Peruvian Flag.gif (27917 bytes)
 
 

La Abeja

Soneto

Enrique Alvarez Henao (Colombiano)

 

 

Miniatura del bosque soberano
y consentida del vergel del viento,
los campos cruza en busca del sustento
sin perder nunca el colmenar lejano

De aquí a la cumbre, de la cumbre al llano
siempre en ágil, continuo movimiento,
va y torna como lo hace el pensamiento
en la colmena del cerebro humano.

Lo que saca del cáliz de las flores
lo conduce a su celda reducida
y sigue sin descanso sus labores.

Sin saber !Ay! que en su vaivén incierto
lleva la miel, para la amarga vida
y el blanco cirio para el pobre muerto.

 


۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Alondra

Vals

Pedro A. Bocanegra

 
 

Anuncian las dos de la mañana

es la hora de partir mi dulce amor.

No es la alondra, la aurora está lejana,

es el dulce cantar del ruiseñor.

 

Todas las noches en aquel ramado

me viene con sus trinos a arrullar,

canta la alondra, mi bien amado,

la luz de la mañana ya va a brillar.

 

Alumbra la luz de la mañana

es la hora de partir, mi dulce bien,

aborrezco la luz de la mañana,

porque viene a separarme de ti.

  

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Apañadora

Tondero

Alicia Maguiña

 

 

Un sábado por la tarde,

me propuso mi patrón,

me dijo Ay Asunción, Ay Asunción,

chola china sal pronto de la cocina,

ya no pelarás gallinas.

 

Cuando llega la cosecha,

con multicolor pollera

y con sombrero de paja

sale ya la apañadora,

a apañar el algodón,

a apañar el algodón.

 

Los cholos con pecho al aire,

tostaditos por el sol le dicen,

Ay Asunción vente a apañar a mi lado,

pero en caballo de paso,

llegó el apuesto patrón

y se fue con Asunción

y se fue en su pegaso,

a apañar el algodón,

a apañar el algodón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Cabaña

Vals

Alejandro Sáez

 

 

Se acerca ya la noche,

en vuelo aligerado,

las aves van volando,

sus nidos a buscar.

 

Cual pálida y sonriente,

cual muere una esperanza,

yo veo en lontananza,

la luz crepuscular.

 

¡Qué triste, qué triste,

es la vida en la montaña!

sin luz en la cabaña,

sin nadie a quien amar.

 

Ausente de mi madre

bendita, que me adora,

y que tal vez me llora,

en su lejano hogar. (bis)

 

El león entre la selva,

que ruge fieramente,

y silba la serpiente

allá en el matorral.

 

Yo escucho, conmovido,

los ayes de ternura,

de aquella criatura,

que sufre por mi mal.

 

Tal vez es mensajero,

de la alta melodía,

el beso que me envía,

el ángel de mi amor.

 

Tal vez es de mi madre,

la frase cariñosa,

que llega hasta mi choza,

cual eco arrullador. (bis)

 

—————————

Cortesía: Carola Saco S.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Cabaña

Danza
 


Ven a mi pobre cabaña,
que te espera y extraña,
cuando faltas allí,
ven que te espera mi hamaca,
con las hojas de albahaca,
no dan perfume sin tí.

¡Ay! Ven mi amor,
que triste estoy,
sin tí no hay sol
y sin sol no hay luz.

Cuando pases por mi cabaña,
adonde llora la caña,
angustiada de amor,
se abrirán las flores
y darán sus colores
un perfune de olor.

¡Ay! Ven mi amor,
que triste estoy,
sin tí no hay sol
y sin sol no hay luz.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Casa del jabonero

Vals

Luis Abanto Morales

 

 

Señores y señoritas, jóvenes y caballeros,

a todos pido respeto y a todos pido perdón,

mas si soy impertinente, creo con justa razón,

pedir a toda la gente un poquito de atención.

 

Muchas cartas me han llegado de todas partes del Perú,

preguntando mi pasado y cómo ando de salud

y con toda sinceridad, voy a decir la verdad.

 

He tenido mi gran lección, en este mundo de falsedad,

hay amigos de ocasión y hay amigos de verdad;

pero no hay que confundir ni tampoco criticar,

a la casa del jabonero, cualquiera puede resbalar.

 

Aquí termino señores y agradezco la atención,

y sin duda ni temores, les brindo mi corazón,

soy hombre mozo del pueblo y del pueblo su cantor,

del pueblo soy, para el pueblo, su modesto trovador.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Campesina

Polka

Pedro Espinel Torres

 

 

Por las mañanas con los rayos de alborada,

la campesina va,

por las campiñas en pos de la perfumada,

brisa que el campo da.

 

Contemplando su encanto,

el sol al asomar;

las avecillas,

en gorjeos matinales,

salúdanle al pasar.

 

Oh, campesina,

mi bella serrana

mi pecho se inflama

por tí, de pasión!

 

Eres hermosa,

cual diosa pagana;

por eso es que te canto

y te doy mi inspiración.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Chicha

Vals Canción
Letra: José de la Torre Ugarte - Música: José Bernardo Alcedo
 


¡Patriotas! El mate de chicha llenad,
y alegres brindemos por la libertad,
cubra nuestras mesas el chupe y quesillo,
el locro amarillo con el verde ají,
y a nuestras cabezas la chicha se vuele,
la que hacerse suele de maíz o maní.

 

Esta es más que el vino y la cidra
que nos trajo la hiedra para envenenar
es muy espumosa: y yo la prefiero
a cuanto el íbero pudo codiciar.

 

El Inca la usaba en su regia mesa
ahora no empieza que es inmemorial
bien puede el que acaba pedir, se renueve
el poto en que bebe o el gran caporal.

 

El ceviche venga, la guatia en seguida,
que también convida y exita a beber,
todo Indio sostenga con el poto en la mano,
que a todo tirano ha de aborrecer.


