El 'número dos' de Al Qaeda ordena más asesinatos de occidentales y judíos
Al Zawahiri llama a atacar los intereses de los cruzados en el mundo y a derrocar a los regímenes musulmanes moderados
El Cairo / Madrid. El número dos de Al Qaeda y jefe de la Yihad Islámica egipcia, Aymán al Zawahiri, quiere más sangre. El que para muchos es el cerebro de la red terrorista suní de Bin Laden hizo ayer un nuevo llamamiento a atacar sin descanso intereses occidentales y judíos en todo el mundo.

En un vídeo difundido ayer por la cadena de televisión qatarí Al Yazira, Aymán al Zawahiri pidió también el derrocamiento de los "regímenes corruptos" del mundo islámico,una frase con la que Al Qaeda suele referirse a Egipto y Arabia Saudí muy en particular, pero también a otros regímenes moderados como los de Jordania, Yemen, Kuwait, Emiratos, Qatar, Bahrein y Omán.

Crítica a Fatah y Hamás
En su segundo mensaje grabado en menos de tres semanas, Aymán al Zawahiri criticó al presidente de la Autoridad Palestina (ANP), Mahmud Abás, pero también a los dirigentes islamistas de Hamás. Acusó a algunos militantes de Fatah de "espías" de Israel y también censuró que Hamás abandonara la ley islámica (sharia) y "sus principios para participar en un Gobierno de unidad nacional" (disuelto hace unos días por Abu Mazen).

El egipcio rechazó cualquier relación entre países musulmanes y occidentales y dijo que los creyentes (musulmanes) "hacen frente a una alianza de bárbaros". El lugarteniente de Bin Laden aseguró que combatir esa alianza y derrocar los "regímenes islámicos corruptos" sólo puede realizar a través de dos estrategias, "una a corto y otra a largo plazo".

"El plan a corto plazo tiene como objetivo los intereses judíos y los de los cruzados (occidentales). Aquellos que alguna vez atacaron a la nación islámica deben pagarlo tanto en nuestros países como en los suyos", dijo Zawahiri en un el vídeo, de 135 minutos de duración. "Irak, Afganistán, Palestina, Somalia o cualquier parte del mundo pueden ser objetivo de un nuevo ataque", amenazó. El plan a largo plazo consiste en "derrocar a los regímenes corruptos árabes a través de "golpes militares o alentando a la desobediencia civil".

Yihadistas en Irak
Asimismo, la mano derecha de Osama Bin Laden, pidió a los combatientes radicales en Irak que permanezcan unidos y criticó a la familia real saudí por intentar aumentar su influencia en Irak a través de su respaldo a los suníes. "El control del Gobierno iraquí por parte de agentes saudíes supondría para los iraquíes los mismos sufrimientos que el pueblo saudí padece, bajo la excusa de combatir el terrorismo", apuntó Al Zawahiri.

Mientras, los últimos atentados de Al Qaeda en el Líbano y Yemen, que han causado la muerte a 13 españoles (seis soldados de la FINUL y siete turistas), unido a las intentonas terroristas en el Reino Unido, han aumentado la alarma en Occidente, especialmente en EEUU y en Europa, pero también en los países árabes moderados, ya bastante alarmados con el fundamentalismo chií difundido por Irán.

Los ataques fallidos de Glasgow y Londres muestran, además, que Al Qaeda no recluta ya sólo yihadistas entre las clases bajas musulmanas o aprovecha la pobreza para expandir el extremismo mediante el adoctrinamiento en las madrasas, sino que cuenta con una red de profesionales de clase media (que podrían actuar como células durmientes) y que por su trabajo y comportamiento levantan pocas sospechas y son de muy difícil localización por los servicios de Inteligencia de Europa y EEUU.
Imprimir esta noticia
Recomienda esta noticia
Tu nombre y apellidos

Correo del destinatario
 
Reciba GRATIS las noticias
del día en su correo electrónico
  Publicidad
® Grupo Negocios
Pantoja, 14 - 28002 Madrid. España
Tel: 91 432 76 00 - Fax: 91 432 77 65