123 Flash Menu Placeholder.
 
123 Flash Menu Placeholder.
 

A 35 años del terremoto en Orizaba, Veracruz

La mañana del 28 de agosto de 1973 la destrucción se hizo presente en Orizaba, con un terremoto que aún persiste en la memoria de los orizabeños, en quienes lo vivieron y en aquellos a quienes sus padres y abuelos se los contaron.

Con 7.2 grados en la escala de Richter, muchas iglesias, edificios, escuelas y casas simplemente se desplomaron o sufrieron graves daños.
Faltando ocho minutos para las cuatro de la mañana, la zona centro de la entidad, junto con la región de Esperanza y Tehuacán, en Puebla se vieron sacudidos por el terremoto trepidatorio que duró unos dos minutos y que dejó muerte y destrucción.

“Yo lo viví”

Armando López Macip, actual director de Cultura del Ayuntamiento, recuerda “yo lo viví directamente, vivía cerca de la Iglesia de San José y era acólito ahí, entonces fui de los primeros en llegar en la mañana y ver todo eso destruido, ayudar a los padres a recoger imágenes caídas, subimos a la bóveda y vimos el inmenso boquete que había, apenas tenía 12 años, pero ayudé”.

“Luego recorrí parte de la ciudad y vi lo sucedido, en la Packard, también que había edificios que quedaron muy mal y fueron demolidos, otros no tanto pero fue pretexto para tirarlos”.

“Un edificio antiguo muy bonito, por la iglesia de El Calvario; la Plaza de Toros en Sur 23, que fue demolida por daños”.

Para el nuevo ciclo escolar, él entraba la secundaria, “iba a entrar a la Escuela Técnica 48 (hoy Técnica 4), pero por los daños los niños que íbamos a entrar a esa escuela nos quedamos dos años en aulas prefabricadas sobre las calles mientras la reparaban”.

“Se perdió acervo cultural”.- El director del Archivo Municipal, Dante Octavio Hernández, recuerda que después del terremoto se perdió una gran cantidad de acervo cultural, “se cayó la torre del Palacio Municipal, donde hoy está la Presidencia Municipal, y estaba en esa área la biblioteca ”Juan Díaz Covarrubias“.
Después se recogieron libros y acervo con palas, sin el menor remordimiento de la riqueza que estaba ahí depositada.

”Todo se llevó al Colegio Preparatorio (en Cerritos) y se depositó en el cuarto de bombas en el calabozo, había mucha humedad“, muchos periódicos y libros se dañaron y otros fueron saqueados. También recuerda que fallecieron personas conocidas en el edificio de la Packard, “una de las niñas Abud, la prefecta del Tecnológico de Orizaba, Victoria Troya Cisneros; el maestro Herrera de la Preparatoria Nocturna; el matrimonio Arroyo“.

Sin documentación

Los datos generales de ese terremoto existen en algunos libros, en datos sobre terremotos del país que incluso se pueden hallar en Internet, pero no hay vivencias o anécdotas documentadas de las víctimas o de sus familiares, de autoridades o cronistas. En el Archivo Municipal el libro ”Síntesis Cronológica de los principales hechos históricos de Orizaba“, de Benjamín Maciel Gómez, tomo 2 de 1901 al 2000, hace una recopilación de datos generales sobre lo ocurrido y los daños causados.

El libro del doctor José Romero Guereña, “Orizaba, algo de ayer“, también refiere datos aunque más amplios al referirse a los daños causados en Río Blanco, Ciudad Mendoza, Acultzingo, Zongolica, Córdoba, Ixtaczoquitlán, Ciudad Serdán, entre otros.

En el Archivo Municipal solo hay uno o dos diarios que refieren lo acontecido, fuera de ello, no hay mayores relatos, vivencias o anécdotas.

Se dice que después del terremoto cambió incluso la fisonomía de la ciudad, tras la demolición y daños a casonas tradicionales, se dio paso a construcciones dispares de la ciudad típica que se tenía, edificaciones fuera de orden, todo cambió, como en su momento lo refirió el director del Instituto Regional de Bellas Artes de Orizaba, Juan Pablo Villegas.
 

En toda la zona hubo:
  • 600 muertos dejó en total en las regiones de Serdán y Orizaba (cifras oficiales)

  • 1,200 heridos (cifras oficiales)

  • 17,575 casas dañadas

20 mil solo en Orizaba hubo:
  • 92 muertos

  • 1,200 heridos

  • 500 casas dañadas

  • 5 mil damnificados

Álbum fotográfico (abajo)

Se muestra una exposición fotográfica del terremoto de 1973, son las gráficas del profesor José Tomás Rodríguez Arteaga, quien muestra algunos de los edificios que sufrieron los peores daños.

Ahí se puede ver la Packard, que era un edificio de tres pisos, en el primero se vendía autos y el resto eran departamentos. Se dice que ahí hubo diez muertos y 40 heridos.

El Patio de Vecindad de Norte 2, la fábrica Cocolapan, edificios del centro de la ciudad, la Técnica 48; los daños en Río Blanco, algunas de Tequila y Acultzingo.
 

Sitios que sufrieron daños:
  • Iglesia de San Juan de Dios, torre y cúpula se desplomó

  • Iglesia de La Concordia

  • Iglesia de La Soledad

  • Iglesia de Santa Gertrudis

  • Bóveda y nave central de la hoy Catedral de San Miguel

  • Exconvento de San José, con cuarteaduras en techos y muros Antiguo Hospital Civil (hoy Museo de Arte)

  • Teatro Ignacio de la Llave El Toreo, en Oriente 6 (finalmente demolida)

  • Cine Real (ya no existe)

  • Antiguo CEO (hoy Palacio Municipal)

  • Panteón Juan de la Luz Enríquez Reclusorio Regional (finalmente demolido el 3 de sept)

  • Edificio de la Packard (Poniente 7 donde hoy está la Mueblería Real)

  • Escuela Secundaria Técnica 48 (hoy Técnica 4)

  • Patio de Vecindad de Norte 2 (ya no existe)

  • Fábrica Cocolapan

  • Edificios en Poniente 2 y Norte 3 (hoy Jugos California)

  • Edificios en Poniente 2 y Norte 1 (hoy Hotel Plaza Palacio)

Documentación obtenida del diario Mundo de Orizaba

 

 

Álbum fotográfico de la región de Orizaba y la región, agradecemos al Profesor José Tomás Rodríguez Arteaga por proporcionar a préstamo este material después de haberse dado en exposición al Teatro Llave. Éstas fotografías pertenecen al particular antes mencionado y si desea obtener los originales, en excelente resolución y sin las marcas de agua puede comunicarse al teléfono (272) 725 2449 o al celular (272) 105 9165