¡Oh licor precioso! ¡oh licor peruano!
licor sobrehumano mitiga mi sed,
¡oh néctar sabroso del color de oro,
del Indio tesoro, patriotas bebed!

 

Sobre la jalea de ají rico untada,
con la mano enlazada el poto apurad:
y este brindis sea el signo que damos
a los que engendramos en la libertad.

 

Al cáliz amargo de tantos disgustos
suceda el placer, en nuestro
letargo a una despertemos
y también logremos libre por fin ser.

 

Gloria eterna demos al héroe divino
que nuestro destino cambiado ha por fin,
su nombre grabemos en el tronco bruto,
del árbol que el fruto debe a San Martín.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Chismosa

Polka
Lorenzo Humberto Sotomayor
 


Hay una señora,
de cara muy delgada,
de ojos bien saltones
y nariz bien perfilada,
de cabellos largos,
con arrugas y sin dientes
y con una lengua
muy larga y afilada.

Que hoy doña Juana
no ha ido al mercado,
que en casa de don Ataúlfo
solamente comen pescado;
que la Pocha llega muy tarde,
que don Pedro vive con otra;
pero el caso es que esta comadre,
de mirada cabizbaja,
es una vieja chismosa
que de todo el mundo raja.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Cholita del Puente

Vals

Rafael Otero López

 

 

Mira, compadre, debajo del Puente,

a mi linda cholita en medio del río,

vestida de blanco con blondo cabello,

parece que está muriendo de frío.

 

Mira, compadre, debajo del puente,

las olas, la brisa, su cuerpo acarician;

los celos me matan, mi pasión incitan,

por esta cholita que llevo en el alma. (bis)

 

Sirva una copa compadre,

quiero matar esta pena,

quiero embriagarme por ella,

y no sufrir mi condena. (bis)

 

—————————

Cortesía: Carola Saco S.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Comarca

Vals

Braulio Sancho Dávila

 


Cada comarca en la tierra
tiene un rasgo prominente:
el Brasil su sol ardiente,
minas de plata el Perú,
Montevideo su cerro,
sus pampas tienen los dos;
Montevideo su cerro
sus pampas tienen los dos.

Si quieres, china, vente conmigo,
vente conmigo a gozar, olé salero,
que en mi bergantín velero
nunca temas naufragar;
que en mi bergantín velero
nunca temas naufragar

A recorrer medio mundo
mañana me voy;
a gozar de tus caricias, mamacita,
sólo tuyo, tuyo soy,
a gozar de tu eminencia, negrita,
sólo contigo me voy.

 

Uva zambita
también moyadita,
plátanos de seda
también de la isla,
la guayaba verde
para la terciana,
las diez mil
para mañana.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

 

La Concheperla

Marinera
Abelardo Manuel Gamarra Rondó

"El Tunante"
 


Acércate preciosa
,
que la luna nos invita
sus amores a gozar, a gozar.


Acércate preciosa
,
conch'e perla de mi vida
como no brota el mar.

Abre tu reja, abre tu reja
,
un momento, un momento.
Si oyes benigna, si oyes benigna,
si oyes mi inspiración.


Si la crees digna, zamba de tu atención.
ahora no te vas, si tu me quieres,
mañana te irás,
si no me quieres, mándate mudar.

Abre tu reja, abre tu reja
,
un momento, un momento.
Si oyes benigna, si oyes benigna,
si oyes mi inspiración.


Si la crees digna, zamba de tu atención.
Recibe prueba la fineza de mi amor,
de mi amor, de la luna al resplandor,
la fineza de mi amor.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Contamanina

Vals
Javier Torres
 


El que me trajo hacia tí
es el Ucayali,
con su serpentear;
yo surcándole voy
hacia ti mujer.
para mi vivir,
yo te he de querer.

Mi cantar es así,
para ti -mujer- con amor;
Contamana te vio nacer
con mucho placer.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Contrabandista

Vals
Laureano Martínez Smart
 


Yo soy la contrabandista
y ando haciendo mucho ruido.
Yo soy la contrabandista
y ando haciendo mucho ruido.

Que habiendo nacido libre,
que habiendo nacido libre,
que habiendo nacido libre,
la justicia me persigue.

En la casa de María la loca,
tralalalalá, pin pon,
todos los pollitos chiquititititos
salen a picar pin, pon.

Pío, pío, pollo,
salgan todos a picar;
pío, pío, pollo,
salgan todos a picar,
salgan todos a picar.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La del Santo

Vals
Arturo Garay
 


La del santo
¿Dónde se ha metido?
¡Sal de la cocina,
vamos a bailar!


Deja un rato
que sirva la Juana,
ven aquí un ratito,
gózate este vals,
de pura salsa criolla,
con la que tú jaraneas.
¡Cintura, negra cintura
y una vueltecita más!


De pura salsa criolla,
con la que tú jaraneas.
¡Cintura, negra cintura
y una vueltecita más!

Qué sirvan la carapulcra
con chancho, bastante chancho
y traigan la jarra'e chicha
¡Brindemos por tu salud!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La fe Verdadera

Vals

Guardia Vieja
 

 

Con la fe verdadera
del alma noble y pura,
con íntima ternura
mi amor te consagré.


Te dije que era tuyo,
te dije que te amaba,
que sólo en tí pensaba
y así lo compliré.

Porque en verdad te quiero
y te amo con pasión,
a Dios en mi oración
le imploro tu bondad;

porque eres mi esperanza,
el ídolo de mi alma,
la Virgen a quien clama,
mi corazón, piedad.

Vengamos ángel mío
¡Oh, tierno ángel querido!
como las aves en su nido,
los dos con ilusión.


Tú siendo mi alegría,
tú siendo mi consuelo,
para que Dios en el Cielo
bendiga nuestra unión.

