Portada :: �frica :: Sahara: 35 a�os de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2007

Hay pruebas abundantes de que el pueblo saharahui ha sido v�ctima de torturas y desapariciones
Genocidio en el S�hara: La herencia de la descolonizaci�n espa�ola

Carlos Jim�nez Villarejo
El Periodico de Catalunya


El Congreso aprob� hace unos d�as una resoluci�n instando al Gobierno a que "defienda una soluci�n urgente, justa y definitiva al conflicto del S�hara Occidental", conflicto que dura ya m�s de 30 a�os ante la pasividad de la comunidad internacional. Es una ocasi�n �ptima para recordar lo que signific� y sigue significando la tragedia del pueblo saharaui. El territorio conocido como S�hara Occidental fue colonia espa�ola desde el reparto del continente africano efectuado por las potencias coloniales europeas (1884), pero desde que Marruecos, en 1956, accedi� a la independencia ya expres� sus pretensiones anexionistas sobre el territorio administrado por Espa�a. En 1975, Has�n II lo invadi�, coincidiendo con el final del franquismo, y se firm� el Acuerdo de Madrid por el que Espa�a abandon� dicho territorio. La ONU advirti� entonces de que el Acuerdo no transfiri� la soberan�a sobre el territorio ni confiri� a ninguno de los signatarios la condici�n de potencia administradora.

EL FRENTE Polisario, creado en 1973 para conseguir la independencia del territorio, mantuvo su primera resistencia contra la ocupaci�n espa�ola y luego, la marroqu�. En noviembre de 1975 las tropas de Has�n II entraron en el S�hara y arrasaron todos los asentamientos. La capital, El Aai�n, fue ocupada por 2.000 soldados marroqu�s que ocuparon los cuarteles abandonados por los espa�oles y sellaron las entradas y salidas de la ciudad. Empez� el �xodo y la represi�n. Los familiares de los desaparecidos forzosos no han tenido m�s noticias de su situaci�n desde el momento de la detenci�n, y desconocen si se encuentran con vida o han fallecido. El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU ha expresado reiteradamente su preocupaci�n por los desaparecidos forzosos en el S�hara Occidental. Adem�s, muchos detenidos saharauis fueron sometidos a tortura, algunos hasta su muerte, en los centros de detenci�n, como la prisi�n de El Aai�n, conocida como la c�rcel negra, el centro penitenciario de la playa de El Aai�n (antiguo cuartel militar espa�ol), las c�rceles secretas de Agdaz, Kalaat Magouna y Agadir, y los cuarteles militares de Smara. Los cad�veres se hac�an desaparecer en fosas comunes, sin identificaci�n alguna, y algunas de estas fosas han sido localizadas en Jdairia, al este de la ciudad de Smara; Lamsyed, cerca de la ciudad de Tan-Tan; o en la playa del El Aai�n, muy pr�xima al centro de detenci�n y tortura. Existen informes que relatan c�mo muchos de los saharauis secuestrados fueron arrojados desde helic�pteros o enterrados vivos. El Comit� de Derechos Humanos de la ONU, en su informe de 1994, expresaba su preocupaci�n por el mantenimiento de las pr�cticas de tortura en Marruecos, y el de 2004 reiter� su preocupaci�n "por las numerosas alegaciones de tortura y malos tratos en personas detenidas" A mayor abundamiento, el comit� de la ONU, en su informe de 1993 declara: "Los supervivientes fueron puestos en libertad despu�s de 18 a�os de detenci�n secreta en condiciones inhumanas, completamente aislados del mundo exterior. Todos ellos sufr�an da�os f�sicos y psicol�gicos irreversibles y continuaban privados de la asistencia m�dica necesaria para tratar las enfermedades causadas por los a�os de detenci�n". En efecto, unos 300 saharauis, que hab�an sido secuestrados, fueron liberados en 1984, 1991 y 1992, despu�s de pasar muchos a�os desaparecidos en centros de detenci�n secretos. Todos estos hechos deben situarse en el contexto de un pueblo, el saharaui, sometido a la dominaci�n de una potencia extranjera, impidi�ndosele el ejercicio del derecho de libre determinaci�n de conformidad con la resoluci�n de la ONU sobre la concesi�n de independencia a los pa�ses y pueblos coloniales. Sometimiento que genera, seg�n dicha resoluci�n, "una denegaci�n de los derechos humanos fundamentales" a los pa�ses a los que se impide que lo ejerzan. Los hechos descritos no han sido investigados ni enjuiciados en Marruecos. Por tanto, estamos ante un supuesto evidente de impunidad. Marruecos ha incurrido en una grave irresponsabilidad internacional en cuanto ha denegado de forma permanente y generalizada el derecho a la justicia de las victimas. Derecho que genera la obligaci�n de constituir tribunales imparciales e independientes y garantizar un juicio justo para enjuiciar las conductas descritas.

NADIE PUEDE dudar de que el pueblo saharaui ha sido v�ctima, entre otros muchos delitos, de un genocidio, mediante un amedrantamiento generalizado, tan grave y constante, que provoc� la huida masiva de la poblaci�n de los territorios ocupados hacia los territorios lim�trofes hasta alcanzar la alt�sima cifra de 120.000 refugiados. Genocidio cometido por las autoridades marroqu�s en el marco de un plan pol�tico y un designio perfectamente elaborado que siempre pretendi� someter absolutamente a la sociedad saharaui, erradicar cualquier signo de resistencia y exterminarla como tal grupo �tnico.

*Carlos Jim�nez Villarejo ex fiscal jefe anticorrupci�n


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame