Ir al contenido principal

Junta Castilla La ManchaCastilla la Mancha

Buscador
Buscador de consejerias

El Escudo.

Escudo de Castilla-La Mancha

 

El escudo de Castilla-La Mancha, uno de los principales símbolos y seña de identidad de esta Autonomía, está basado en el diseño de la Bandera.

Se aprobó mediante Ley 1/1983, de 30 de junio (BOCLM nº 15, de 12 de julio de 1983), en los siguientes términos:

 

 «Artículo 1º.- El escudo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es partido. En el primer cuartel, en campo de gules un castillo de oro almenado, aclarado de azur y mazonado de sable. El segundo cuartel, campo de argento plata. Al timbre, corona real cerrada, que es un círculo de oro engastado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones, de hojas de acanto, visibles cinco, interpolado de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azur o azul, con el semimeridiano y el ecuador de oro sumado de cruz de oro. La corona forrada de gules o rojo.


Artículo 2º.- Un decreto hará público el modelo oficial del escudo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, regulado por la presente ley.


Artículo 3º.- La presente ley entrará en vigor al día siguiente de la publicación en el "Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma".»

La Ley fue desarrollada por el Decreto 132/1983, de 5 de julio, por el que se hacía público el modelo oficial del Escudo de la región de Castilla-La Mancha y por el Decreto 115/1985, de 12 de noviembre, por el que se complementaba el anterior.

Muchas instituciones regionales han adoptado este escudo como parte de sus propios emblemas, como las Cortes, el Consejo Consultivo y la Universidad de Castilla-La Mancha.

La Bandera.

Bandera de Castilla-La ManchaLa bandera de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es uno de los principales símbolos de esta Autonomía.

Se compone de un rectángulo dividido verticalmente en dos cuadrados iguales: el primero, junto al mástil, de color rojo carmesí con un castillo de oro almenado y el segundo, blanco.

Creada la Región en régimen de “preautonomía”, los partidos políticos presentes en el llamado Ente Preautonómico, decidieron adoptar unos símbolos distintivos. Entre ellos, la elección de la bandera fue objeto de diferentes estudios y propuestas.

Se discutieron siete proyectos razonados en la reunión de la Junta celebrada en Albacete el 11 de enero de 1980. Finalmente, fue elegido el proyecto presentado por Ramón José Maldonado, heraldista manchego, académico correspondiente de la Historia, a cuya obra se debe gran parte de los escudos municipales adoptados en la segunda mitad del siglo XX en la provincia de Ciudad Real.

La bandera partida (de arriba abajo), en dos tamaños, iguales. En el trozo de tela unido al asta, el escudo o Pendón de Castilla, antiguo Reino al que perteneció toda esta tierra y que es: en campo rojo carmesí el castillo de tres torres de oro mazonadas de negro (señaladas las piedras) y aclaradas (las puertas y ventanas) de azul. El segundo trozo de color blanco, en recuerdo de las Ordenes Militares de Calatrava, Santiago y San Juan, cuyas gloriosas milicias conquistaron, organizaron y administraron la tierra manchega y cuyos pendones fueron siempre blancos y blanca la Cruz de San Juan, sobre rojo; las ciudades, villas y lugares que fueron de Señorío Real, están representadas en el primer cuartel de la bandera.

El correspondiente Decreto se publicó el 20 de octubre de 1980 en el número 1 del Boletín Oficial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La Ley Orgánica 9/1982, de 10 de agosto, del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha (B.O.E. 16 de agosto 1982), viene a consagrar este diseño, disponiendo en su artículo quinto:

«Uno. La bandera de la región se compone de un rectángulo dividido verticalmente en dos cuadrados iguales: el primero, junto al mástil, de color rojo carmesí con un castillo de oro mazonado de sable y aclarado de azur y el segundo, blanco.


Dos. La bandera de la región ondeará en los edificios públicos de titularidad regional, provincial o municipal, y figurará al lado de la bandera de España, que ostentará lugar preeminente; también podrá figurar la representativa de los territorios históricos».

Como curiosidad, hay que señalar que las proporciones oficiales de la bandera son 1:2, contraviniendo la norma general en las banderas españolas y en la mayoría de los países europeos de que éstas sean 2:3. Sin embargo, por la vía de hecho se ha corregido esta situación, confeccionándose y utilizándose las banderas en las proporciones más habituales (2:3), en lugar de las que establece el Estatuto, y con un diseño del castillo diferente al del modelo oficial.

Himno.

A pesar de que el artículo 5º del Estatuto de Autonomía indica que la región tendrá un himno propio, en la actualidad tras más de 25 años de aprobación de dicho estatuto no se ha llegado a un acuerdo sobre un himno apropiado para la región.

Se han presentado varias propuestas entre las que cabe destacar la de usar la "Canción del Sembrador" de la zarzuela "La rosa del azafrán" de Jacinto Guerrero, el "Canto a la Mancha" de Tomás Barrera y alguna otra propuesta como la presentada por un grupo de ciudadanos de Villarrobledo con el título de "Patria sin fin".

Vídeo de Castilla-La Mancha

Correo Web