Porque en verdad te quiero
y te amo con pasión,
a Dios en mi oración
le imploro tu bondad;
porque eres mi esperanza,
el ídolo de mi alma,
la Virgen a quien clama,
mi corazón, piedad.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Flor de la Canela

Vals

Isabel "Chabuca" Granda

 

 

Déjame que te cuente limeña,
déjame que te diga la gloria,
del ensueño que evoca la memoria
del viejo puente, del río y la Alameda.


Déjame que te cuente limeña,
ahora que aun perfuma el recuerdo,
ahora que aun se mece en un sueño
el viejo puente, del río y la Alameda.


Jazmines en el pelo y rosas en la cara,
airosa caminaba la flor de la canela,
derramaba lisura y a su paso dejaba
aromas de mixtura que en el pecho llevaba.


Del puente a la Alameda,
menudo pie la lleva por la vereda
que se estremece, al ritmo de su cadera,
recogía la risa de la brisa del río
y al viento la lanzaba del puente a la Alameda.


Déjame que te cuente limeña,
ay deja que te diga morena mi pensamiento,
a ver si así despiertas del sueño,
del sueño que entretiene morena tu sentimiento.

 

Aspira de la lisura que da la flor de canela,
adornada con jazmines matizando su hermosura,

alfombra de nuevo el puente, que engalana la Alameda,
que el río acompasa su paso por la vereda.


Y recuerda que ....

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Gitanilla

Polka

Víctor Correa Márquez

 

 

Se acerca ya la gitanilla ardiente,

de hondas pupilas y de labios rojos,

que viene con su amor ferviente,

brindando los placeres con los ojos.

 

Ella sabe bailar de cierto modo,

arrojando a los aires las perfumadas flores,

toca la pandereta con el codo,

y brinda la poesía de los amores.

 

Ella, cuando abre sus encendidos labios,

con esa gracia bella y coqueta,

entona sus canciones sin agravios,

al son de su incansable pandereta.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Guardia Nueva

Vals
Augusto Polo Campos
 


Yo soy la nueva voz
de la nueva canción,
que nunca muere.
Yo soy como un gorrión,
que por primera vez
cantarte quiere.

Permíteme anidar
cantándote este vals
bajo tu alero.
Yo soy la nueva voz
que le ha pedido a Dios
cantarle a mi Perú
como un jilguero,
para poder decir
que hoy empiezo a vivir
diciéndole al Perú
cuánto lo quiero.

Te traigo en mi canción
la vieja tradición
que escribió Palma;
recíbela en mi voz
y ponla con amor
dentro del alma.


Soy la voz popular
que le quiere cantar
a lo que es nuestro,
con el mismo fervor
y con el mismo amor
que rezo ante un altar
mi padrenuestro.

Yo soy la nueva voz
que, desde el corazón
y al compás de un bordón,
su alma te entrega.
Yo traigo aquel pendón
que Pinglo nos dejó
en cada corazón
¡Yo soy la guardia nueva!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Hamaca

Tondero

Roberto Vásquez de Velasco

 

¡Qué triste es mi vida!

llora, que llora, llora...

sin ninguna esperanza

de tu amor y confianza.

 

¡Qué triste es mi vida!

llora, que llora, llora...

y se mece la hamaca tendida

de aquí para allá, de allá para acá.

(Repetir las dos estrofas)

 

Agua de los montes,

cuando volverán,

lágrimas de mis ojos,

agua de mi sauzal.

 

¡Qué triste es mi vida!

mentira, sólo mentira...

y se mece la hamaca tendida

de aquí para allá, de allá para acá.

(Recitado)

 

Los ojos de mi norteña,

son como los de la urraca,

que alumbran cuando yo duermo,

mientras yo sueño en la hamaca.

 

Agua de los montes,

cuando volverán,

lágrimas de mis ojos,

agua de mi sauzal.

 

¡Qué triste es mi vida!

mentira, sólo mentira...

y se mece la hamaca tendida

de aquí para allá, de allá para acá.

(Repetir las dos estrofas)

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Historia de mi Vida

Vals
Mario Cavagnaro Llerena

 

 

Eres el amor con que soññé,
eres la ilusión que me forjé,
eres hoy mujer para mi vida,
la prenda más querida,
la mas tierna ilusión.

Traes la ansiedad que adiviné,
traes la pasión que imaginé,
y eres hoy mujer lo que más quiero,
porque eres el lucero de mi atardecer.
 

Pero no me preguntes,
la historia de mi vida,
mi vida ha comenzado,
cuando llegaste tú.

Porque antes en sus páginas,
hay tantos desengaños,
mentiras y fracasos,
en cosas del amor.

No me preguntes nunca,
cómo empecé ha quererte,
y déjame amor mío amarte sólo a tí,

Las cosas que he vivido,
son ya un sueño olvidado,
hoy quiero enamorado,
vivir sólo por tí.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Noche de tu Ausencia

Vals

Mario Cavagnaro Llerena

 

 

Fría es la noche de tu ausencia,
no hay calor sin tu presencia,
y hoy te extraño mucho más;

mientras mi cigarro se consume en humo azul,
y muere mi nombre, porque lo callaste tú.


¿Dónde fuiste a dar, qué es lo que hiciste con mi amor?
crucificaste con tu olvido mi dolor.
y sin una palabra, sin una despedida,
dejaste mi camino para seguir tu vida,
 

Y de la noche triste en que te fuiste,
no recuerda en mi amargura,
si la lluvia o mi llanto,
me nublaba tu figura.
 

Sólo sé que te marchaste,
y desde entonces es invierno;
el recuerdo es un calvario,
y en la cruz de tu partida,
va muriéndose mi vida sin tu amor (bis)

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Noticia

Vals
Luis Abelardo Núñez
 


Llevo en el pecho una herida
que nunca se cerrará,
me está quitando la vida
la que nunca volverá.

Y la ingrata que se fue
con quién estará gozando;
vuela pensamiento y dile
que yo la sigo esperando.

