anapapaya
 
 

El pasado 21 de agosto en Santiago de Compostela, en la Praza do Obradoiro, la misma donde llegan los peregrinos después de cientos de kilómetros de Camino de Santiago, fue el escenario de la presentación de la película Calle 54 de Fernando Trueba, que tiene como protagonistas a Paquito D'Rivera, Chano Domínguez, Michel Camilo, Chucho y Bebo Valdés, Cachao, Jerry y Andy González, Chico O'Farril, Tito Puente y Gato Barbieri, entre otros. Esta película, según su director:

No se trata de un tratado académico. Esta es una película muy personal. No se trataba de decir que los que están aquí son y los que no, no son. Pero yo tenía que sentir que los que estaban en el rodaje eran mis músicos preferidos, los que amaba, y nadie va a discutir que los que están, sí son. (...) en las opciones escogidas en la película hay riesgos. Hay desde músicos muy reconocidos, que representan la historia y la tradición del jazz latino, hasta grupos poco conocidos. (...) toda la mezcla que se produce en el jazz latino venida desde Cuba, de Brasil, de República Dominicana... y que se encuentra en Manhattan, es pura música. No surge porque ninguna discográfica o los críticos, ni nadie, los apoye. Surge porque los músicos deciden hacer su propia música. Crearla al margen del comercio, porque cualquiera de estos músicos dedicándose a hacer música comercial viviría mucho mejor, evaluándolo desde la cuenta corriente. (Ver Michel Camilo, Fernando Trueba, Diálogo cultural, en Especiales)

Federico González, el día 23 de agosto de 2000, publica en El País:

Calle 54, la película que (Fernando Trueba) ha dedicado al jazz latino, fue seguida con entusiasmo y aplausos. Parecía que el público estuviese asistiendo a un concierto en vivo (...)
Uno de los principales logros es el absoluto respeto que destila por la música. Todo en Calle 54 gira alrededor de las múltiples facetas del jazz latino, sin rastro de recursos efectistas ni tretas autocomplacientes.

 
 

La prestigiosa revista de jazz Down Beat, en su número de agosto de 2000, le dedica a Tito Puente, junto a un artículo su director editorial Frank Alkyer y un reportaje de Fernando González, una doble página homenaje (ver imagen de la derecha), donde se recoge unos pequeños fragmentos de alguna entrevista publicada anteriormente:

Siempre he tratado de encontrar un matrimonio entre la música latina y el jazz (...) tratando de hacer jazz pero sin perder la autenticidad latinoamericana. He estado metido en el jazz toda mi vida y siempre he encontrado que una banda latina puede tocar jazz mejor de lo que una banda de jazz puede tocar latino, porque ellos no pueden lograr esa autenticidad. El asunto en juego es la síncopa. Tu tienes que calzar en el ritmo de la clave -esos dos palitos-

La revista Tierra, el planeta musical, especializada en músicas del mundo, anuncia en su número 12, después de dos años de apreciada labor, que no continuará su edición. Tierra dedicaba buena parte de su espacio a la música caribeña y al jazz latino y ya se había transformando en una referencia como publicación seria y completa. Esta revista se une a otra independiente de larga trayectoria, Ajo Blanco, que hace algunos meses, también cesó sus actividades editoriales. Carlos C. -Moysi, director de Tierra expone en el editorial ¡Hasta aquí hemos llegado!:

En estos momentos, imagino que la mayoría de los lectores se estarán haciendo la pregunta más evidente: ¿por qué? ¿Por qué en este país (España), en el que apenas hay publicaciones que se dediquen a dar salida a las cada vez más populares músicas del mundo, una revista que se ha ganado el respeto del público, los profesionales y medios de comunicación, desaparece dejando un pequeño gran agujero? (...)
¿Motivos? Pocos y sencillos. El resultado de una serie de fusiones empresariales a alto nivel, aciones que sistemáticamente dejan a un lado sentimentalismos u otro tipo de consideraciones que no sean puramente económicas.

 
 

En la edición pasada informábamos acerca de los quebrantos de salud de Bebo Valdés que obligaron a Bebo Valdés a suspender su presentación en el Compostela Millenium Festival de Santiago de Compostela al lado de Cachao, Patato Valdés y su hijo Chucho. Afortunadamente ya está en fase de recuperación y, según informó su hijo Chucho, sólo tiene algún problema de movilidad en la mano derecha. Bebo rides again...

