DEIA
Registro | Conectar
ULTIMA HORA EDICIÓN IMPRESA SUPLEMENTOS ESPECIALES CANALES SERVICIOS
10-02-2008
Herrialdeak Gizartea Iritzia Politika Mundua Ekonomia Kirolak Begira Telebista Azkena
txirrindularitza
Pétalos de un sueño
OPINE SOBRE EL ATHLETIC
Pinche aquí para ir al foro
Pétalos de un sueño
Hace quince años que aquella bendita locura de equipo que nació bajo el nombre de Euskadi se hizo realidad en el primer trofeo de la Challenge de Mallorca, donde Euskaltel estrena hoy su temporada sobre el asfalto europeo.
contraste. Ciclismo. En 1994 su corazón hervía. Era la época de Miguel Indurain. Sobran las palabras. Mallorca recibió la temporada con nieve. El equipo Euskadi debutaba como en casa. Frío intenso. Quince años después se han invertido los papeles: el ciclismo es el que está helado. Corazón oxidado. Contraste: una cálida Mallorca recibe a Euskaltel-Euskadi.

Agustín Sagasti, César Solaun, Haimar Zubeldia, Roberto Laiseka, Iban Mayo, Samuel Sánchez e Igor Antón rescatan para DEIA el pasado del equipo. Son pétalos. Retales.

1994-95 > Agustín Sagasti

El pionero

El ciclismo es una moneda. Dos caras. Gloria y miseria. Un corto de la vida. Versión resumida. La de Agustín Sagasti fue la máxima expresión del minimalismo. Sólo fue cuatro meses profesional. Recuerdos a cuentagotas. "No puedo rememorar mucho porque apenas fui ciclista profesional". El primer chispazo es frío: Mallorca bajo la nieve. "Fuimos allí pensando que encontraríamos calor y resulta que hacía un frío del carajo", explica. El segundo, le hierve: brazos en alto en Azpeitia, la primera victoria del equipo Euskadi en la Vuelta al País Vasco. "Fue un momento alegre". El tercero es de hielo, tétrico: la caída en Valles Mineros. Fin a una vida. "De lo que más me acuerdo de mi etapa profesional es del hospital, de los quirófanos. Allí pasé más tiempo que sobre la bicicleta". Sagasti, el ciclista, se quedó en aquella carretera asturiana. Fin. El ciclismo siguió. El equipo Euskadi también.

1996-97 > César Solaun

Orgullo de una afición

Cuentan que de la boca de Txomín Perurena colgaba siempre, casi como una muletilla, un envite. Apostador. Aquella mañana de 1996 en Asturias jugó otra vez: "A que no entráis ninguno entre los tres primeros del prólogo". Y puso sobre la mesa el reloj Festina que anudaba su muñeca. César Solaun secuestró las palabras. "Quiero". Acabó tercero. "Es que para entonces ya no éramos el equipo bisoño de 1994", recuerda el alavés. Él había dejado de serlo en 1995, en la segunda etapa de la Vuelta a los Valles Mineros, donde estrenó su palmarés profesional. Analiza el ex ciclista el pasado con perspectiva. Dice que aquella época era diferente, que el equipo era modesto y que nadie les exigía ganar. "La afición estaba orgullosa de nosotros. Éramos como la ikurriña, representábamos a todo un pueblo. Creo que nunca en mi carrera deportiva he visto tanta gente en las carreras como en aquellos dos años", sostiene Solaun.

1998-99 > Haimar Zubeldia

Llega Euskaltel

Era agosto de 1997 cuando un imberbe Haimar Zubeldia y Alberto Martínez sellaron su compromiso para correr con el equipo Euskadi. "Ese mismo día, el equipo partía para la Vuelta. Todo aquello me impresionó", explica el Usurbildarra. Fue aquella Vuelta, la del 97, la primera prueba en la que la recién creada empresa vasca de telecomunicaciones, Euskaltel, asomó a un maillot ciclista. Meses más tarde, se convertía en primer patrocinador del equipo, algo que había buscado Miguel Madariaga desde prácticamente el nacimiento del proyecto, para subsistir, para que el sueño no muriera. "Es curioso el contraste, ahora, desde la distancia, me parece que aquel era un equipo modesto, pequeño. Todo ha cambiado". Euskaltel creció ese año con las victorias de los Galdeano, Unai Etxebarria y el Tour del Porvenir que rozó Beloki. En 1999, el equipo dio un paso al frente. Grande. Logró menos triunfos, cuatro, pero uno de ellos, el de Laiseka en Abantos en la Vuelta, dio otra dimensión al proyecto.

