Según informa el Daily Telegraph, la U.R.S.S. podría haber entrenado a estos mamíferos a desactivar minas submarinas e  incluso atacar a buzos enemigos con arpones atados a sus espaldas.

Según las fuentes de este periódico, el entrenamiento pudo haber comenzado hacia 1960, cuando se empezó a pensar en la idea de usar delfines para detectar explosivos y minas bajo el agua, para así poder proteger a los buques soviéticos durante la Guerra fría.

Más tarde, los entrenadores de estos delfines pordían haber intentado que los mamíferos portasen armas en su espalda tales como arpones y cuchillos. Finalmente, estos mamíferos también habrían recibido entrenamiento para cargar con una bolsa llena de explosivos y lanzarse de forma suicida contra los navíos enemigos.

delfines entrenando en un delfinario

delfines entrenando en un delfinario

Uno de estos centros de entrenamiento fue un delfinario instalado en la península de Crimea. Debido a las dificultades surgidas en los entrenamientos, en la práctica, la Flota del mar Negro se limitó a usarlos para la localización de buceadores no autorizados en aguas de sus bases navales en la península.

Los delfines de combate, en la actualidad.

En la actualidad no son pocos los países que han decidido aprovechar las aptitudes combativas de estos animales. Recientemente, los delfines y leones marinos entrenados por la Armada ucraniana en Crimea para misiones de combate han pasado al servicio de la flota de guerra rusa después de la incorporación de la rebelde península a Rusia.

Este delfinario crimeo trabaja en nuevos métodos de enseñanza para ampliar las aptitudes de sus delfines y leones marinos a fin de poder emplearlos bajo el agua, en la localización de armamento submarino y objetos o personas sumergidos.

FUENTE: ABC