Ayer me han venido a contar
que hace tiempo ya te abandonaron;
al saber la noticia
lágrimas de mis ojos brotaron.

Vuela pensamiento y dile
que yo la sigo esperando.

 

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

La Oración del Labriego

Vals
Felipe Pinglo Alva

 

 

Es ya de madrugada,
el labriego despierta,
al entreabrir sus ojos
la luz del alba ve.

 
Entonces presuroso,
saliendo de su lecho,
musita esta plegaria,
llena de amor y fe.


Señor, tú que has creado,
las aguas de los ríos,
y a los prados permites,
el verdor que se ve.


No niegues al labriego,
el divino rocío,
que con cada caída,
alegra nuestro ser.


La campiña que luce,
hermosos atributos,
por tí florece siempre,
cual ameno vergel.


Pero si tú nos niegas,
agua, Sol y rocío,
morirán los labriegos,
de inanición y sed.


Después de la jornada,
la lampa sobre el hombro,
al ponerse la tarde,

retorna el labrador.


Y mientras que tranquea,
de vuelta a la cabaña,
cantando el pensamiento,
modula esta canción:


La ansiada primavera,
que exalta los amores,
te debe la pureza,
de todo su arrebol.
 

Y el concierto admirable,
de pájaros y flores,
por obra de tu gracia,
conservan tu primor.


En medio de este encanto,
que alegra corazones,
el labriego es el guarda,
de tan rico joyel.
 

Como guardián te pido,
que con tu omnipotencia,
multipliques los frutos,
que cosechar podré.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Oruga

Vals
Abelardo Gamarra - Justo Arredondo

 


Cual humilde y bella oruga
transformada en mariposa
que abandona presurosa
la prisión de su capullo,
sin saber que va a quemarse,
muy feliz revolotea
alrededor de hermosa luz.


Así, mi alma, al ver tu rostro
de belleza peregrina,
presurosa se encamina
a adorarte con fervor.

Despertó para mí el cariño
a la luz de tu mirada;
hoy la tiene hipnotizada
con tan divino fulgor.


Que se extinga mi existencia
al calor de nuestros lazos,
que el morir entre en tus brazos,
vida mía no es morir;
que el morir entre en tus brazos,
vida mía no es morir.

Vuela, vuela mariposa,
cruza el fuego jugueteando,
sigue, sigue fantaseando,
busca tu felicidad.


Mi deseo es acercarme
a esa llama seductora
que me abraza y me devora
y sé que al fin me quemará
¡Qué me importa que padezca!
¡Qué me importa que padezca!
¡Qué me importa que fallezca,
si te puedo conseguir!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Palabra Final

Vals
Mario Cavagnaro Llerena
 


Anoche salí
a olvidar tu recuerdo
y ¿Qué conseguí?
Recordar mucho más.
Lo que pasa es que a tí
yo te llevo tan dentro
que, sin irte a buscar,
en el alma te encuentro.

Y por tu amor,
anoche intenté
tantas cosas absurdas,
para matar las dudas
que me matan a mí.

Y por fin decidí,
por mi bien o mi mal,
que te voy a ceder
la palabra final;
que resuelvas por mí
el problema crucial:
o te puedo querer,
o te debo olvidar.

¡Tú me tienes que dar
la palabra final!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Palizada

Vals

Alejandro Ayarza "Karamanduca"

 

 

Somos los niños

más engreídos

en esta noble, bella ciudad,

toditos somos

muy conocidos

por nuesra pura vivacidad.

 

En la jarana

somos señores,

hacemos flores

con el cajón,

y si se trata

de dar trompadas,

también tenemos

disposición.

 

Pásame la agüilla, la agüilla, la agüilla,

la agüüilla, la agüilla,

yo no te la paso morenita,

ni de raspadilla.

 

Pásame la agüilla, la agüilla, la agüilla,

que así las educa

a su muchachada el Karamanduca.

 

Vengan copitas de licor sano,

vengan copitas, sin dilación,

venga ese rico licor peruano

que vulgarmente le llaman ron.la agüilla, la agüilla

 

Vivan los hombres de gran valía,

viva el dinero, viva el amor,

vivan las hembras, viva la orgía

y el aguardiente que da valor.

 

Pásame la agüilla, la agüilla, la agüilla,

la agüilla, la agüilla,

yo no te la paso morenita, ni de raspadilla.

 

Pásame la agüilla, la agüilla, la agüilla,

que así las educa

a su muchachada el Karamanduca.

 

En las chacritas y en Puerto Arturo,

todas las noches, no hay que faltar,

a veces caen con el buen puro

 que don Silverio nos puede dar.

 

Allí pasamos noches contentos,

con la guitarra, con el cajón,

y allí olvidamos los sufrimientos,

con los vapores del rico ron.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Pasionaria

Vals
Alejandro Ayarza

 

 

Aquí está la pasionaria,
flor que cantan los poetas;
los poetas cuando cantan,
cantan penas y tristezas. (bis)


Vengo a que todo me desengañe,
aunque me cueste luego el morir,
vengo a arrancarte de aquellos brazos,
vengo por lo que es mío, vengo por tí. (bis)

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Perricholi

Vals

Letra: Luciano Huambachano

Música: Enrique Sánchez Osorio

 

 

Perricholi la dicen en esta tierra,
y el virrey la adora se despepita,
cuando canta con gracia mazamorrera,
la canción del milagro y la tapadita.

Micaela Villegas hoy se embelesa,
y suspira por alguien que no la quiere,
ambiciona en sus sueños la gran calesa,
si el virrey se la niega miquita muere.

¡Que ella es huanuqueña! Eso es sabido,
¡Dicen que es limeña! Y no han mentido,
Limeña es porque canta gloria y pregones,
la lisura y encanto de sus canciones.(bis)

La guitarra que vibra sus intenciones,
arroba los sentidos con gallardía,
cuando toca la fibra de las pasiones,
con su verbo que exalta la picardía.