El local Blue Note de Nueva York, sigue dando amplio espacio a músicos latinos. En agosto pasado, se presentó Albita durante cinco días y el trío de Gonzalo Rubalcaba junto al sexteto de David Sánchez, ocuparon otros 5 días. Para el próximo octubre está anunciada una semana completa con el pianista dominicano Michel Camilo, presentando el disco Spain junto al guitarrista Tomatito. Esta presentación, según Michel Camilo, es un evento histórico, tal como publicamos en Especiales de Anapapaya.com. En sus palabras:

Es la primera vez en toda la historia del Blue Note que entra un flamenco ahí

 
 

Dan Oullette, de Down Beat Magazine, en el número de agosto de 2000, dedica un reportaje a Steve Turre, el trombonista norteamericano habitual de varias sesiones de música latina especialmente con el Conjunto Libre, Fort Apache Band y muchos otros, a propósito de haber sido catalogado por los críticos (critics poll) en la 48 edición del premio como el trombonista del año. En relación con su disco recién editado Spur Of The Moment, se publica lo siguiente:

"A través de mi carrera he tocado con muchos auténticos músicos" dice, "eso explica mi aproximación a este álbum. Por ejemplo, cuando yo quería tocar blues (...) yo fui a la fuente. Es difícil hacerlo mejor que Ray Charles". (...) Para la sesión latina Turre enroló a (Chucho) Valdés (...). El pianista y un bestial grupo de ritmo, formado por el bajista Andy González y el baterista percusionista Horacio El Negro Hernández se unen al trombonista para dos de sus originales

 

Uno de los más altos exponentes y propulsores de la rumba catalana, Peret (más adelante vendría el Gato Pérez), declara a Diego Manrique, a propósito de la salida al mercado de su disco Rey de la rumba, en El País del 5 de septiembre de 2000:

Los puristas dicen que lo nuestro no es un palo flamenco, y es más cierto de lo que creen; nosotros veníamos del mambo y los ritmos cubanos que mezclábamos con el rock and roll. (...) Algunos de mis temas eran en realidad números cubanos, pero no sabíamos que habían sido escritos por Ñico Saquito y gente así. Allí se enteraron de mis éxitos, aunque nunca me guardaron rencor: llegué allí y me obligaron a salir al escenario con una de esas orquestas de salsa y, oye, fue tremendo.

 
 

La revista Rhythm de agosto de 2000 publica una entrevista con Eddie Bobé (ha grabado con Chico O'Farril y Steve Berríos entre otros), firmada por Chris Theberge donde califica al timbalero como:

Uno de los más respetados e innovadores percusionistas nuyoricans, además de buen cantante, Eddie Bobé es parte del underground de la percusión de Nueva York por más de 20 años y uno de los principales de los jams afrocubanos que semanalmente se hacen en Central Park cada verano. El distintivo y muy personal estilo de Bobé puede ser oído en una multitud de grabaciones como acompañante. Su nuevo álbum, Central Park Rumba, representa su primer esfuerzo en solitario.

Fietta Jarque, en El País del 25 de agosto de 2000, recoge algunas declaraciones de Eliades Ochoa a propósito de la salida, esperada para septiembre, de su nuevo disco Tributo al Cuarteto Patria:

"Este disco sigue el camino que me he trazado. Recoge las canciones que sabía mi padre cuando era niño y las que yo escuché. (...) Son canciones de la época de oro de la música cubana, desde el año 1925, cuando los Matamoros sacaron el son.
(...) No me explico qué pasa con la música de ahora, se conforman con tres palabras, pero yo tengo repertorio como para otros catorce discos más.
(...) También tengo amigos en la llamada salsa, soy admirador del Gran Combo de Puerto Rico, y gran amigo de Isaac Delgado, Rubén Blades, también admiro mucho a Celia Cruz.
(...) Las entradas de nuestros próximos conciertos están agotadas en varios países. Este disco, que celebra 60 años de la agrupación, representa el merecido reconocimiento que ha tenido el son cubano, porque si hay una música capaz de dejar enganchado al mundo, es la música cubana.

 
 

Y el coleteo del fenómeno Buena Vista no baja de intensidad: La fotógrafo Donata Wenders, (casada con Win Wenders), acaba de publicar un libro que incluye fotogramas de la película Buena Vista Social Club, fotografías inéditas y entrevistas a los músicos (tomadas de la película). También incluye un prólogo de Win Wenders y una nueva entrevista con Ry Cooder. Lo firma el matrimonio Wenders.

Buena Vista Social Club
Win y Donata Wenders
Editorial Gustavo Gili
Barcelona, España.

En entrevista con Luis Tamargo, de Latin Beat Magazine (mayo de 2000), Amadito Valdés, el reconocido timbalero del proyecto Buena Vista Social Club, reconoce su admiración por algunos de sus colegas de instrumento. Reconoce a Walfredo de los Reyes, Guillermo Barreto, Changuito, Emilio del Monte, El Negro Hernández, Julito Barreto y Orestes Vilató, entre otros percusionistas cubanos. Entre los no cubanos nombra a Tito Puente, Robbie Ameen, Ralph Irizarry, Jimmy Delgado, Nicky Marrero, Memo Acevedo, entre otros. Sobre Manny Oquendo, líder del Conjunto Libre, Amadito dice:

Yo también disfruto escuchando a Manny Oquendo, quien ha mantenido el estilo de los charangueros de la década de los cincuenta, como, por ejemplo, su tono bajo de afinación del timbal y su estilo de improvisación.

