Desde sus orígenes, a fines del siglo XIX, la International Football Association Board (IFAB) ha asumido un papel fundamental en el fútbol mundial. Desde aquel entonces, este organismo actúa como el guardián de las Reglas del Juego asegurando su cumplimiento, estudiándolas y modificándolas en caso de ser necesario.

A fines de 1848, representantes de distintas escuelas privadas de Cambridge (Inglaterra) mantuvieron una reunión para acordar una serie de reglas obligatorias para todos los equipos. Ese puede considerarse el primer paso hacia el reglamento definitivo. Quince años más tarde, se fundó "The Football Association" (FA), que promulgó catorce reglas declaradas oficiales.

La primera reunión de la IFAB se llevó a cabo en 1886 entre cuatro diferentes asociaciones. La de Inglaterra, consciente de la necesidad de unificar criterios en el reglamento, invitó a participar a las de Irlanda, Gales y Escocia. La idea fue bien recibida por todos, quienes hasta entonces reglamentaban los partidos de fútbol según el país en que se disputara el partido.

Desde su fundación en 1904, la FIFA intentó unirse a la IFAB. El paso para dicha unión se produjo en 1906 con la asunción del inglés Daniel Burley Woolfall como presidente de la máxima institución futbolística mundial. Así, tras disputarse los Juegos Olímpicos de 1908 y 1912 bajo la supervisión de la Asociación Inglesa de Fútbol (FA), la FIFA logró sumarse a las reuniones de la IFAB en 1913.

Representantes de la FIFA, Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales se reúnen anualmente en la Reunión General Anual para estudiar, discutir y aceptar o rechazar posibles alteraciones a las Reglas del Juego.

Cuatro semanas antes de esta reunión, la cual se lleva a cabo entre febrero y marzo por decisión adoptada en la 117ma edición celebrada en 2003, las asociaciones deben enviar sus propuestas escritas al secretario de la asociación sede de turno. Una vez cumplido este requisito, la FIFA se encarga de imprimir y distribuir la lista de sugerencias a las demás asociaciones para su cuidadosa evaluación. Para confirmar dichas alteraciones, se necesita la aprobación de las tres cuartas partes de las asociaciones presentes.

Un segundo evento se lleva a cabo entre septiembre y octubre de cada año: la Reunión Anual de Negocios. Allí se atienden varios asuntos relacionados con los intereses del Board, pero no está permitida la alteración de las Reglas del Juego

¿Por qué se han realizado tan pocas modificaciones en las Reglas del Juego a lo largo de los años? ¿Por qué la IFAB es considerada una entidad tan conservadora? La respuesta a estos interrogantes surge por sí misma. Como guardián de las Reglas, la IFAB busca preservar la esencia original por la cual el fútbol, desde siempre, ha sido tan fascinante y espectacular.

El texto, escrito originalmente en inglés, fue modificado en términos de estilo en un 30% hacia 1997.