La criolla peruana se siente ufana,
cuando canta el poema de los amores.
Y espera a su ventana muy de mañana,
la arrullen con trinos los ruiseñores.(bis)

Cuando evoca la tierra de los amores,
añora su casita llena de flores,
donde florece el nardo y el azucena ,
el jazmín, la violeta y la hierbabuena.
 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Primera Piedra

(Twist)

Mario Cavagnaro

 

Dices que mi amor no vale nada,

que está mi alma envenenada,

que no tengo corazón.

 

Tú tiras la primera piedra,

como si estuvieras sin pecar,

túú tiras en el ojo ajeno,

sin ver en el tuyo la maldad.

 

En este mundo cada uno ha de vivir la vida,

como le parezca mejor,

yo sé que tengo mis pecados y por eso,

nunca juzgo a los demás.

 

Tú tiras la primera piedra,

la primera piedra es tu maldad.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Reina de España

Vals

Guardia Vieja
 


Si la reina de España muriera,
Carlos Quinto quisiera reinar,
correría la sangre española
como corren las olas del mar.

Pero ven, pero ven,
te daré, te daré mi ilusión,
te daré, te daré, prenda mía,
los latidos de mi corazón.

Vente conmigo amor a gozar,
que en la playa yo tengo un bajel,
bogaremos juntitos en él
y la reina del mar tú serás.

Pero ven, pero ven,
te daré, te daré mi ilusión,
te daré, te daré, prenda mía,
los latidos de mi corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Reina de mi Jardín

Vals
Victor A. Hurtado Riofrío

 

 

Mirando desde lejos, contemplo tu belleza

y sin que te des cuenta, te observo con ternura.

!Qué linda, criatura me digo yo en silencio,

quisiera ser el viento, para besar tu piel (bis)

 

Así pasan las horas, así pasan los días,

iimaginando cosas, cual de ellas más hermozas,

y ella sin darse cuenta, que mis ojos la miran,

que ella es la mariposa que adorna mi campín (bis)

 

Tines fragancia dentro de tí,

tienes dulzura con alehlí,

eres la rosa, el capulí,

eres la reina de mi jardín.......(bis)

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Rosa del Pantano

Vals

Versos del poema "Déjalos" de Bonifacio Byrne (Cuba).

Música de Fausto Florián (Perú).

 


Déjalos, aunque el mundo te señale
con su dedo inflexible, ten valor;
que donde quiera que tu pie resbale,
para apoyarte encontrarás mi amor.

Yo seré tu sostén, seré tu guía,
todo lo que tú quieras yo seré,
porque has desenterrado mi alegría
y has hecho más aún, la has puesto en pie;
porque has desenterrado mi alegría
y has hecho más aún, la has puesto en pie.

Mi vida es otra vida con locura
pero te pertenece aún siendo así.
Vale más que mi vida tu hermosura
y toda tu alma entera me la diste a mí.

Qué me importa del mundo sus juicios vanos,
su pequeñez no alcanza a nuestro amor.
La rosa que ha nacido en el pantano,
aunque el mundo no quiera es una flor.

Yo seré tu sostén, seré tu guía,
todo lo que tú quieras yo seré,
porque has desenterrado mi alegría
y has hecho más aún, la has puesto en pie;
porque has desenterrado mi alegría
y has hecho más aún, la has puesto en pie.

Mi vida es otra vida con locura
pero te pertenece aún siendo así.
Vale más que mi vida tu hermosura
y toda tu alma entera me la diste a mí.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Sombra de tu Luz

Vals
Manuel Acosta Ojeda

 

 

Se ha quedado en mis ojos,
la voz de tu sonrisa;
y aun retoza en mis manos,
el eco de tu piel.

Y la música dulce,
de tu palabra tibia;

agita en mi recuerdo,
la sombra de tu luz.

Y cantan en mi pecho,

dos palomas felices;
son tus manos queridas,
que anidaron allí.


Y se mojan mis labios,
recordando los tuyos;
y de pie mi esperanza,
aun espera por tí.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Tamalera

Festejo
Filomeno Ormeño

 


Aquí está la tamalera 

con su sabroso tamal,

pa' aquel que lo saboree

sepa que no le va mal.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

Qué ricos son los tamales

que vende doña Francisquita

y dicen que quita males

porque al saborear nos pica.

Tamal, tamalerita,

- Oiga, doña Francisquita

no ponga cara de risa.

- Calle so nego borrico

que el nego no canta en misa.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

Ya se va la tamalerita

con su sabroso tamal,

pa' aquel que lo saboree

sepa que no le va mal.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

Tamal, tamalerita,

se va la tamalera, sua.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Tumba del Olvido

Vals
Javier Cisneros Rengifo
 


En esa tumba eterna
de mármol reluciente,
allí es donde descansa
lo que fue nuestro amor;
allí crucificadas
se encuentran nuestras almas,
pidiendo paz al cielo,
bendición que no llegó.

Por eso yo reniego
de aquel maldito día
que con un puñal infame
las venas marchitó;
de aquel dulce romance
reinante de alegría,
cavó la fosa negra
en el olvido cruel.

Por esto yo a esta vida
ya no le debo nada,
quedamos mano a mano
y no existe rencor.

Tan sólo pido al cielo
que al recoger mi cuerpo,
mate después mi alma
y en nada convertirme.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Veguera

Marinera Norteña

Carlos Ramírez Montalvo

 

 

Vi bajar una veguera,

linda como la mañana,

en tiempo de primavera.

 

Yo le dije: Señorita es Ud.,

de este paseo,

no señor, del coliseo,

que a lo lejos se divisa,

donde bate la brisa,

bate la flor de la caña.

