Jueves 28 de Junio de 2007
   
Comuníquese :
Mapa de sitio :
Usuario:
Clave:
Regístrese
¿olvidó su clave?
Buscador:
 
 
Enfermedades y plagas
Fecha: 23/10/2006
Carpocapsa

¿Qué es la Carpocapsa?

La Carpocapsa o Cydia pomonella conocida también con el nombre de gusano de la pera y la manzana es una de las plagas endémicas más comunes e importantes en frutales de pepita que afectan al cultivo del manzano y peral.

En general, esta mariposa se puede alimentar de manzanas, peras, nueces, albaricoques y en ocasiones de melocotón y ciruela.

¿Cómo surge la Carpocapsa?

La Carpocapsa pasa el invierno escondida en forma de larva cubierta con un capullo de seda debajo de la corteza de los árboles, en la resquebrajadura de postes, entre la leña o entre las tablas de los cajones. Cuando termina el invierno se transforma en pupa, para luego convertirse en mariposa.

El ciclo de este insecto se produce fundamentalmente en los frutales de pepita y nogales. Los daños en manzana y pera se producen durante la fase de larva.

Los primeros síntomas de la presencia de Carpocapsa se manifiestan como mordeduras en la epidermis del fruto. Luego se produce la penetración en la manzana y, finalmente se dirige hacia las semillas. Una vez que se ha alimentado sale al exterior abriendo una nueva galería.

¿Cómo se detecta?

El ingreso de la larva en el fruto puede advertirse por las mordeduras presentes en la epidermis, asimismo se forman círculos rojizos alrededor del orificio de entrada que permiten detectar la presencia de la Carpocapsa.

¿Cómo se transmite?

Las larvas bien desarrolladas se descuelgan del fruto con un hilo de seda para buscar un refugio. Algunas entran en diapausa hasta la primavera siguiente, el resto se transforma en pupa y luego en mariposa. Estas últimas, copulan y dan inicio a la segunda generación que repetirá el ciclo una vez más dando origen a la tercera generación de la temporada que, usualmente y debido a las temperaturas del mes de marzo, es la última en la región norpatagónica.

¿Cuál es la situación argentina con respecto a la Carpocapsa?

La Carpocapsa (Cydia pomonella) es una plaga cuarentenaria de gran importancia económica para la Argentina. Ataca los frutos de pepita como la manzana, pera, membrillo y a los nogales de las regiones de cuyo y del noroeste argentino.

¿Cómo afecta a la Argentina la existencia de Carpocapsa en su territorio? ¿Qué daños ocasiona?

La Carpocapsa es la plaga más importante en frutales de pepita, no sólo por las pérdidas directas que provoca en la economía regional, sino también por los límites que impone al acceso a nuevos mercados como al comercio con los destinos tradicionales, en los que aumentan las exigencias sanitarias día a día.

Las pérdidas en las plantaciones de peras y manzanas de la región patagónica y en los cultivos de cítricos y frutales de carozo de las provincias del Noroeste y Noreste son de gran importancia para la economía regional. Asimismo existe un perjuicio directo para los productores y los comerciantes que sufren el aumento de costos, causado por restricciones cuarentenarias en el comercio internacional e interno de frutas, entre regiones afectadas en forma diferente por plagas o enfermedades.

Los frutos atacados pierden valor comercial y no son aptos para su conservación en frío. Los frutos picados son rechazados en el comercio internacional, en especial por países donde la Carpocapsa es considerada plaga cuarentenaria, como por ejemplo la República Federativa del Brasil. Estos frutos pueden ser encaminados para el consumo en fresco del mercado local o a la industria (jugos o sidra).

¿Qué controles existen para prevenir su expansión?

La Carpocapsa es controlada mediante la utilización de métodos químicos, mecánicos o biológicos.

El control químico se basa en la aplicación de plaguicidas, ya que los enemigos naturales de la plaga, tanto parásitos como depredadores, se muestran totalmente insuficientes.

Los tratamientos deben ser preventivos porque todo fruto mordido pierde su calidad comercial. Por ello el primer tratamiento se realiza justo antes de que nazcan las primeras larvas.

Su control cultural consiste en mantener la limpieza de frutos, almacenes, cajas, etc.; vigilar vertederos y frutales abandonados o dispersos, eliminar el exceso de ramas y  raspar troncos, entre otras medidas.

Actualmente la tendencia mundial en cuanto a control de plagas se refiere, es la de buscar alternativas no contaminantes, de bajo impacto al medio ambiente y sustentables. En ellas se inscriben los métodos de control biológico, como el uso de feromonas de confusión sexual.

A nivel institucional se encuentra en ejecución el Programa nacional de supresión de carpocapsa que tiene como objetivo primordial la supresión de la plaga a fin de reducir el impacto socioeconómico provocado en la producción de fruta de pepita.

Herramientas
Notas relacionadas
Resolución 648/2005
Resolución 38/2005
Resolución 28/2005
Resolución 685/2004
Resolución 196/2004
Disposición 16/2004
Ley 25.614
Resolución 1269/2004
Links relacionados
Programa nacional de supresión de Carpocapsa
Glosario   
 
 



Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria
Av. Paseo Colon 367 - Cap. Fed. CP: C1063ACD
Te: (0054-11) 4121-5000 - República Argentina
  2004 - Todos los derechos reservados