TODOARQUITECTURA.COM
Sitio
 • Registrarse
 • Inicio
 • Buscar 
 • TA Noticias         
 • TA Revista
 • TA Accesible
 • TA Sostenible
 • El sueño del arquitecto
 • Fondos TA
 • Eq. Internacionales
 • Ayuda / FAQ

Base de Datos

 • Buscar
 • Arquitectos A-Z 
 • Tutoriales         
 • Mat. y Finales
 • Enlaces              
 • Novedades
 • Top 20

Comunidad
 • Foros                  
 • Mensajes Privados  • Galería de Proyectos
 • Usuarios
 • Colaboradores
 • Ranking
 • ¡Ayudanos!

Cursos
 • AutoCad
 • Fofografía Digital
 • MS Project      
 • Edicion Digital
 • Casas sismoresistentes
 • Maquetas
 • Escaneo/vectorización


Sobre TA
 • Acerca
 • Publicidad
 • Prensa
 • Contáctanos      
 • Staff

Noticias
Dejar una noticia | Mostrar solo titulares | Buscar en noticias
 
Nuevas áreas verdes en Buenos Aires
ARQ. PAISAJÍSTICA - Saturday, August 14, 2004 12:48 dejado por Laurah -


En el pasado mes de junio, tuvo lugar en Buenos Aires la Conferencia Regional de la Región Occidental de la IFLA, el encuetro de paisajismo más importante de la región, que convocó a los más destacados profesionales de la especialidad a nivel internacional. En el marco del congreso, y como cierre del mismo, se realizó una visita técnica a uno de los sitios más atractivos de Buenos Aires: la Costanera Sur, recientemente recuperada y puesta en valor, y el Parque Micaela Bastidas. A modo de testimonio, y con la intención de continuar con el espíritu de Buenos Aires IFLA 2004, presentamos este artículo, que aborda los orígenes y el trabajo de recuperación de Puerto Madero y la Costanera Sur, y particularmente, del Parque Micaela Bastidas. A través de la mirada de Jimena Martignoni, autora de la nota, podemos introducirnos y disfrutar de uno de los lugares más bellos de la capital argentina.
Nuevas Areas Verdes de Puerto Madero
Parque Micaela Bastidas

Por Jimena Martignoni

Buenos Aires es una ciudad compuesta por pequeños espacios, íntimos detalles e interacciones, cada uno con un carácter diferente. Se conjugan la imagen histórica y el alma tanguera con los nuevos representantes de una arquitectura flexible e imponente; las grandes avenidas con las callecitas de piedra; los parques de principio de siglo con las plazas que quieren asemejarse a los típicos barrios del SOHO neoyorquino,...pero aun con toda esta diversidad y riqueza urbana, la ciudad adolece de espacios públicos donde la gente pueda reunirse y pasar el tiempo, y donde diferentes estratos sociales que conviven en ella, encuentren un espacio de tregua, un oasis verde donde purificarse.


Esta vista aérea de Puerto Madero, muestra en primer plano el histórico canal, ya restaurado, y los nuevos edificios del área de intervención. El parque Micaela Bastidas está inmediatamente detrás de las torres gemelas; la reserva ecológica y el Río de la Plata son apenas visibles a la izquierda, en el fondo de la imagen.

A finales del año 2002 se completó la primer etapa de un ambicioso proyecto urbano-paisajístico de casi 40 hectáreas a lo largo de la Costanera Sur, el frente urbano del Río de la Plata en Buenos Aires. Este sistema de parques y áreas verdes representa una importante reconexión de la ciudad con su costa de río, y además concreta la creación de más y mayores superficies de espacio público en una área central y en profunda expansión.

Un factor a destacar es la concreción de una obra de tal magnitud en un contexto económico inestable e incierto como fue el período 2000-2002 en Argentina, con una devaluación tal del peso (conocida hasta el cansancio) que no sólo significó enormes cambios en los presupuestos, sino continuos retrasos y necesarias adaptaciones por parte del equipo de diseño y de obra a una realidad que impedía desarrollar partes del proyecto como había sido originalmente planteado. La construcción del parque Micaela Bastidas, el primero de los nuevos parques, fue sin embargo llevada a cabo exitosamente.

Haciendo un poco de historia para conocer mejor el origen de estos espacios es necesario remontarse a la construcción del primer puerto de Buenos Aires: Puerto Madero, entre 1887 y 1897, el cual nació como respuesta al extraordinario crecimiento del comercio marítimo de la ciudad. Parte del complejo del área portuaria había sido el proyecto para un paseo público ribereño, basado en un diseño original de Benito Carrasco, que construido en 1818 materializó la Costanera Sur y el Balneario Municipal.