 

Hojas del árbol caídas,

juguetes del viento son,

si son hojas desprendidas,

del árbol del corazón,

sí señor, del corazón,

no señor, de esta pasión.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

La Vida al Revés

Vals
Autor:
 


¡Si señores, la vida está al revés!
Se ven casos que dan pena
que luego hay que soportar;
pero, como existe la moda
y la moda no incomoda,
lindo pretexto para incomodar.

Las mujeres ¡Hombres quieren ser!
Se cortan el pelo, usan pantalones,
montan bicicleta ¡Qué barbaridad!
Juegan la pelota, son catchascanistas,
muy poco les falta para gobernar.

En Europa ¡Ni que hablar!
Transforman al ser humano;
al hombre lo vuelven mujer
y con otro hombre se puede casar.


Es cierto, aunque no lo crea,
pero esa es la purita verdad.
Es cierto, aunque no lo crea,
pero esa es la purita verdad.

Nuestro serrano, parece mentira
¡El Quechua ya no quiere hablar!
Pero quiere aparentar
que ha aprendido a hablar el inglés;
y aunque no sepa nada,
pero él le dice "yes very well".
Y aunque no sepa nada,
pero él le dice "yes very well".

Bailen valses, bailen polcas,
marineras y festejos,
también los lindos huaynitos,
tonderitos para saborear.


¡Tenemos tan buena música
y la debemos interpretar!
¡Tenemos tan buena música
y la debemos interpretar!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Las Calles de Lima

Polka

Guardia Vieja
 


Señoritas, las calles conoced
porque en la vida es muy esencial,
dónde se encuentran las hermosuras
de esta noble y bella ciudad;
y de ellas les voy a conceder
las principales de la capital,
desde Tipuani, que es el barrio
del buen cantor.

Hay Pericotes en Carrera de Gatos
y en Los Naranjos, Burros Afligidos,
también hay Huevo junto a los Patos
y El Suspiro de San Andrés.

La Victoria también tiene a Grau,
Santa Teresa también Ya Parió
Siete Jeringas y un Pejerrey
en la calle del Capón
y San Pedro le aconsejó
que los bañara en el Marañón
y le sacuda Polvos Azules
en El Acequión.

El Tigre, Bravo y mañoso
se comió a los Gallos pelados
y hay un Chivato Barbón
que está envuelto en Mantas de vapor
y su cabeza de piedra
se metió a la Cueva de Las Leonas
y Santa Clara se hizo La Cruz.

El Serrano, Chillón, Corcovado
toma la Coca en el Boquerón
y Doña Elvira que ha Quemado
Trapitos en el Lechugal
de Juan Pablo, que come Pacae,
que se ha encontrado
en La Alameda Gaspar
y en la Amargura
su Noviciado pagará.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Las Limeñas
Polka
Felipe Pinglo Alva
 


Ven acá limeña,
que mi anhelo es gozar por tí,
tu belleza es muy tradicional.
Ven acá limeña,
que mi anhelo es gozar por tí,
linda limeñita no seas así.

Tus pies de arlequín, bellos son,
tus labios de puro coral,
cuerpo de muñeca, bello rostro,
encantadora faz.

Al verte yo así, mi bien,
con tanta beldad sin par
¡Vivan las limeñas,
su gracia y su andar!

Ven limeña, linda flor,
déjame tu amor gozar,
que dueña de mi querer,
feliz serás, sin igual.

Mirándome sin cesar
tus pupilas de cristal,
labraremos, niña hermosa,
una gran felicidad.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Las Mujeres de mi Tierra

Polka
Lorenzo Humberto Sotomayor
 


Son las mujeres de mi tierra,
las más bonitas y primorosas,
son las mujeres de mi tierra,
las que me encantan por ser hermosas.


Son las mujeres de mi tierra,
cautivadoras de corazones,
son misteriosas y soñadoras
y peligrosas para el amor.


Son misteriosas y soñadoras
y peligrosas para el amor.

Hay blancas con ojos negros
y negras con dientes blancos;
hay chinas que no son chinas
y gringas a discreción.


También hay lindas morochas,
que tienen el pelo rubio,
que tienen ojos azules
pero negro el corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Las Praderas

Vals
Felipe Pinglo Alva
 


Las praderas, otrora tan lozanas,
llenas de encanto
ofrendaban su belleza;
el invierno glacial, todo ha truncado:
ayer alegría y hoy todo es tristeza.

El rocío de la invernal mañana,
cual bálsamo eficaz
que mitiga las penas,
pondrá sus notas de eterno colorido,
donde ayer eran atributos de belleza.

Como tiernas aves
que amando y queriendo,
al conjuro eterno del sol esquival,
juraron amarse unidas por siempre,
¡pobres pajarillos
que a nadie hacen mal.

Salen de su nido a morir de frío,
yertos por el viento terrible y glacial ,
mañana que vengas a la primavera
al venir tampoco hallarás.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lejano Amor

Vals
Teresa Blas
 


Lejano estoy de un gran amor
del cual soy dueño;
lejano estoy, oh corazón,
por qué me apenas.

Lejano estoy
pero de lejos te querré,
a cada paso te veré
como la luz de mi existir.

Has de volver
a estos lares tan queridos,
donde mi amor
puro y santo te ofrecí.

Lejano amor, eres mi bien,
mi adoración, mi inspiración,
tuya es mi vida
y todo mi querer.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lejos de Aqui

Vals
Albino Canales
 


Como esperan las flores
al divino rocío,
yo te espero, cariño,
sueño mío.

Como vuelven las aves
en las tardes al nido,
tu casita me espera
junto al río.

Hoy que no estás,
ya no canta el zorzal, mi amor,
no florece el rosal
porque tú estás muy lejos de aquí;
ven, mi vida, que te extraña,
tu casita que hoy está triste
por tu ausencia.

