Blog del experto
Ejemplo de estudio en salud geoambiental
Recibe nuestra newsletter
Geosanix en los medios
Tienda

Consejos de salud geoambiental en hogares y oficinas


Si nos levantamos con dolores y más cansados que nos acostamos o si, en el lugar de trabajo, nos encontramos mal sin motivo aparente, el mejor consejo es acudir a un profesional de la Salud Geoambiental. Éste realizará un análisis con los distintos aparatos de detección de radiaciones perjudiciales para la salud y nos propondrá las soluciones a adoptar.

12 consejos prácticos para estar en lugares sanos


1. Lugares de alta permanencia.

Asegúrese de que los lugares donde pasa más horas no estén afectados por contaminantes físicos (radiaciones y campos electromagnéticos), químicos (disolventes, pesticidas y gases nocivos) o biológicos (hongos, bacterias y alérgenos).

2. Descanso.

No coloque aparatos eléctricos en la mesilla de noche, como radio-despertadores, teléfonos inalámbricos o móviles cargándose. Los colchones de muelles y las camas articuladas eléctricas también deben evitarse. Piense en los demás, especialmente en la salud de los niños.

3. Teléfonos móviles.

Evite su uso en la medida de lo posible. No permita que los niños menores de 14 años utilicen habitualmente los móviles ya que afectan a los sistemas inmunológico, nervioso y endocrino. Mantenga el teléfono móvil alejado de la cabeza y del cuerpo siempre que sea posible, utilizando el manos libres. No lleve conectado el Bluetooth si no lo necesita.

4. Electrodomésticos.

Evite colocar lavadoras, microondas, hornos, calderas, cocinas de inducción o vitrocerámicas contiguos a los dormitorios. La pared permite el paso de las radiaciones que emiten estos aparatos, incluso cuando están apagados.

5. Instalación eléctrica.

Compruebe que no emite más radiaciones de lo estrictamente necesario y que las tomas de tierra funcionan bien. Su salud se lo agradecerá.

6. Radiactividad y gas radón.

Es un aspecto clave de la salud geoambiental. Evite el uso de determinados materiales como basaltos o granitos, algunas cerámicas y hormigones y ciertos tipos de gres, que pueden ser fuente de gas radón. Si el inmueble tiene estos materiales, es necesaria una buena ventilación.

7. Antenas y distribución eléctrica.

Vigile si cerca de los edificios donde vive o trabaja existen antenas de telecomunicaciones, en especial las de teléfonos móviles, líneas de alta tensión, tendido eléctrico o transformadores urbanos.

8. Edificios inteligentes.

Para crear espacios de trabajo sanos evite los lugares cerrados con aire acondicionado, las ventanas impracticables y los materiales artificiales.

9. Electricidad estática.

Evite niveles elevados de electricidad estática, provocados por materiales sintéticos: moquetas, tejidos, encimeras de cocina, mobiliario, etc. Coloque humidificadores, utilice calzado con suelas conductoras y haga uso de materiales naturales.

10. Ruido.

Evite localizar su casa u oficina en áreas con elevados niveles sonoros.

11. Población de riesgo.

Sea consciente de que los niños, los enfermos y las mujeres embarazadas son la población más sensible a los efectos de contaminantes geoambientales, tanto artificiales como naturales.

12. Terreno.

Evite ubicar los lugares de descanso o trabajo sobre zonas con alteraciones geofísicas, que provocan inestabilidad e intensa radiación terrestre. Es uno de los aspectos más importantes para la salud.