Skip navigation.
Activistas de Greenpeace con escombros procedentes del hotel de El 
Algarrobico frente a la sede de la Presidencia de la Junta de 
Andalucía en Sevilla

Activistas de Greenpeace con escombros procedentes del hotel de El Algarrobico frente a la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía en Sevilla

Ampliar imagen

LA JUNTA DE ANDALUCÍA HA ANUNCIADO LA DEMOLICIÓN DEL HOTEL

El 10 de mayo el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha comunicado que la Junta de Andalucía va a comprar los terrenos sobre los que se asienta el hotel  ilegal y los terrenos adyacentes con el fin de restaurar la playa de El Algarrobico para devolverla, en la medida de lo posible, a su estado original.

Esta noticia supone el principio del fin del monstruo de cemento que ocupa la playa. Es la primera vez, después de muchos meses, que la Junta de Andalucía asume su responsabilidad en este asunto. Ahora comienza un complejo proceso que debe acabar suponiendo un triunfo para el medio ambiente, la protección del litoral y para el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Antes de esta noticia habíamos preparado una página informando de todos los pasos que Greenpeace ha dado en este asunto. Aquí está dicha información.



GREENPEACE EN EL ALGARROBICO

La política urbanística del litoral andaluz ha permitido durante décadas su destrucción metro a metro, una tendencia que se ha acelerado considerablemente en los últimos años, llegando hasta los últimos rincones conservados de la costa. Este es el caso de la costa del levante almeriense, víctima de una especulación voraz permitida por la Junta de Andalucía, que no ha dado los pasos necesarios para ordenar y limitar los desarrollos urbanísticos en esta área. La destrucción ha llegado hasta la última joya del litoral mediterráneo: el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

A pesar de las decenas de quejas y denuncias ante la Administración que diferentes grupos y organizaciones han interpuesto, las operaciones urbanísticas se vienen sucediendo en los municipios incluidos en el Parque: Aguamarga, la Isleta del Moro, Rodalquilar, Las Negras, Carboneras...

El caso del hotel “Azata del Sol” en la playa del Algarrobico (Carboneras) es especialmente grave. Con más de 20 plantas y 411 habitaciones, el hotel se incluye dentro de un complejo residencial integrado por otros siete hoteles, 1.500 viviendas y un campo de golf de 18 hoyos. Es, sin duda, el símbolo de la destrucción.

En 1994 se elaboró el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. El documento, creado para adecuar la gestión de los recursos naturales y las especies del Parque, define el área del hotel como zona no urbanizable y deja claro que el PORN prevalecerá sobre el resto de instrumentos de ordenación territorial o física.

Seis años antes de la elaboración del PORN, el Ayuntamiento de Caboneras aprobaba un plan urbanístico parcial para el sector ST1 donde su construye el hotel. La Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales establece que las normas urbanísticas deben adaptarse al PORN por ser éste norma de rango superior.

Sin embargo, la Junta de Andalucía ha permitido que prevalezca una norma urbanística frente a la conservación del espacio natural, incumplimiendo la legislación. Hasta el momento, la Junta no reconoce como válida la cartografía que figura en el Decreto que aprueba el PORN que no permite urbanizar la playa del Algarrobico, asegurando que dichos mapas se modificaron para convertir la zona en urbanizable. Estos cambios nunca han sido publicados en el Boletín Oficial de Andalucía por lo que carecen de cualquier validez.

Aquí puedes ver los diferentes planos publicados por la Junta de Andalucía:
En un intento de legalizar todas las actuaciones ilegales dentro del PN Cabo de Gata-Níjar la Junta de Andalucía está intentando modificar el Plan de Recursos Naturales de este espacio protegido. Greenpeace ha presentado alegaciones contra este proyecto.

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente también juega un papel destacado en este asunto, ya que el hotel se sitúa a tan sólo 28 metros de la playa, contraviniendo las determinaciones de la Ley de Costas. El sector donde se ubica el hotel de Azata (ST1) se construye en la franja de 100 metros de litoral que la Ley de Costas describe como servidumbre de protección.

La Ley de Costas establece que la construcción del hotel no es legal dado que el plan urbanístico parcial se aprobó definitivamente con posterioridad al 1 de enero de 1988 (el Boletín Oficial de la Provincia de Almería del 22 de julio de 1988 refleja que la aprobación del plan parcial se produjo el 26 de mayo ese mismo año), aunque la constructora por su parte trate de confundir mostrando carteles en la misma obra donde se lee que el plan parcial se aprobó en el año 1987.

Greenpeace considera los hechos que rodean a la construcción de este hotel como una de las peores actuaciones en el litoral español por lo que ha demandado la demolición del hotel.

Puedes seguir los acontecimientos relativos de esta campaña a través de algunos de nuestros comunicados de prensa:

  • 1/12/05. Greenpeace reclama a las administraciones que cumplan la legalidad en el hotel del Algarrobico.
  • 28/11/05. Greenpeace recuerda a la Consejera de Medio Ambiente de la Junta que es la responsable de que se esté construyendo ilegalmente el hotel de El Algarrobico.
  • 11/11/05. Voluntarios de Greenpeace recogen ladrillos firmados contra la destrucción del Cabo de Gata.
  • 20/10/05. Greenpeace pide a la Junta de Andalucía que ejerza su derecho de compra sobre 250 Ha. del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.
  • 19/10/05. Greenpeace demanda a la Junta de Andalucía que comience los trámites para la demolición del hotel de El Algarrobico en Carboneras.


El 22 de febrero el juez del Juzgado número 2 de Almería ordenó la paralización cautelar de las obras del hotel "Azata del Sol", accediendo así a la petición planteada por el grupo "Salvemos Mojacar". Este es el auto completo.

- - - - - - - - - -

Varias han sido las ocasiones en las que Greenpeace ha realizado acciones en el municipio de Carboneras. El 18 de marzo de 2006 apareció un artículo sobre esto en el Ideal de Almería. Puedes descargarlo aquí.