Página principal

Molinete


COORDINADORA PARA LA DEFENSA
DEL MOLINETE Y SU ENTORNO 

coordinadora_molinete@yahoo.com

acropolis_cartagena@yahoo.com
C/Medieras 6, Entlo izqda
30201-CARTAGENA

BAÑOS PÚBLICOS ROMANOS (TERMAS)

    En las ciudades romanas los servicios públicos estaban cortados por el mismo patrón. Los más espectaculares eran los grandes baños públicos: uno para cada barrio, en las grandes ciudades. Así como el foro era el centro de las actividades mañaneras, los baños lo eran durante la tarde. El frigidarium era el lugar preferido de los romanos para su esparcimiento y reuniones. Allí acudían al atardecer todos los hombres -las mujeres iban por las mañanas- al terminar su trabajo en el campo, la ciudad o el Foro. Era un lugar espléndido: baños de agua caliente, de agua fría, de vapor, salas para unciones de aceite y habitaciones privadas para que los esclavos dieran masaje a sus amos. Sus paredes, recubiertas de mármol y estucos, les daban un aire de elegancia y confort inigualables.

caracalla.gif (26745 bytes)    Después de desnudarse, los hombres podían bañarse o hacer ejercicios a la palaestra, donde se practicaban diversos juegos. El más popular era una especie de bolos que se jugaba en una avenida pavimentada, junto a la piscina grande

    El pausado proceso de bañarse al estilo romano requería varias habitaciones de calor cada vez más intenso capaces de provocar el sudor. El bañista se ungía de aceite, que seguidamente se eliminaba, junto con el sudor y la suciedad, raspando con un strigil, instrumento de bronce, de forma curvada, tan personal en los tiempos romanos como lo es hoy el cepillo de dientes. La casa de los baños era un complejo edificio, acabado modelo de fontanería y calefacción. Los baños constituían uno de los aspectos más civilizados y atractivos de la vida romana.

    Los baños podían ser privados o públicos, fundados generalmente por el emperador o algún particular y de carácter gratuito; se convirtieron en un importante lugar de reunión, difundiéndose por todos los territorios de dominación romana. Según Vitruvio los elementos fundamentales eran el frigidarium (piscina de agua fría) , el tepidarium -sala con calefacción por aire caliente, posible gracias a la invención por Sergio Orata (s. I a.C.) del pavimento suspendido sobre pilares de ladrillos (suspensurae) y ladrillos agujereados en las paredes para la mejor difusión del aire caliente- y el caldarium, piscina de agua caliente con estancias anexas llamadas laconium (sala de aire caliente con un recipiente circular para las abluciones denominado labrum), sudatorium y alveus (lugar para tomar sentado un baño caliente). Estos elementos básicos se combinaban en planta con gran libertad, junto con otras habitaciones como el apodyterium, o sala para vestirse y desnudarse, el unctorium (sala para los masajes y perfumes), palestras para practicar ejercicios atléticos, pórticos, jardines e incluso bibliotecas. Para caldear las habitaciones en época republicana se usaron braseros, y posteriormente un horno que producía el aire caliente que circulaba bajo el pavimento y a la vez calentaba el agua de la piscina caliente. Cuando las termas eran dobles, se colocaba el hipocaustum de tal forma que pudiera calentar a la vez las respectivas estancias para hombres y mujeres. Además de cumplir estas necesidades técnicas, en la construcción de las termas se utilizaron revestimientos de mármol, estuco y mosaicos a fin de darles una apariencia lujosa. Sus dimensiones, al igual que su planta, fueron variables, desde las monumentales termas imperiales que obligaron a la construcción de enormes bóvedas, hasta otras de pequeño tamaño repartidas en numero variable por la ciudad. Junto a esos baños ciudadanos, también se construyeron termas medicinales aprovechando manantiales de aguas con propiedades curativas, como las termas de Stabia en Pompeya. Los datos que se tienen de las primeras termas son un poco anteriores al Imperio, siendo las primeras termas monumentales construidas en la misma Roma las de Agripa (19 a.C.), las de Nerón en el campo de Marte y las de Tito, que sirvieron de modelo a las de Trajano, Caracalla y Diocleciano. Notables por su monumentalidad son las de la villa Adriana en Tívoli (s. II). Actualmente en Roma se conservan ruinas monumentales de las termas de Caracalla (212-216) y Diocleciano (fines s. III), las cuales presentan una planta semejante, aunque las de Diocleciano sobrepasan a las de Caracalla por sus dimensiones; ambas están formadas por una gran superficie cuadrada con estadios y lugares para pasear, leer y conversar, estando dispuesto en su centro el propio edificio termal, construcción rectangular con inmensas salas cubiertas por bóvedas y cúpulas y revestidas de mosaicos que muestran preferentemente retratos de gladiadores y escenas de circo.

 

 

TERMAS DE LA CALLE HONDA

      

               Hypocaustum                       Praefurnium de la plaza Tres Reyes

    Este establecimiento termal fue descubierto en 1968 dentro de una excavación de urgencia donde se localizaron dos pequeñas piscinas, hipocaustos y conducciones hidráulicas, muy alteradas por reutilizaciones tardorromanas y bizantinas. Una segunda fase de excavación se llevó a cabo en 1982 cuando se actuó en dos solares colindantes de la calle Honda, aunque aún quedan restos por excavar bajo la actual vía peatonal.

    Se trata de un tipo de terma lineal simple con sucesión alineada sobre un mismo y único eje de ambientes de baño e idéntico trayecto de ida y vuelta. De Norte a Sur un frigidarium con una piscina cuadrada (2.3 m de lado) y recubierta con finas placas de mármol. La sala se halla pavimentada con grandes losas de mármol blanco con vetas rojizas, dispuestas en líneas longitudinales y con un disco enmarcado por un cuadrado con su correspondiente sumidero, en el centro. A continuación sigue una estancia con hipocausto y que se interpreta como posible caldarium o tepidarium. La suspensera se levanta con columnillas de ladrillos rectangulares, circulares e incluso compuestas de bloques de arenisca, lo que puede estar hablando de las sucesivas remodelaciones que sufrió el complejo termal desde el S. I a.C., momento de su construcción, y el S. VII d.C. final de su utilización. Incluso se observa la reutilización de material de edificios precedentes. Al noroeste queda localizado un praefurnium que aparece separado de la piscina por una estancia con hipocausto de dimensiones reducidas y que se puede identificar como una sudationes, esta estancia está pavimentada con un mármol beige sobre el mortero de la suspensera. Siguiendo el eje aparece otra sala con hipocausto, que, aun no habiendo sido excavado en su totalidad debe corresponderse con el caldarium.

    Queda por determinar la zona de acceso a las termas que bien podría estar configurada por una palestra (puede tratarse de la columnata hallada en la ladera Sur del Molinete en la campaña de 1995).

    En cuanto a material decorativo destacar un capitel de estilo jónico realizado en travertino rojo y sobre todo un medallón circular o clipeo con guirnaldas hallado caído sobre el suelo del frigidarium y, que en su momento iría decorando la pared de la estancia.

Termas Stabianas de Pompeya

COORDINADORA PARA LA DEFENSA DEL MOLINETE Y SU ENTORNO

Página principal    Molinete