Informativos Telecinco.com - It5frikis060526 - Comecocos y mangas toman la calle: la revancha de los frikis
 
Comecocos y mangas toman la calle: la revancha de los frikis
 La parada de los 'frikis'
Volver Enviar a un amigo Imprimir Blogs Texto sin justificar Texto justificado Letra pequeña Letra mediana Letra grande

JAVIER SALAS
26 de mayo de 2006

El Día del Orgullo Friki congregó ayer una fiesta variopinta en las calles de Madrid. Más de un centenar de personas, algunas de ellas disfrazadas, reivindicaron con espíritu lúdico su condición de 'friki'. Un homenaje a sus ídolos y a sí mismos que se convirtió en su particular modo de 'salir del armario' en plena calle, a la vista de todos.

"Quien no sea friki, que levante su espada láser", el lema de la concentración, dejaba claro desde el principio cuál sería el tono de su 'protesta'. Ganas de divertirse y de reirse de uno mismo, todo un acto de autoafirmación.

En la madrileña Plaza del Callao estaban convocados todos aquellos que se sintieran 'frikis', esa condición indefinida que hasta ayer además acarreaba una connotación peyorativa. Querían llamar la atención sobre su diferencia, lo que les separa del resto, y rehabilitar su imagen. Pero sobre todo pasárselo bien a su manera.

Representantes de todas las tendencias del 'frikismo', un gentío diverso entre los que se podían encontrar fans de la saga de Star Wars, otakus (seguidores del manga) caracterizados como sus ídolos, apasionados de los videojuegos y el rol.

Pocos pero resueltos, un chico que lucía una bandana de Naruto alentaba a sus amigos: "Tenemos que organizarnos para dominar el mundo". Les acompañaban conversaciones y chascarrilos sobre juegos de rol, cómics y dibujos animados -"¿qué pasa, se ha vuelto a morir Krilin?"- ininteligibles para los no iniciados.

Una vez se hubo congregado una pequeña multitud, se encaminaron al centro de la plaza, para organizar la principal actividad del día: un Comecocos en vivo, con personas en lugar de muñequitos luminosos.

El portavoz, un adolescente vestido con corbata, gafas de sol y sombrero, comenzó leyendo un pequeño texto explicativo sobre la historia del Pac-Man (nombre original del Comecocos). Luego se distribuyeron por toda la plaza para comenzar a jugar.

Fantasmas, cocos, frutas y el gigantesco Comecocos amarillo correteando ante la mirada atónita de los transeúntes y el jolgorio entusiasta de los demás frikis.

La llegada de un grupo de fanáticos de la Guerra de las Galaxias, disfrazados como soldados imperiales, sería otro de los puntos culminantes de la tarde, arrancando una gran ovación. Después corearon juntos las notas principales de la Marcha Imperial.

Un fanático de la lucha libre disfrazado de Hulk Hogan señalaba la necesidad de diferenciar a los frikis auténticos, "de toda la vida", y los advenedizos. "Tenemos un honor, un orgullo de ser como somos, diferentes. No debemos avergonzarnos, sino decir bien alto que somos frikis, distintos a los demás", añadió su compañero, que gritaba emocionado.

En cambio, un joven 'Indiana Jones' decía que ser friki está bien, siempre y cuando no termines "pasándote al reverso tenebroso del frikismo y acabar encerrado en tu cuarto, en tu mundo, para siempre".



pie de foto
Jóvenes seguidores del manga.


Dedicaron a los presentes algunas 'peleas' de exhibición. Algunas entre personajes de la misma serie, otras un poco más peculiares, como la 'batalla' entre mangas -de origen japonés- y cómics americanos.

Cantaron las sintonías de algunas de sus series favoritas, como 'Oliver y Benji' o 'Bola de Dragón', y le gritaron vivas a Homer Simpson y al 'chino Cudeiro'. Y a Lordi, esa curiosa banda de rock que acaba de ganar Eurovisión.

No eran muchos, pero su vistosa pasión dibujó una sonrisa en el centro de la capital, donde periodistas y viandantes observaban asombrados la reunión. Quizá todo fuera una maniobra de distracción en su plan para dominar el mundo.

Volver Enviar a un amigo Imprimir Blogs
Los congregados organizaron una partida de 'comecocos' en vivo, con jóvenes disfrazados, por la madrileña Plaza del Callao. Foto: Javier Salas
Noticias relacionadas con este titular
Orgullosos de ser frikis
Blog: El día de la toalla
Blog: Orgullo friki