2000-01 > Roberto Laiseka

La naranja digital

Roberto azuza la memoria. "En 2000 ganó Flores el Tour del Porvenir, ¿no?". Sí, pero antes de aquello, antes de que la temporada alcanzase el otoño, en pleno invierno, la piel de Euskadi mutaba, se tatuaba de un color poco recurrente en el ciclismo: el naranja con el que se identificaba Euskaltel. "Fue raro al principio", explica Roberto. Un pedazo de historia: Alberto Martínez, en la cuarta etapa del Gran Premio Telecom de Portugal, bordaba la primera victoria en el maillot naranja y Mikel Artetxe se convertía en el primer ciclista del conjunto vasco en ganar una Vuelta por etapas al llevarse la general final del Journal de Noticias luso. Fue como romper el hielo: Haimar ganaba en junio la Euskal Bizikleta e Iker Flores el Tour del Porvenir. Laiseka siguió mimando su leyenda. Otra victoria de etapa en la Vuelta, en Arcalís. Antesala de otra gesta, la más recordada en la historia del equipo. "El debut en el Tour fue inolvidable, la leche. Fuimos allí de pardillos y ganamos una etapa". Fue Txema del Olmo el primer corredor de Euskaltel-Euskadi en tomar la salida en aquel prólogo. Antes de teñir de naranja los Pirineos, antes del estreno en Luz Ardiden, Roberto penó camino de Saint Lary Soulan. "Me salvó Unai (Etxebarria)", recuerda. "Legué a meta gracias a sus empujones. Estaba muerto". Resurgió. Apenas 24 horas después ganaba en Luz Ardiden. La montaña tembló. Escalofrío que recorrió la cordillera pirenaica hasta llegar a Euskal Herria. Marea naranja.

2002-03 > Iban Mayo

Una imagen: el Tourmalet

Resaca. La victoria de Roberto Laiseka en Luz Ardiden supuso un descorche de euforia. Champán desbordado. Euskaltel-Euskadi era un grande. Mayo y Laiseka vieron por la tele, lesionados, el triunfo de etapa de David Etxebarria en la Vuelta al País Vasco seis años después de la de Agustín Sagasti, y el sueño truncado del abadiñoarra en la Lieja-Bastogne-Lieja, donde fue tercero. "Hasta el Tour hicimos las cosas bien", asegura Mayo. Sobre el asfalto francés, empero, el equipo se diluyó como un terrón de azúcar que se precipita a una taza de café con leche. "No rendimos". Pero el igorreztarra se quedó prendado de aquella carrera. Y en Madrid, después de ser quinto en la Vuelta a España, miró a París: "Quería volver al Tour, pero me prometí a mí mismo que había que llegar de otra manera a esa carrera". 2003 despertó inquietante para Euskaltel. Sin plaza para el Tour y sin resultados. Valencia, Murcia, París-Niza se fueron en blanco. Futuro negro que Mayo tiñó de naranja al ganar la Vuelta al País Vasco y exhibirse en la Lieja y en Dauphiné ante un tal Lance Armstrong. El Tour fue un delirio. "La victoria en Alpe d'Huez, el duelo mano a mano con Armstrong y Ullrich… Aquello fue muy grande", explica Iban, quien rescata una imagen. En ella, la leyenda del Tourmalet envuelve, como con un paño, cuatro sombras: las de Armstrong, Ullrich, Haimar e Iban. "Creo que es fiel reflejo de que aquel fue el mejor año en la historia del equipo".