Hoy que no estás,
el cielo azul se ensombreció,
ya no hay luna, no hay sol.
porque tú estás muy lejos de aquí;
ven, mi vida, que te extraña
tu casita que hoy está triste
por tu ausencia.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lejos de Tí

Vals

Mónica y Víctor A. Hurtado

"El Dúo de Oro"

 

 

Ayer dejé tu suelo, oh patria querida,
con el alma en duelo,
buscando horizontes, un nuevo camino,
forjarme un destino,
lágrimas lloré, idioma cambié,
quize volver mil veces,
pero no era así, había que surgir,
y así pasaron meses.

Hoy que con los años tanto me adapté,
y la meta ansiada casi ya logré,
volver a tu suelo para recorrer,
recuerdos de niño que nunca olvidé,
besar a mi vieja darle mi canción,
a mi patria hermosa, esta inspiración,

aunque vivo lejos, tan lejos de tí,
amaré tu suelo siempre hasta morir.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Letanía

Vals
Juan Mosto Domecq
 


Quiero cantar hoy mis penas
y que el viento recoja
en tu jardín, mariposa,
libes mi amargo dolor.

No quiero herirte en mi canto,
sólo decirte una cosa,
que destrozaste mi vida
y no te guardo rencor.

Todo lo hermoso
se esfumó con tu partida
y mi deseo de vivir
se fue extinguiendo.

Sé que estás cerca, corazón,
yo lo presiento,
grito tu nombre
como un lamento.

Lamento que en la noche
se vuelva letanía
en mi ciega porfía
de amarte mucho más.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Libre Albedrío

Vals
Felipe Pinglo Alva
 


Deja que nuestras almas libremente ,
vayan como les plazca en su albedrío,
y si marchan con cauce diferente
se unan al fin para formar un río.

Ayer que sollozabas con ternura,
de orgullo necio ante mi afán reías,
hoy que eres mi ideal y mi locura,
más grande fue mi amor que tu alegría.

Me aborreces mujer, nada te he hecho,
piensa tal vez que finja este cariño,
aunque soy para el amor un casto niño,
un tesoro de amor guardo en mi pecho.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lima Criolla

Vals
Manuel Raygada Ballesteros
 


¡Qué viva Lima, viva mi patria!
hermosa tierra de promisión,
ciudad adornada de tauromaquias,
de vivanderas y serenatas
¡Qué hermosa es, Lima, su tradición!

Por sus calles y portales,
como emblema de belleza
que el poeta en su lira le cantó,
arrogante pasa la mujer limeña,
derramando esa gracia
que de España heredó.

Y en las noches cuando la ciudad descansa
las guitarras hacen su aparición;
y se oyen las criollas serenatas
que el jaranista limeño le da brillo y emoción;
y se oyen las criollas serenatas
que el jaranista limeño le da brillo y emoción.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lima de mis Amores

Vals
Lorenzo Humberto Sotomayor
 


Lima de mis amores,
aquí tienes tu canto,
en la voz de un limeño
que te ama de verdad;
que conoce con Palma
tus bellas tradiciones
y recuerda, con Gálvez,
"La Lima que se va".


Señorial y traviesa,
mística y pecadora,
tu gran alma criolla
no tiene parangón.

 

Tan pronto te has erguido
en gesta valerosa,
como has vibrado al ritmo
de guitarra y cajón.

Lima irónica, alegre y jaranera,
ciudad de las tapadas primorosas,
de las mujeres guapas e ingeniosas,
del anticucho y la marinera.


Ciudad de los pregones musicales,
de leyendas heróicas y galantes,
de corridas de toros, delirantes,
de jugadas de gallos, colosales.

Lima, que deslumbraste
durante la Colonia,
con el brillo dorado
de gran prosperidad.

 

Glorioso y legendario,
el porvenir te acoge
como una gran ciudad.
Ciudad de los Virreyes,
tres veces coronada,
ciudad del San Cristóbal
y del Río Hablador.

 

Ciudad que sintetizas
ayer, hoy y mañana,
fundiendo el moderno auge
con el viejo esplendor.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lima de Novia

Vals
Mario Cavagnaro
 

 

Bañada por las aguas
de un mar que te acaricia,
coqueta y soñadora,
así eres Lima, tú.


Romántica y altiva,
alegre y generosa,
eres por ser hermosa
la novia del Perú.

¡Perú! Perú tu tierra limeña,
te canta con este vals,
para tu gracia señera
y nada más y nada más.


Que un vals Perú
que te entrega un corazón,
que ama, ríe y canta
y sueña por tu inspiración.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Limeña

Vals

Augusto Polo Campos

 

 

Limeña que tienes alma de tradición,
repican las castañuelas de tu tacón
pasito a paso vas caminando, por la vereda
que va entonando, como si fuera un bordón
compases de marinera con tu tacón.


Boquita de caramelo cutiz de seda,
magnolia que se ha escapado de la Alameda,
en tu sonrisa, hay un pañuelo

que enamorado llega hasta el cielo,
perfumado de jazmín, para bailar
marinera con San Martín.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Limeñita Fina

Vals

Rolando Mote Ramírez

(Retrato de Teresa Fuller Granda)

 

 

De Alegre figura y sonrisa fina,

de dulce mirada en sus ojos niños,

que honró mi bohemia con su alma de armiño.

 

Su silueta grácil y garbosa,

de criolla peruana,

se pasea traviesa y graciosa,

sembrando la jarana.

 

Con su estilo sutil y el encanto,

que brota de su alma,

vivifica la eterna memoria,

de Chabuca Granda.

 

Su silueta grácil y garbosa,

de criolla peruana,

se pasea traviesa y graciosa,

sembrando la jarana.

 

Brilla en tí la bohemia y parranda,

que albergan tus venas,

porque tú eres, de Chabuca Granda,

su mejor poema.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Limeño Soy

Vals

Augusto Polo Campos

 

 

Lima, mi vieja Lima,

que aún conservas

el garbo altivo de los virreyes.