 

Barranquijazz 2000 es el nombre del festival musical de Barranquilla, Colombia, que a partir del 6 de septiembre, presenta un cartel de absoluta primera l�nea. El bajista Al McKibbon y el saxofonista Bob Berg, adem�s de los destacados percusionistas como Francisco Aguabella, Patato Vald�s, Giovanni Hidalgo, Richie Flores y Paoli Mej�as. La primera noche se presenta el trompetista puertorrique�o Humberto Ram�rez y su grupo, acompa�ados por el joven y excelente conguero Giovanni Hidalgo. Contin�a con el pianista barranquillero Sim�n Char acompa�ado de invitados especiales como el trompetista Michael Mossman, el baterista Robbie Ameen, el trombonista Papo V�zquez y el conguero Richie Flores. La segunda noche est� dedicada a grupos locales. El viernes 8 de septiembre, otro cartel de lujo en un homenaje a Justo Almario, uno de los m�s importantes m�sicos de Colombia, que acompa�ar� al bajista norteamericano Al McKibbon (ha tocado con Dizzie Gillespie, Charlie Parker, Cal Tjader entre muchos otros) y al legendario conguero cubano Francisco Aguabella. Esa misma noche se presenta John Ben�tez y su Quinteto con Bob Berg en el saxof�n.Y en la clausura se presenta la pianista brasile�a Eliane Elias con su tr�o y como cierre dorado la big band Latin Jazz All Stars integrada por m�sicos de la talla de Dave Valent�n, Patato Vald�s, Andy Gonz�lez, Hilario Dur�n, Horacio El Negro Hern�ndez y Juan Pablo Torres, entre otros.

Informaci�n obtenida gracias a la gentileza de Orlando L�pez, de Maracaibo, Venezuela, que hizo llegar a esta redacci�n un art�culo de Rafael Bassi Labarrera y los datos del festival.

 

Tal Cual Digital (talcualdigital.com), el 2 de agosto de 2000, publicó lo siguiente:

Nadie es ángel hasta que llega al cielo. El cantautor dominicano Juan Luis Guerra confesó en Santo Domingo que al principio de su carrera se vio obligado a pagar a las emisoras de radio para que hicieran conocer sus discos. Un escándalo que dará de qué hablar en los próximos días(...)
La práctica, que no está penada por ley en República Dominicana, se conoce en Estados Unidos y algunos países de norte y centroamérica con el nombre de "payola".
Aunque no reveló cifras ni el nombre de los locutores, el intérprete de El Niágara en bicicleta manifestó que invirtió grandes sumas de dinero y puntualizó que ese tipo de sobornos debe erradicarse porque va en detrimento de la calidad y el trabajo de los artistas.
"No puedo hablar mentiras, tengo que decirles la verdad, confieso haber pagado payola", declaró Guerra al anunciar sus próximos conciertos en República Dominicana, Puerto Rico y Miami.

 
 

Mark Holston en Jazziz Magazine de junio de este año al escribir sobre el último disco de Papo Vázquez, At the Point Vol. Two, recoge algunas declaraciones del trombonista puertorriqueño:

Estos dos discos grabados en el centro cultural del Bronx, At the Point Vol. One y Vol. Two, representan lo que Vázquez llama un collage de estilos. "Yo quiero seguir expandiendo mi música" dice en su búsqueda de nuevas tradiciones para incorporar en esta marca de Latin jazz muy urbano. (...) El movimiento es joven como un niño; lo estamos todavía moldeando" dijo el trombonista.
Vázquez ve a Barry Rogers, el último trombonista de la salsa quien se hizo un nombre con la banda de Eddie Palmieri hace tres décadas, como uno de los más importantes padrinos estilísticos del trombón en la salsa y el jazz latino hoy en día.

Alberto Naranjo, prestigioso músico y articulista, en El Mundo de Caracas, el 18 de Agosto de 2000, en su columna La música de la ciudad, opina sobre la polémica generada en varios periódicos de América Latina acerca de la gira de Barbarito Torres llamada Las Estrellas del Buena Vista Social Club, y más específicamente sobre la calidad del concierto de Torres:

(...) la noche de ese sábado 12 de agosto de 2000 será inolvidable para mí, pues tuve la oportunidad de disfrutar a un músico empeñado en valorar su arte, que no da concesiones, que no trata de serle simpático a nadie con caricaturas musicales. Sólo así se puede lograr una honesta interacción con la audiencia, pero ésta debe ser espontánea, de lado y lado, como la locura de cualquier relación amorosa, sin presión ni engaño. Esa es la diferencia entre un artista real o cualquier farsante. Bárbaro Torres cuenta además con un amplio equipaje de virtudes: cabal lenguaje melódico y suficiencia armónica para la improvisación; sentido rítmico afín a un tambor; uso de escalas pentatónicas y de tonos completos; acordes vinculados al jazz (#9, b13, #11), y un dejo de blues “a la B.B. King”, pero lo mejor de todo es que no lo hace a la fuerza. Su mérito es por aportar diferentes lenguajes musicales a sus aires campesinos sin que estos se contaminen, y tan talentosa artesanía, es el privilegio de unos pocos. Como remate, su liderazgo en escena contribuye a que sus compañeros participen en un verdadero trabajo de equipo. (Artículo completo)