Mas vale morir de pie que vivir arodillado.

Emiliano Zapata,