Honroso Tricolor en el Mundial Suiza 54’

04/01/2005
Por Sin autor

El primer alarido mexicano en un Mundial europeo y una derrota injusta.

México jugaba su segundo encuentro en Suiza ’54, era su tercera participación en Copas del Mundo. La Selección Nacional padecía el estrago anímico tras la derrota ante Brasil, aquel 5-0, que no hizo más que confirmar en José Luis Lamadrid que “las resorteras no le pueden pegar a las escopetas”.

El rival en turno era Francia. El equipo de Raymond Kopa venía de perder ante Yugoslavia 1-0 con anotación de Milos Milutinovic. Recuerdos de un día húmedo y una tarde de alarido que tuvo antecedentes. “Previo la cita mundialista vino a México un reportero de la revista L’Equipe –la mirada del ingeniero se ilumina al evocar el pasado-. Decía que si los mexicanos fueran como Antonio Carbajal y como yo, los galos padecerían al enfrentarnos”.

Pese al entorno, el optimismo invadía el vestidor del Tri. “¡Vamos a ganar!”

Una sonrisilla antecede a la crónica…

“Al inicio titubeamos y al minuto 19 el marcador nos era adverso con gol de Jean Vincent, producto de un pase en diagonal de Kopa. El mítico Raymond que sería contratado por el Real Madrid. No encontramos salida a las jugadas. Pronto llegó la desesperación y así terminamos el primer tiempo”.

Al ingreso a los vestidores la energía del general José Manuel Núñez, jefe de la delegación mexicana, los recibió. Breve el espacio para el diálogo, Antonio López Herranz, director técnico, cedió la palabra al militar: “¡Energía! ¿Qué sucede? ¡No venimos a dar lástima!”

Manuel Asensi dio el silbatazo para la parte complementaria.

“Corrían sesenta segundos de acción cuando Raúl Cárdenas atacó mal el balón, cambió su dirección y clareó a La Tota Carbajal”. El silencio inunda el cuarto de grabación en que Lamadrid contagia su nostalgia por la historia de Suiza ‘54.

“Lo lógico era que México ya no presentara mayor resistencia. Sin embargo, una jugada de José Chepe Naranjo, que actuaba como interior derecho, me habilitó… entré solo, saqué al portero Remmeter y sólo di dirección de gol al esférico”. Al minuto 55 los verdes respondían y la afición que abarrotó el estadio Charmilles acogió como favorito sentimental a los americanos.

“Aumentó la presión sobre el área francesa, no les dimos tiempo de respirar, tocamos de primera. Siempre había un receptor libre –relata la jugada-. Fue una triangulación que culminó Tomás Balcázar, el empate era nuestro”.

El triunfo parecía el siguiente paso. Carbajal era un espectador más, mientras Cárdenas y Rafael Ávalos dominaban la media cancha; Balcázar y Raúl Pina Arellano tuvieron más libertad para causar daño...

“Tiempos extras lo mínimo que comentamos conforme avanzaba el reloj. Estaba entregado el equipo francés. No importó el cansancio físico, aga-rramos el segundo aire. La pelota recorría el campo a nuestro placer. Combinaciones, toques, paredes, mmmmm… Tuvimos cerca la ventaja luego de una vistosa triangulación, pero… Remetten hizo un ¡paradón! Parece que veo como la rechazó y evitó la caída de su arco”.

Y luego, a tres minutos del final, la polémica…

“Pensar que los diarios deportivos de la época asumían que el silbante Asensi, por ser de origen español nos iba a favorecer. Decían que las relaciones culturales eran favorables para los mexicanos. Ja, ja, ja, no sabían que las diferencias eran radicales y no obtendríamos ningún beneficio. ¡Nos acuchillaron! Acusa el ingeniero a más de cinco décadas de distancia. Tengo la película, si hubo mano no fue deliberada”.

“Construyeron bien el lance, la mêlée se formó en nuestra área. Rechazó La Tota, un potente contra-rremate de Francia. Narciso Chicho López cayó sobre la bola –enérgico reafirma-. Si hubo mano nunca se ve. Hubo reclamaciones fuertes, insultos, algunos jaloneos. Nunca se reportó nada y ahí perdimos el partido. Kopa hizo efectivo el tiro desde el punto de penal”.

México se despedía de Suiza ‘54 sin puntos a favor, pero sí con la satisfacción del estudiante de ingeniería José Luis Lamadrid, autor del primer gol de México en una Copa del Mundo, celebrada en Europa.


“No puedo describir lo que siento, claro que es el gol más bonito de mi vida por todo lo que significó. Apenas el año pasado cumplió años esa jugada: ¡50 años! –lamenta-. México perdió, pero de haber contado con la preparación adecuada: preparación física, técnica y psicológica, como la que hoy tiene el representativo, otra hubiera sido la historia. Estuvimos cerca de ganar los primeros puntos para el país. Carbajal, López, (Sergio) Bravo, Pedro Nájera, Cárdenas, (Carlos) Blanco, Arellano… Era un buen equipo. En el banquillo estaba Antonio López Herranz, un estratega que se adelantó a su época y con el primero que aprendí realmente cómo jugar para obtener un triunfo”.

FICHA DEL PARTIDO

FRANCIA 3-2 MÉXICO

DATOS

Fecha:
19 de junio de 1954
Árbitro:
Manuel Asensi
Asistencia:
45 mil espectadores
Estadio:
Charmilles

GOLES

FRANCIA:
Vincent 19’
Cárdenas (autogol) 47’
Kopa (penal) 88’

MÉXICO:
Lamadrid 55’
Balcázar 85’

Ultimas Noticias
El técnico de América acepta el compromiso.
El técnico celeste resaltó la importancia de los mediocampistas.
El técnico azteca destacó el crecimiento del futbol mexicano.
Omar está molesto con su poca productividad en el Apertura 2007.
El Pocho tiene la confianza de Alfio Basile.
El Pipita quiere el cetro liguero.
El técnico está feliz con el trabajo de sus pupilos.