Glosario

[Descarga la versión en pdf para imprimir]

Alla prima: véase pintar alla prima

Aglutinante: sustancia que sirve para ligar las partículas de pigmento en polvo y proporcionar una materia fluida, flexible para pintar, que se adhiere bien al soporte.

Aguafuerte: técnica de grabado en hueco. Una plancha metálica se protege con un barniz especial sobre el que se dibuja con un punzón, que va retirando el barniz y dejando partes desprotegidas del metal. El ácido actúa sobre esas zonas y corroe. Una vez entintadas éstas, se transfiere ese dibujo a un papel apropiado mediante presión.

Amarillo de Nápoles: antimoniato de plomo de color amarillo pálido. Es –como todos los pigmentos derivados del plomo– venenoso y de buen poder secante. Su uso se remonta a Babilonia.

Aparejo o Preparación: son las capas sucesivas constituidas por una mezcla de yeso o carbonato cálcico y cola que se aplican sobre el soporte (tabla o lienzo) para recibir la pintura y el dorado.

Caolín: arcilla de China muy pura y blanca que se emplea en los pigmentos, en la fabricación de papel y en la porcelana.

Carboncillo: ramita de olivo, brezo, sauce o abedul carbonizada que se emplea como material de dibujo. De consistencia blanda, puede ser borrado con facilidad.

Cartones para tapices: Diseño a escala natural realizado con intención de ser transferido de una superficie a otra superficie de grandes dimensiones como una pared, un lienzo, un tapiz. Este vocablo deriva del italiano cartoné, término con que se designaba al papel que utilizaban los artistas para calcar los motivos sobre la pared antes de ejecutar la pintura al fresco.

Colores fugitivos: pigmentos naturales o sintéticos que resultan efímeros por su alta sensibilidad a la luz. En el siglo XIX la química produjo tintes sintéticos como la púrpura, rojos intensos y amarillos que se desvanecían rápidamente.

Colores quebrados: colores resultantes de mezclas de complementarios en distintas cantidades.

Creta: carbonato de calcio natural que procede de la calcita o de la greda. Se llama también blanco de España o blanco de París. Tiene usos diversos. Como pigmento y aglutinado con óleo forma una veladura muy transparente. Si se mezcla con albayalde, ayuda a disminuir la opacidad de este pigmento. Su uso más extendido es mezclado con cola, como preparación o aparejo.

Dominante cromática: el color que domina en un cuadro. Depende de las características del motivo y la luz, pero también es una decisión del pintor. Aunque haya colores diversos, predomina un color o una gama.

Ejecución o factura: es la manera de realizar una pintura o una escultura, especialmente desde el punto de vista técnico. La factura de un cuadro al óleo se caracteriza por el espesor de la pasta, la distribución de los empastes y la disposición de la pincelada.

Empaste: la aplicación abundante de pintura opaca, normalmente óleo, que conserva las marcas del pincel u otro instrumento de aplicación, por ejemplo, una espátula. Esta técnica de pasta espesa es lo contrario a la técnica de las pinceladas fundidas e invisibles y veladuras.

Flâneur: paseante de la burguesía que recorre las calles de París. Forma parte de la tipología social encarnada por periodistas, escritores y pintores que la prensa de la época y sobre todo los escritos de Charles Baudelaire ponen de moda.

Fresco: pintura realizada sobre un muro previamente preparado con varias capas de cal y arena, que se aplica cuando la última de estas capas aún no ha secado. Los colores (pigmentos diluidos en agua de cal) se introducen en la capa preparatoria que se carbonata y endurece, y secan a la vez, dando una pintura muy resistente.

Goma arábiga: producto de la exudación de árboles que se encuentran en Asia tropical, África y Australia. Aglutinante que se emplea en acuarela y gouache. Necesita un preservante para conservarse bien.

Goma de tragacanto: se extrae del arbusto astragalus, y procede de Esmirna y Alepo. Disuelta en agua, es algo menos transparente que la goma arábiga. Se emplea para elaborar colores al pastel.

Gouache: pintura de composición similar a la acuarela (pigmento, goma arábiga…) pero con mayor cantidad de aglutinante y tiza. Se caracteriza por su opacidad y capacidad cubriente. Comúnmente se conoce como tempera.

Húmedo sobre húmedo: aplicar el color (al óleo, tinta o acuarela) cuando las capas dadas anteriormente no han secado. De esta manera el color nuevo se mezcla íntimamente con el primero y se modifica el matiz. Se obtienen efectos fundidos que no se logran mediante veladuras transparentes.

Imprimación o imprimatura: capa fina, blanca o coloreada que se aplica sobre la preparación o aparejo. Sirve para evitar una excesiva absorción de la preparación de yeso y cola, y como recurso cromático fundamental, ya que el color de la imprimación influirá en el cromatismo general del cuadro, sobre todo en la técnica del óleo.

Laca de Garanza: laca natural que proviene de la garanza, raíz de la planta garanza (Rubia tinctorium) utilizada como tinte colorante desde la época de los egipcios.

Litografía: técnica de estampación que comenzó a desarrollarse en el siglo XIX para ilustración de prensa y publicidad. Se dibuja con lápiz o tinta grasos sobre una piedra calcárea, porosa, capaz de absorber la grasa y el agua. Si se moja la superficie de la piedra, el agua penetra en los poros libres y es expulsada de los ocupados por la tinta. Para fijar la zona dibujada se aplica un producto químico que fija el dibujo y limpia los poros de la zona libre, que se vuelve más receptiva al agua. Para estampar la imagen hay que humedecer la piedra y pasar un rodillo empapado en tinta grasa. La tinta penetra solo en los poros ocupados por el dibujo y es repelida por aquellos donde está el agua. Después, se estampa con presión y la imagen pasa al papel.