Imagen de la Costanera Sur en el año 1920, cuando era popular como paseo y era muy usado por los nadadores como ingreso al Río de la Plata. Hoy en día, la extensión de la zona de relleno ha reducido el sector a una estrecha laguna

La Costanera Sur sirvió a los habitantes de Buenos Aires por más de treinta años, pero gradualmente Puerto Madero y su área de influencia perdieron vitalidad y fueron abandonados debido primeramente al obligado traslado de sus instalaciones, y al posterior deterioro de la zona, consecuencia de su utilización no sólo como zonas de relleno para ganarle superficie al río, sino como depósito de residuos que terminaron contaminado la costa y las aguas.

El costado positivo de este ultimo proceso fue la generación espontánea de un área natural que comenzó a albergar un rico hábitat de flora y fauna autóctona y que derivó en la creación de la Reserva Ecológica en 1985.

Luego del traslado del puerto y la creación de Puerto Nuevo, hubo durante años un fuerte consenso par la rehabilitación de Puerto Madero y su reutilización para espacios públicos. Varios planes se sucedieron en el tiempo sin que ninguno se concretara hasta que en 1990, con la creación de la Corporación Antiguo Puerto Madero se da comienzo al Master Plan Puerto Madero que propuso más de 2.000.000 m2 de usos múltiples incluyendo hotelería, oficinas, viviendas, y usos comerciales y recreativos.

En 1991, la Corporación junto con el Ministerio de Interior convoca a un Concurso Nacional para el diseño de las Nuevas Areas Verdes de Puerto Madero y la revitalización de Costanera Sur. El equipo ganador del concurso, conformado por los arquitectos y planificadores urbanos Alfredo Garay, Nestor Magariños, Irene Joselevich, Graciela Novoa, Marcelo Vila y Adrián Sebastián, presentó un proyecto basado en una fuerte interconexión de espacios y de la interconexión de los mismos con la grilla urbana.

Además de la recreación de algunos lugares paradigmáticos del sitio como el Teatro Griego, el Espigón, los Boulevares paralelos a la Costanera Sur, y la restauración de esta última considerándola pieza histórica, se propuso un sistema de parques, el primero de los cuales en ser construido fue el Micaela Bastidas, inaugurado en enero del 2003.


En esta planta se nuestra esquemáticamente el plan de restauración total para la Costanera Sur y Puerto Madero

La conexión de este sistema con la ciudad se da a través de tres Boulevares de Acceso cuya direccionalidad es perpendicular al Río, la Costanera y los renovados Docks, y se alinean con los puentes que atraviesan los canales. Estos bulevares están tratados con una misma tipología de mobiliario urbano, solados e iluminación, y se diferencian entre sí básicamente por el tipo de floración (color y época del año), de las diferentes especies arbóreas que fueron plantadas en cada uno y definen entonces su espacialidad.


En primer plano, uno de los gaviones que, construidos con piedras de la región, enmarcan espacios circulares, cada uno con cuatro sauces que arrojan sombra. Estos espacios son utilizados por los visitantes para hacer picnic.

Uno de los conceptos estructurantes para las áreas verdes es el de 'espacios construidos', es decir espacios tratados arquitectónicamente, definidos con otros elementos compositivos; con materiales de imagen fuerte, y con la utilización del material vegetal como elemento de diseño y de ordenación.

Así aparecen los gaviones, construidos con piedra de Olavarría, que se yerguen como paneles orgánicos y estructuran una geometría flexible en planta y en altura, soportando la topografía de barrancas que se eligió para conmemorar los típicos parques de Buenos Aires.

Estos tres gaviones funcionan como muros de contención entre los niveles más altos del parque, a los que se accede por medio de escaleras visualmente flotantes y por rampas que acompañan el perfil del mismo, y enmarcan tres espacios protagónicos al nivel de las veredas sobre la calle frentista a los nuevos complejos de viviendas de Puerto Madero y el próximo Faena's Hotel and Universe (complejo hotelero que recicló el histórico edificio El Porteño).


Los tres espacios son:


Planta del Parque Micaela Bastidas

La Plaza del Sol: un espacio primordialmente abierto y minimalista en cuanto a incorporación de mobiliario urbano, el cual se reduce a unos decks de madera de 2m x 2m agrupados de a tres, que la gente utiliza para sentarse, armar mesas de pic-nic o tomar sol.


La plaza del Sol, en el parque de Micaela Bastidas, es un área de césped enmarcada en uno de sus lados por los gaviones. Las plataformas de madera, muy utilizadas para tomar sol, se acomodan en grupos de a tres.

La Plaza Central: que alberga una variadísima plantación de rosas en grupos monocromáticos, y estructurada a lo largo de dos senderos que cruzan el espacio de punta a punta y van definiendo unos recintos para sentarse, de carácter más intimista.


La plaza central, definida por los gaviones que se pueden observar en el fondo de la imagen, incorpora un rosedal en el cual los senderos principales conducen a las zonas de estar.

