Publicaciones, libros y artículos técnicos y biográficos sobre biología, animales, dinosaurios, arqueología, historia, etc.

ARTÍCULO

 

DE LOS DINOSAURIOS A LAS AVES

Por Adrián GIACCHINO, 1999.

 

Las aves son los vertebrados terrestres más numerosos de hoy en día. La adaptación al vuelo requiere que presenten un elevado metabolismo, sus sistemas cardiovascular y respiratorio han alcanzado en el transcurso de la evolución una alta eficiencia. El cuerpo de todas las aves se encuentra recubierto de plumas que les sirven para volar y como aislantes térmicos. Sus esqueletos están fuertemente modificados, sobre todo los miembros anteriores, los autópodos y las regiones caudal y pélvica. Como en los pterosaurios (reptiles voladores) y los dinosaurios terópodos, los huesos de las aves son huecos y aunque varias aves fósiles poseían dientes tecodontos, las actuales poseen un pico córneo sin éstos. Desde 1923, con los trabajos del equipo de Roy Chapman, la teoría de que las aves descienden de los dinosaurios fue cada vez más sustentada, aunque con anterioridad ya Thomas Henry Huxley en 1868 había sugerido tal parentesco. Ostrom en sus trabajos de 1974 y 1976 y Wellnhofer en su trabajo de 1974 han resaltado la afinidad de Archaeopteryx ("pluma antigua") con los dinosaurios terópodos, en concreto con los celurosaurios. Actualmente la mayoría de los paleontólogos como Cracraft y Gauthier, y entre los investigadores argentinos Chiappe y Novas, creen que efectivamente todas las aves, desde los picaflores hasta el ñandú, descienden de un grupo de dinosaurios terópodos (bípedos y carnívoros). No obstante autores como Walker y Martin han propuesto en sus trabajos de 1972 y de 1983 respec-tivamente que las aves tendrían una ascendencia cocodriliana. Una de las principales objeciones a la "teoría dinosauroide" del origen de las aves era que no se conocían dinosaurios con clavículas, lo cual fue rebatido ya que en el presente se sabe que al menos algunos terópodos como el Velociraptor sí las tenían. Los gorriones, los horneros, las palomas y el resto de las aves que vemos a diario serían en defi-nitiva a la luz de los nuevos descubrimientos "viejos dinosaurios devenidos a pájaros".

Muchos dinosaurios terópodos presentaron las dos clavículas fusio-nadas en una fúrcula o espoleta y tuvieron quilla, rasgos carac-terísticos de las aves modernas. Así mismo los terópodos, al igual que las aves, tuvieron las escápulas largas y delgadas. Los huesos huecos se observan en los restos de terópodos al igual que en las aves. Otra semejanza notable es que tanto las aves desarrolladas como los terópodos parecidos a las aves perdieron dos dedos y de los tres restantes el central es el más largo.

Una de las aves más antiguas y mejor conocidas es Archaeopteryx, cuyos restos fósiles fueron descubiertos en 1861 en las calizas litográficas del Jurásico Tardío (150 millones de años) de Solnhofen, en la región de Baviera (Alemania). Dos años antes Charles Darwin había dado a conocer su obra "El origen de las especies". Justa-mente el hallazgo de Archaeopteryx, con sus características de di-nosaurio y ave, contribuyó a luchar contra una de las principales objeciones a la teoría de Darwin, que se basaba en la falta de "formas intermedias o de transición" entre los grupos de organismos. Si no fuera por las impresiones de las plumas que han quedado en la roca, los restos de Archaeopteryx bien podrían haber sido confundidos con los restos de un pequeño dinosaurio terópodo. Como las aves modernas Archaeopteryx, que tenía el tamaño de un cuervo, presentaba en la cintura escapular una fúrcula (hueso en forma de V constituído por la unión en un extremo de las dos clavículas). El resto se sus caracteres osteológicos eran básicamente los de un dinosaurio: dedos funcionales en los miembros anteriores, dientes, costillas ventrales, cintura pélvica de tipo saurisquio y larga cola sin pigostilo (fusión de las últimas vértebras caudales). Básicamente existen dos posturas para explicar el origen del vuelo de las aves. Una considera una serie de estadíos: arborícolas-planeadoras-voladoras activas, mientras que la otra plantea la existencia de un grupo de dino-saurios bípedos, corredores y depredadores que utilizaron sus alas para el salto en la carrera, con evi-dentes ventajas en la captura de sus presas y al momento de escapar de sus agresores.

Unelagia comahuensis ("media ave del noroeste patagónico") vivió durante el Cretácico, hace unos 90 millones de años y es un dinosaurio de características "avianas". Probablemente aleteaba, pero no levantó vu-elo a raíz de su peso. Medía aproximadamente 120 centímetros de alto y 230 centímetros de largo. Tenía patas largas y podía correr velozmente, lo cual le favorecía a la hora de capturar sus presas. Los huesos del brazo ("proto-ala") tenían una morfología que le po-sibilitaba a este dinosaurio elevar los brazos con mayor amplitud que otros terópodos como el Velo- ciraptor. Mientras el Velociraptor tenía movimientos que estaban limitados por el tipo de articulación del hom-bro, en Unenlagia comahuensis una marcada modi-ficación en la orientación de la cavidad articular le permitió mayor movilidad. Las "proto-alas" le debieron ser de utilidad para mantener su equilibrio e incrementar su velocidad, para reconocimiento e intimi-dación. Como las aves actuales, tenía limitados los movimientos de la columna vertebral hacia los lados. En los laterales de los cuerpos de las vértebras dorsales que se han preservado se observan orificios neumáticos, para la entrada de sacos aéreos, tal como sucede en las aves. Los restos de Unelagia comahuensis fueron descubiertos por el equipo del Doctor Fernando Novas el 9 de enero de 1996 en un yacimiento próximo a la localidad de Plaza Huincul, en la provincia de Neuquén (Argentina).

El Velociraptor era un terópodo que estaba dotado de un carpo que le permitía hacer girar las patas delanteras para asir, lo que le ayudaba a capturar las presas, la presencia de un carpo flexible es un requisito para el vuelo impulsado.

  
 
 
 
© 2006 Fundación de Historia Natural Félix de Azara | Última actualización: 26/04/2009 | Webmaster
Publicaciones, libros y artículos técnicos y biográficos sobre biología, animales, dinosaurios, arqueología, historia, etc.