Luces o toques de luz: son las partes directamente iluminadas por la luz. Suelen pintarse con pintura opaca empastada, de color crema o blanquecino.

Marco de perspectiva: bastidor pequeño con hilos que se cruzan formando cuadrícula, que sirve para ayudarse a encajar el motivo.

Modelar: dar forma a una materia dúctil y maleable, como la arcilla, la cera, el yeso húmedo o la plastilina. Normalmente se modela por adicción, añadiendo materia, pero también puede hacerse por supresión de materia. Modelado es la acción de modelar y el resultado de la misma, pero también se utiliza para el acabado de la superficie de la escultura en relación con los planos de la misma y la transición entre éstos. En las representaciones bidimensionales significa el efecto de volumen de las figuras.

Monotipo: técnica de estampación sobre plancha de metal, vidrio o plástico. Se coloca una tinta especial o pintura al óleo y se estampa en el papel empleando un tórculo o la presión de la mano. Permite una única estampación.

Oropimente: Trisulfuro de arsénico. Pigmento de origen mineral color amarillo luminoso. Se encuentra puro o asociado con el rejelgar (bisolfuro de arsénico). Utilizado como pigmento desde la Antigüedad, se obtenía tradicionalmente en China, Kurdistán, Hungría y Siria.

Papel de calco: también llamado papel vegetal. Se elabora de celulosa pura sulfurizada y produce un papel transparente, muy denso y frágil. Se emplea a menudo para dibujos arquitectónicos.

Pinceladas lavadas: Son pinceladas muy diluidas, poco cargadas de pintura.

Pintar alla prima: introducir directamente los personajes y los escenarios del cuadro trabajando con los pinceles, sin seguir un dibujo previo hecho con gran detalle. Es la pincelada de color la que modela las figuras y distribuye las luces y las sombras.

Pintura abocetada o esbozada: comienza con Miguel Ángel y Leonardo, que introdujeron en su pintura el non finito, o inacabado, y recomendaron su práctica, considerando que una obra esbozada puede a veces ser más sugerente a la imaginación que una acabada. «En el boceto, a menudo el artista presa de la inspiración expresa su pensamiento en unas pocas pinceladas; el esfuerzo y el esmero no harán otra cosa que debilitarlo al igual que los que no saben detenerse a tiempo en su trabajo».

Pintura à l’ essence (pintura a la esencia de trementina): pintar al óleo diluyendo mucho los colores con esencia de trementina, hasta conseguir un medio fluido y de tono mate. Los colores han sido previamente colocados sobre un papel secante para reducir la cantidad de aceite que contienen.

Pintura de gabinete: Pintura en general de pequeño tamaño que representa los asuntos propios de la vida cotidiana.

Plein air: en la pintura de paisaje se denomina así a la manera de trabajar ante el motivo, realizando el cuadro al aire libre en vez de en el estudio.

Preparación: veáse aparejo.

Réplica: es la copia de una obra de arte hecha por el propio artista o bajo su supervisión. Generalmente introduce pequeñas variaciones sobre la obra original. Se diferencia de la copia en que ésta es de mano diferente o no se ha hecho con la supervisión del artista.

Reserva: Parte sin cubrir del soporte, de modo que sirve como color en algunas zonas de la pintura.

Restregado: aplicación muy rebajada de un color opaco sobre una capa inferior de pintura o sobre la imprimación, de modo que se trasluce el color de abajo, pues no lo llega a cubrir.

Rojo de Sevilla: arcilla roja compuesta principalmente de óxido de hierro que procede, como la almagra, del sur de España, y es similar a la tierra roja llamada tierra de Pozzuoli.

Sacapuntista: operario encargado de transferir las medidas del modelo para que se quiere copiar, sobre el bloque de piedra o mármol que se va a labrar. Para ello se sirve de compases de escultor o de un aparato específicamente diseñado.

Serie: conjunto de dibujos o pinturas hechas por un mismo artista sobre un mismo tema. También se denomina así a las copias autorizadas de esculturas de un mismo escultor.

Temperatura de color: cualidad que en la teoría del color se aplica a los colores según pertenezcan a la gama de azules y verdes (colores fríos) o a la de rojos, anaranjados y amarillos (colores calientes). Influyen de distinta manera y sutilmente en nuestra percepción y psicología. En general, los fríos son sedantes y los calientes excitan más la retina.

Temple (Pintura al temple): procedimiento pictórico a base de agua como disolvente, y aglutinantes como colas, gomas, caseína, o huevo, entre otras. La principal es la técnica del temple al huevo, muy resistente y utilizada extensamente hasta la aparición del óleo.

Textura: superficie creada por las capas de pintura, que producen a la vista y al tacto del espectador sensaciones de distintas calidades y materiales: dureza y rigidez de un muro de piedra frente a la suavidad de las nubes.

Tinta plana: mancha de color sin volumen o modelado.

Tiza: carbonato de calcio artificial. Es de una blancura muy intensa y pura. Mientras que se puede utilizar como pigmento aglutinado con óleo, se añade en el pastel y el gouache. Tiene la misma composición química que el carbonato de calcio, el mármol y la piedra caliza.

Visión panorámica: vista muy dilatada del espacio representado, generalmente un paisaje. En la historia del arte se denomina panorama a una representación sobre una superficie continua (las paredes de una habitación o una estructura cilíndrica) que se contemplaba desde su interior, muy usada para escenas de batallas o paisajes en la Europa de fines del siglo XVIII y en el XIX.

Mi perfil
Mi perfil

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideraremos que consiente su uso. Para más información, consulte nuestra Política de Cookies.