 

Lima, mi vieja Lima,

te quiero tanto,

por el encanto que aún retienes.

 

Lima, si tu supieras,

que enamorado de tu bohemia,

bohemio soy.

 

Y aunque pasen los años,

tú eres la misma,

mi vieja Lima de ayer y hoy. (Bis)

 

Llanto de un campanario,

noches, Luna de plata,

luces que te iluminan,

como un rosario.

Rejas que siempre escuchan,

mi serenata.

 

Lima, mi vieja Lima,

quiero que sepas que a donde voy,

siempre será mi orgullo,

decir a todos ¡LIMEÑO SOY!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

Loca Pasión

Vals
Adalberto Oré Lara
 


No creas que he sentido celos,
cuando ayer te he visto
con otro querer;
te juro que no me ha dolido
cuando, muy juntitos,
te besaba él.


No pienses que tal vez lo digo
porque estoy herido
por tu proceder;
lo digo con toda franqueza
¡Ya no me interesa
ya más tu querer!

Celos se siente cuando un cariño
está muy cerca del corazón;
a tí nunca te he querido,
si sólo fuiste loca pasión.


¡Qué puedo sentir yo celos
al verte con otro amor,
si siempre has estado lejos
y no alcanzaste mi corazón!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Los Carnavales

Polca

Gonzalo Toledo

 

 

Los días de Momo en Lima siempre han sido,

las fiestas de alegría sin igual,

amenizadas con música criolla,

ejecutada por conjuntos sin par.

 

Ya se oye a lo lejos la melodía,

de una polca de Pinglo o Espinel,

y es cuando llenos de entusiasmo,

todos dicen a una voz:

 

Los carnavales, los carnavales

de alegría y juegos especiales;

los carnavales, los carnavales

han resultado cabales.

 

——————————————————————————

(Versión publicada en "El Cancionero de Lima" No. 1288)

Cortesía: Dario Mejía

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Los Días que me Quedan

Vals
Mario Cavagnaro Llerena
 


Estoy rimando
mi tristeza con tu ausencia
en esta inmensidad de soledad
de estar sin tí.


Y ando buscando una razón
que justifique mi existir,
o que me pruebe si es posible,
aún sin tí, sobrevivir.

No sé si fuiste
la verdad que yo soñaba
o fuiste, acaso,
el gran error que cometí.


O se enredó tu corazón,
o simplemente te perdí
y el mundo se detuvo para mí.

Ya no me importan
los días que me quedan,
si han de ser una condena
que no pueda resistir.


Porque al final
morir será lo mismo
que vivir en este abismo
y tener que estar sin tí.

Ya no me importa vivir
¡Ya no me importa!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Los Ñorbos

Vals
Porfirio Vásquez
 


Por qué no puedes decirme
si es que me quieres o no.
Yo no veo el imposible
si tú me entregas tu amor.


Sabrás, pues, mi linda flor,
mi alma sin verte no se halla.
No, no quiero que te vayas,
te lo pido por favor.
No, no quiero que te vayas,
te lo pido por favor.

Esos dos ñorbos que tienes
y tu color capulií,
y en tu boca varias perlas
¡Dios, si serán para mí!


Desde el día en que te vi,
estoy medita y medita,
comapdécete de mí,
mi inolvidable negrita.

 

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

Los Tres Ases

Polka

Felipe Pinglo Alva

 

 

Aplausos entusiastas y vivas a granel,
al trío defensivo que en Chile supo imponer,
su juego de coraje, de sapiencia y valor:
Fernández, Valdivieso y Lavalle al jugar.

 

Magallanes primero, Colo Colo después,

Audax en seguida, Españoles también.

En Santiago quisieron sus triunfos marchitar,

que ni en Valparaíso pudo el Wanderer nublar.

 

Arturo Fernández, zaguero impetuoso.

Juan Valdivieso, arquero de emoción.

Víctor Lavalle, back firme y sereno,

formaron un trío lleno de visión.

 

Nunca supieron lo que es desaliento,

y siempre constantes, llenos de ideal,

lucharon valientes en todo momento

y el Alianza Lima, consiguió triunfar.

——————————————————————————

(Versión publicada en "El Cancionero de Lima" No. 1149)

Cortesía: Dario Mejía

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Llámame

Vals

Juan Mosto Domecq

 

 

Cuando te sientas triste llámame,
que mi canción extraña tu calor;
cuando nadie a tu puerta llegue ya,
llámame. (bis)

Iré como aquel trovador,
que a la ventana llega,
vibrando de emoción,
entona una canción,
para la amada buena.

Mil besos te daré,
cuanto te abrazaré,
y en mis versos de amor,
comprenderás cuanto te quiero.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Luchita

Vals

Clemente Reynoso

 


Ayer te he visto y te he notado
un poco extraña,
yo no comprendo, lo que ha pasado,
entre nosotros.


Sólo comprendo cuanto te quiero,
Luchita linda,
y no quisiera que me abandones,
por otro amor.

Luchita eres tú, la dulce ilusión,
que colma de dicha a mi corazón.
Mi amor, fraternal, encierra por tí,
un bello secreto, de mi dolor,
quisiera gritar, con loca pasión,
decirles a todos de nuestro amor,
Que eres todo, niña hermosa, en mi existir.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Lucy Smith

Vals

Abelardo Carmona

 

 

¡Que tristeza y qué dolor,

siento yo en mi corazón!

al saber la desaparición,

de la estrella de la radio

que en vida se llamó Lucy Smith.  (bis)

 

En las alas del misterio,

emprendiste raudo vuelo,

la aurora parecía,

salpicada de tristezas,

el sol, con sus rayos de oro,

al cielo se la llevó.

 

En el cielo hay una estrella,

una estrella muy hermosa,

que en la tierra deja seres,

que no cesan de llorar. (bis)

 

—————————

Cortesía Carola Saco S.

     
   

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