Historia de la música portátil

La evolución de estereos móviles y reproductores de MP3

22-mar-2010 Matías Aizpurúa

Un recorrido por el mundo del audio portátil. Desde el radiograbador hasta el iPod de Apple, pasando por el Walkman y el Discman de Sony y su lugar en las subastas.

Para algunos, constituyen el símbolo de la libertad. Para otros, no es más que un estímulo al autoaislamiento. Desde los reproductores de casete hasta los de MP3, pasando por los lectores de CDs, la música portátil se ha convertido en algo que identifica los tiempos que corren. Sin embargo ¿Cuándo y cómo apareció? En el presente artículo, la evolución del audio portátil para propósitos hogareños.

Radiograbadores, boomboxes o ghetto blasters

Cualquiera de esos tres nombres es válido. El radiograbador fue uno de los primeros gadgets que prometía música en cualquier parte. Sólo había que ponerle pilas y recorrer la ciudad con el aparato al hombro. Por lo menos, así se veía en algunas películas norteamericanas de los años ochenta: "Bad Boys" o "Flashdance", por citar dos ejemplos.

Uno de los primeros en aparecer fue el Marantz Superscope, comercializado por la empresa Marantz. De acuerdo con el sitio web Pocket Calculator Show, su producción y lanzamiento comenzó en 1976 y en un mismo gabinete incluía: radio AM/FM, parlantes de dos vías, grabador de casete y un circuito que lograba un efecto de sonido denominado "Stereo Matrix", que otorgaba mayor profundidad a la pieza musical reproducida.

Luego, durante la década de 1980, llegaba la consagración de estos sistemas. La popularidad era tal que terminaban por aparecer en publicidades de baterías y shows de televisión. Por aquellos años, la marca Wilco irrumpía en la cultura urbana con el modelo CRS-1049, que ostentaba dos parlantes por canal, grabador de casete, loudness, balance, control tonal, entrada para micrófonos, línea auxiliar, radio multibanda, dos antenas, luz y mucho más.

Más tarde, a lo largo de los años 90, la popularidad del boombox comenzó a declinar y el color plateado dejó su lugar ante el avance del negro. Las grandes dimensiones cedieron espacio a modelos reducidos y curvilíneos, con capacidad para leer discos compactos.

De acuerdo con un artículo publicado en Wikipedia, algunos coleccionistas pagan altas sumas de dinero por equipos clásicos. En Ebay, por ejemplo, el radiograbador Wilco CRS-1049 cuesta casi 300 dólares al día de hoy.

Aparatos pioneros: el Walkman y el Discman de Sony

Pocos inventos fueron tan importantes como reproductor portátil de música de Sony. Si bien existían otros, inclusive para discos de vinilo, nada se compara al éxito del Walkman. Salió al mercado en julio de 1979 y reproducía casetes. El pequeño adminículo permitió que millones de personas llevaran su música a todas partes. Se trataba del modelo TPS-L2 y sólo necesitaba un par de pilas AA para cumplir con su cometido.

Luego, aparecieron otros más sofisticados. Estaban los que soportaban cintas de metal, como el modelo WM-2 de Sony, los que tenían radio, los ultracompactos y aquellos que prometían aprovechar mejor la vida de la batería. A día de hoy, el precio de un Walkman original, con auriculares incluidos, trepa hasta los 650 pesos en el mercado argentino, de acuerdo con las ofertas publicadas en Mercadolibre.

En el año 1984, el reproductor de música portátil irrumpía en el mundo digital por primera vez. Nuevamente de la mano de Sony, aparecía el Discman D-50, cuyo tamaño era equivalente a cuatro cajitas de CD y pesaba 590 gramos. De acuerdo con la fuente consultada, ayudó a consolidar el uso del Compact Disc.

Más tarde, llegaron otros con capacidad para memorizar un programa musical y aquellos que podían soportar golpes durante la reproducción de un CD. Luego, incorporaron un sintonizador de radio y compatibilidad con el formato MP3. Finalmente, en 1992, aparecieron reproductores capaces de tocar el disco MiniDisc y de realizar grabaciones digitales, como el Sony MZ-1. Hoy, la compañía continúa la producción del Walkman para música digital.

La llegada del MP3 y el aporte de Apple Computers

Con el invento del formato MP3, el mundo del audio portátil se revoluciona por tercera vez. Su origen más remoto se encuentra a finales de las décadas de 1970 y 1980, pero su aparición se concreta entre los años 1994 y 1995. Luego del demoledor éxito en millones de computadoras personales, aparecieron los dos primeros reproductores de MP3 en el mundo: el MP3man, de la empresa coreana Saehan, y el Rio 100, de Diamond Multimedia en Estados Unidos.

Sin embargo, no todo estaba dicho en materia de gadgets musicales. El 23 de octubre de 2001, la compañía Apple Computers anunciaba la introducción del reproductor portátil iPod, y con él, otra nueva forma de escuchar música. "Con iPod, Apple ha inventado una nueva categoría de reproductores de música digital, que te permite llevar tu colección de música en el bolsillo y escucharla en cualquier parte. Con iPod, escuchar música ya nunca será lo mismo", decía Steve Jobs durante el lanzamiento.

De acuerdo con la reseña histórica publicada en el sitio web de Apple, el usuario podía bajar un CD entero en el iPod en unos 10 segundos y mil canciones en menos de 10 minutos. Según la fuente tomada, era 30 veces más rápido que el resto de los reproductores de MP3 basados en tecnología USB. Tenía incorporado un pequeño amplificador de 60mW y era compatible con los formatos AIFF, WAV y MP3, propiamente dicho.

Comentarios finales

Hoy, el popular reproductor de Apple continúa en el mercado y está disponible en varias versiones: iPod Shuffle, iPod Nano, iPod Classic, iPod Touch. Este último tiene la potencia suficiente para reproducir música, navegar en Internet y ejecutar juegos con gráficos 3D, entre otras prestaciones, tales como la compatibilidad con Wi-Fi y Bluetooth, entre otras. Su precio en Estados Unidos es de 199 dólares para el modelo de 8Gb y de 399 dólares para el de 64Gb.

El copyright del artículo Historia de la música portátil, publicado en Hi-Fi pertenece a Matías Aizpurúa. Es necesario el consentimiento expreso de su autor para la publicación o reproducción, parcial o total, a través de medios impresos, online o a través de cualquier otro medio o formato de Historia de la música portátil.  
iPod nano, Apple iPod nano
Walkman, Sony Walkman
 
Deja tu opinión

NOTA: Al no ser miembro de Suite101.net, tu comentario pasará un filtro de supervisión antes de que aparezca publicado.
Enviar comentario
Cuánto es 8+4?
;