La Plaza de los Niños: armada con amplias superficie verdes y un área de juegos realizados en madera y con diseños innovadores, se ubica paralelamente a la Avenida Estados Unidos y se encuentra cercada con especies perennes sobre esta vía.


Los juegos, especialmente diseñados para el Parque Micaela Bastidas, fueron construidos en madera.


El parque posee más de 40000 plantas y 150 especies en su mayoría nativas, entre las cuales se destacan los grupos de herbáceas agrupadas en conjuntos de texturas y tonos diversos.


Se crean además alineaciones de árboles que delimitan sectores, y pequeños bosques como el de álamos piramidales, entre los cuales se armaron unos 'living-rooms' con sillas enfrentadas y fijadas al suelo en donde la gente se reúne cada tarde a tomar mate y relajarse; o como los círculos de césped que a manera de manchas verdes salpican el solado próximo a una de las calles, y en donde cuatro sauces proveen la tan ansiada sombra bajo la cual sentarse en los días de verano.


Las escaleras están enmarcadas por plantas nativas, y yendo hacia abajo, se pueden ver los senderos rodeados por álamos blancos.

Desde una perspectiva analítica del uso social, es importante aludir al interesante 'mix' social que se produce en este parque y el sistema verde del que forma parte. Esta característica surge no sólo como consecuencia de la atracción generada en diferentes estratos sociales, sino de la interacción temporal entre pasado y presente, materializados en los usos históricos y en los nuevos usos establecidos con la implementación el Master Plan de Puerto Madero.

El área de los docks y los canales, dominados por usos de oficinas y restaurantes en su mayoría de renombre, que se transforma en el centro recreativo nocturno elegido también por los turistas, constituye uno de los bordes de este nuevo sistema de áreas verdes.

El otro borde, esencialmente acuático, y conformado por la Laguna de los Coypos, el perfil de la Reserva y el Río de la Plata detrás, es un espacio protagonizado por un público que encuentra aquí la respuesta a su necesidad básica de contacto con el verde. Principalmente durante los fines de semana cuando se desarrollan actividades de acceso libre como las ferias artesanales, o las clases abiertas de gimnasia y salsa esponsoreadas por el Gobierno de la Ciudad.

El parque Micaela Bastidas, ubicado físicamente entre estos dos fuertes elementos de borde de clara identificación social e imagen urbana propia, se convierte en un eslabón integrador no sólo a nivel de planificación y definición de la grilla urbana, sino de usos culturales y recreativos, transformándose quizás en el futuro, en un icono de paisaje contemporizador de la ciudad de Buenos Aires.

Arquitectura del Paisaje en Argentina
Breve reflexión sobre el estado actual de la profesión

Aun cuando los espacios descriptos fueron planificados por arquitectos y urbanistas (aunque contando con la experiencia y nato manejo del material vegetal por parte de Irene Joselevich), lo que queda puesto de manifiesto es, al menos, la necesidad de un planteo diferente para el diseño de los espacios verdes, y del rol protagónico de la Arquitectura del Paisaje en la ciudad. Es decir, que el exitoso resultado de la implantación de este proyecto paisajístico en un área central de la capital argentina, expone la obvia importancia que en el presente posee el diseño de las áreas verdes urbanas. Para que las respuestas a esas necesidades sigan los caminos más adecuados debe fortalecerse la especialización ya existente de Arquitectura y Planificación del Paisaje.

En Argentina, existen carreras de Grado, Licenciaturas, carreras de Posgrado y Masters en Planificación del Paisaje, en las Universidades de Buenos Aires, de Córdoba y de Rosario. La promoción de las mismas es cada vez mayor y este tipo de proyectos son los que deben inspirar la definitiva instauración de la especialización, como ocurre en el resto del mundo.


Este artículo fue originalmente escrito y armado por Jimena Martignoni para la Landscape Architecture Magazine, y publicado en la misma, en Abril del presente año. Las modificaciones efectuadas para esta publicación son de su autoría. Todas las fotografías, de Facundo de Zuviría, fueron tomadas para el mismo artículo.

Jimena Martignoni es Arquitecta Especialista en Planificación del Paisaje por la UBA, posee estudios de posgrado en Ambiente y Sociedad por la FLACSO, y actualmente se dedica a la investigación y promoción de proyectos de paisaje en Latinoamérica.


     ver comentarios [1] - Print News versión para imprimir  

Arriba Volver



Centro Bienestar

Secciones

Publica una noticia

Si has visto en la web un artículo que te pareció interesante puedes enviarlo para que sea publicado en esta sección. Solo tienes que HACER CLICK AQUI.
 

Contáctanos para mas información sobre el sitio. © 2001-2008 Todoarquitectura.com.
Asegurate de haber leido nuestros términos y condiciones, ya que la utilización del sitio implica la aceptación de los mismos.
Y fíjate como lograr que tus productos  y servicios lleguen a arquitectos, diseñadores y estudiantes.