2004-05 > Samuel Sánchez

Un 'impasse'

Si la temporada 2004 hubiese muerto con el mes de junio, antes del Tour, ese año Iban Mayo habría sido el mejor corredor del mundo; Euskaltel-Euskadi, un bloque envidiado. Ganó el igorreztarra todo desde la Clásica de Alcobendas, hasta la Dauphiné Liberé, pasando por la Vuelta a Asturias. Dicen que el Tour da y quita. Todo. A Iban y a Euskaltel-Euskadi se lo quitó. Estampados, clavados en la pegajosa brea de julio, en la alfombra naranja que esperaba a el elegido en los Pirineos. Tras el Tour, Euskaltel-Euskadi se preparó para sumergirse en la desdicha. Agujero negro. 2005 no amaneció. "Fue un impasse, pero eso demuestra que los ciclistas no somos máquinas", explica Samu. Las victorias las puso David Herrero y la nota de calidad el asturiano, quien, mientras el equipo se estrellaba de nuevo en el Tour, mascullaba su irrupción en la élite. Lo hizo en la Vuelta, en la Bien Aparecida, después de que Roberto Laiseka sumase en Cerler su tercera victoria de etapa en la ronda estatal. "Fue especial", resume Samu. Una imagen: flores al cielo. Dedicatoria a su madre fallecida, a su abuela.

2006-07 > Igor Antón

El cambio

2006. "Para mi fue un cambio de mentalidad". Se repite: "Para el equipo fue un cambio de mentalidad". Igor Antón es presente y futuro de la nave naranja. Un icono. El relevo de Gorospe, Marino, Roberto Laiseka e Iban Mayo en el altar de divinidades del deporte vasco. Un tótem, una deidad. Un modelo. Por su carácter, la ilusión que desprende y su condición de escalador de los de tubulares enroscados a la espalda. Él mismo es un mitómano. Vive del pasado. Gasolina de épica, de leyenda. Él casi ha entrado en ella. "Todo ha pasado tan rápido", dice. El cambio, el de la mentalidad, le sobrevino al galdakoztarra en la montaña. ¿Dónde si no? En un alto. En Calar Alto. "Fue especial. Ese día comprobé, me convencí de que podía ganar, de que valía para esto". A su cambio le acompañó el del equipo tras el bache de 2005. "Vivimos un momento crítico, pero con la entrada de Igor (Galdeano) todo cambió. Entendimos el mensaje: somos un equipo", explica. La victoria en Calar Alto es su referente, también la de la etapa reina en Romandía. Brillo personal. Lo aparca, lo destierra. Se agarra al colectivo. "En 2006 me quedo con las victorias de Samu, de Mayo o la mía. Fue un buen año. ¿2007? No ha sido más que la continuidad del nuevo espíritu que invadió al equipo un año antes. Nos hemos reafirmado en un ideal: somos un equipo", repite, para acabar con un recuerdo imborrable. Fue una espera en Collado Villalba, un abrazo, un grito: "Samu eres el puto amo". Resume esa frase, ese momento tras la meta de la última crono de la pasada Vuelta a España, un hito: el primer podio de Euskaltel-Euskadi en una grande. "Será difícil volver a hacerlo", dice Antón. Pero ésa, es otra historia.
PROMOCIONES  
OBRAS MAESTRAS
DEIA te ofrece una selección de grandes autores de la literatura universal.
¿DÓNDE COMEMOS HOY?
DEIA te ofrece un KIT para que puedas comer donde quieras como en casa.
CINE INFANTIL
En mejor entretenimiento para los niños, una selección de DVD´s de más cómoda, actual y divertida
BONOS PARA DESCARGA PDF
Compra de bonos para la descarga del PDF de la edición impresa, promoción 2x1 (1 bono = 40 descargas)
Acerca de Deia Suscríbase al periódico DEIA Promociones Publicidad Contacto Mapa web Añadir a favoritos
© Editorial Iparraguirre  |  Aviso Legal  |  Privacidad
Enlaces recomendados: Apuestas Deportivas | Trabajo | Hosting