Los ee.uu. L a Biblioteca nacional de la MedicinaLos Institutos nacionales de la Salud
Omita y vaya al Contenido
MedlinePlus Información de Salud para Usted
Contáctenos FAQs - Preguntas Más Frecuentes índice Sobre MedlinePlus
English

Logo de HealthDay

Hallan altas tasas de problemas psiquiátricos en niños afligidos por la muerte de un familiar en los atentados del 11 de septiembre

Estudio encuentra que las tasas de TEPT y otras condiciones se duplicaron en los años posteriores a los ataques
Versión para imprimir Versión para imprimir

Robert Preidt

Traducido del inglés: martes, 20 de marzo, 2007

MARTES 20 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- En los años posteriores a los ataques terroristas de las Torres Gemelas en 2001, las tasas de enfermedades psiquiátricas entre los niños que perdieron a uno de los padres en ese acontecimiento aumentaron en más del doble, al pasar de 32 por ciento antes de los ataques a más de 70 por ciento después, según plantea una investigación reciente.

Más de la mitad de los 45 niños afligidos por la muerte de un familiar, con una edad promedio de 9 años, que participaron en el estudio sufrían de alguna forma de trastorno de ansiedad, tal como el trastorno por estrés postraumático (TEPT), señalaron los investigadores del Centro Médico Weill Cornell y del Hospital Presbiteriano de Nueva York , ambos en la ciudad de Nueva York. Alrededor del 30 por ciento de los niños afligidos desarrollo TEPT, una tasa que es 10 veces más alta que la observada en un grupo de control de 34 niños que no habían perdido a ningún familiar cercano.

El estudio halló que el 27.3 por ciento de los niños afligidos tenía ansiedad por separación, y el 25 por ciento ansiedad generalizada, el doble de las tasas encontradas en los niños que no han perdido a un familiar. La tasa de fobias simples entre los niños afligidos alcanzó el 13.6 por ciento en comparación con 5.9 por ciento para los niños que no sufrieron ninguna pérdida.

La tasa de trastornos depresivos importantes entre los niños afligidos era de 13.6 por ciento en comparación con 5.9 por ciento para los niños que no sufrieron ninguna pérdida.

Los investigadores también hallaron que muchos de los niños que perdieron a uno de los padres en los ataques terroristas de las Torres Gemelas presentaban actividad crónica e intensificada del "sistema de respuesta al estrés" del cerebro.

"La activación continuada de este sistema puede conducir a una hipersensibilidad a largo plazo para el estrés en la adultez e incluso afectar la salud ósea, ya que la hormona del estrés cortisol puede dañar los huesos", explicó en una declaración preparada la investigadora principal, la Dra. Cynthia Pfeffer, profesora de psiquiatría en el Colegio de Medicina Weill Cornell y psiquiatra tratante del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Colegio de Medicina Weill Cornell.

Los niños del estudio, realizado en cinco zonas del área metropolitana de Nueva York, fueron reclutados entre 4 meses y 3 años después del 11 de septiembre. Tras inscribirse en el estudio, fueron evaluados cada seis meses durante dos años.

Los hallazgos aparecen en la edición de abril de la publicación Biological Psychiatry.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
HealthDay

(c) Derechos de autor 2007, ScoutNews, LLC

Noticias relacionadas:
Más noticias desde esta fecha

Temas relacionadas: