó los atentados.


En paradero desconocido con orden de busca y captura

Said Berraj, marroquí, está procesado por el juez Baltasar Garzón en el sumario abierto a raíz de la 'Operación Dátil' vinculada con el terrorismo islámico. Le considera relacionado con el cabecilla de la célula española de Al Qaeda, Imad Eddin Barakat Yarkas, 'Abu Dahdah', ya que en conversaciones telefónicas intervenidas se menciona a 'Said el mensajero'. Se le relaciona con 'El Tunecino', al que Del Olmo considera el coordinador de los atentados, y con otros detenidos ya en prisión, como el sirio Basel Ghayoun.

[foto de la noticia]

Said Berraj, relacionado con responsables de los atentados


Abandonó el 9 de marzo su domicilio y trabajo y el 12 de marzo comunicó que se marchaba a Marruecos al entierro de una hermana, pero gestiones policiales posteriores han confirmado que no tiene hermana.

Según el juez, Berraj está supuestamente vinculado a Al Qaeda "en atención a una reunión efectuada en octubre de 2000 en Estambul" con otros tres presuntos miembros de la red terrorista liderada por Osama Bin Laden.


[foto de la noticia]

El huido cabecilla de Al Qaeda en Europa Amer Azizi


Amer Azizi, marroquí, está considerado el supuesto jefe militar de Al Qaeda en Europa. Mantuvo contactos con los presuntos autores materiales de los atentados del 11 de marzo, ya que sus huellas fueron halladas en la casa de Morata de Tajuña (Madrid) en la que se planificó y preparó la masacre en la capital.

Está casado con una española y es conocido como 'El Andalusí'.


Mohamed Belhadj alquiló la vivienda de Leganés en la que se inmolaron los siete terroristas y huyó después de que los terroristas se inmolaran en el piso de Leganés. El juez dictó una orden internacional de detención contra él el 27 de abril de 2004.


[foto de la noticia]

Daoud Ouhnane: sus huellas estaban en la furgoneta de Alcalá


Daoud Ouhnane, argelino. Sus huellas aparecieron en una bolsa que contenía detonadores y restos de explosivos y que fue hallada por la Policía dentro de la furgoneta Renault Kangoo que los terroristas abandonaron en un aparcamiento que había junto a la estación de cercanías de Alcalá de Henares.


Mohamed Haddad, que desapareció de España tras los atentados, fue detenido temporalmente por las autoridades marroquíes y posteriormente quedó en libertad. Un testigo corroboró a EL MUNDO que le vio manejar varias mochilas junto a la estación de Alcalá.


Mohamed Afalah huyó de Madrid a Barcelona con Belhadj tras el suicidio colectivo en el piso de Leganés.


Ahmed Nabulsi, 'El Italiano', amigo del sirio Basel Ghalyoun, y Toni Radev, 'El Búlgaro'. Los dos vivieron durante un tiempo en el local que Moutaz Almallah (detenido en Londres) tenía en la calle de Virgen del Coro, en el que vivieron dos de los imputados y por el que pasaron vaeios implicados en los atentados, como El Tunecino y El Egipcio.

Portada > España
elmundo.es

© Mundinteractivos, S.A. / Aviso legal / Política de privacidad

Dirección original de este artículo:

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/02/07/espana/1139297607.html