Español | Polski
home mapa del servicio contacto

Personal diplomático de la Embajada
Embajadas polacas en el mundo
POLITICA EXTERIOR DE POLONIA
Lech KACZYÑSKI - Presidente de la Republica de Polonia
Gabinete Ministerial de la República de Polonia
Partidos politicos
La reforma de la ONU y la iniciativa polaca
Actualidades
¿Quienes somos?
Datos generales sobre Polonia
¿Por que invertir en Polonia?
Polonia – un socio económico confiable
Establecer una presencia empresarial
Zonas Económicas Especiales en Polonia
Las ferias en Polonia
Tarifas y Aduana
La cooperación económica entre Polonia y México
Análisis de los sectores de mercado polaco
Turismo
Licitaciones publicas
Boletínes económicos
Indicadores economicos
Sitios de interés en Polonia
La Sección Consular de la Embajada de Polonia en México
Recursos financieros
Visas
Pasaportes Polacos
Actas civiles
Ciudadania polaca
Apostilla
Ultimas noticias
TASA CONSULAR
Schengen
Cuenta bancaria
Estas en: Home >> Actualidades
[Archivos]
Parlamento
Senado
Administración polaca
Otros sitios de interés Polonia
Oficina Nacional de Turismo de Polonia

215  Aniversario de la primera Constitución de Polonia

del 3 de mayo de 1791
 
 

 El 3 de mayo de 1791 la Dieta o Parlamento polaco, después de una turbulenta discusión que fue seguida de un vivo interés por el público reunido en la galería de la sala de sesiones, en el patio del castillo real y en las calles adyacentes, aprobó la Constitución o Ley del Gobierno. Esta fue la segunda ley fundamental escrita en el mundo y la primera en Europa, desde la antigüedad greco-romana (la primera en el mundo fue la de Estados Unidos de América en 1776). La Constitución polaca introdujo el principio de la división de los poderes en: Legislativo (Dieta bicameral), Ejecutivo (el Rey como jefe del gobierno, presidía el consejo de ministros llamado la ‘‘Guardia de Leyes'') y el Judicial (Tribunales Independientes), que abolía la elección de los reyes introduciendo la monarquía hereditaria.


Los diputados de la cámara baja eran elegidos por la nobleza por un período de dos años. Las leyes eran votadas por la mayoría simple (aboliendo el principio anterior de ‘‘Liberum Veto'', cuando un voto en contra imposibilitaba la proclamación de una ley). Los jueces eran también electos por dos años. La Constitución extendió los derechos de la clase burguesa permitiéndole la adquisición de latifundios y otorgándole el derecho de mandar sus representantes a la Dieta con voz consultiva en lo tocante a la problemática de las ciudades. Las ciudades reales quedaron excluidas del poder de los gobernadores que las arruinaban y recibieron la autogestión; a los burgueses se les concedieron los privilegios nobiliarios, salvo los políticos; la burguesía obtuvo solamente el derecho de elegir a 24 representantes a las comisiones de gobierno más importante para las ciudades. Los que menos ganaron con la Constitución fueron los campesinos a los que se garantizaba, en forma general, ‘‘El Amparo de la Ley del Gobierno''.

La Constitución del 3 de mayo, abrió a Polonia el camino del desarrollo económico, de las transformaciones sociales y de la consolidación del potencial defensivo del Estado. Sus autores veían en ella la primera etapa de la reforma estatal que iba a ser seguida por una reforma del sistema judicial y la preparación de una constitución económica que regulara la vida económica del país y que entre otras cosas cambiara la situación de los campesinos.

  A poco de ser aprobada, la Constitución del 3 de mayo se ganó mucha popularidad. Prueba de ello es entre otras cosas, numerosas publicaciones de su texto en la prensa y en forma de libros (más de 10 ediciones con una tirada de hasta 40,000 ejemplares en los primeros meses), además del polaco, en lenguas extranjeras (inglés, francés, alemán). Donde despertó el mayor entusiasmo fue entre los burgueses. El Rey y otros líderes del grupo patriótico no escatimaron esfuerzos por convencer y ganarse a los círculos que se oponían a las reformas. Esas gestiones resultaron fructíferas. De lado de la Constitución se puso casi todo el país, a excepción de parte de la nobleza conservadora y de unos cuantos magnates que no aprobaron el nuevo orden

 

Los años de la gran Dieta pasaron a la historia como un periodo en que Polonia era de nuevo un estado soberano. Su manifestación externa fue una animada actividad de los representantes diplomáticos polacos enviados por el rey Estanislao Augusto Poniatowski a los principales países de Europa. Con lo que trajo la Constitución se acuñaron medallas e insignias, se publicaron libros, se emprendieron obras de construcción y se colocaron placas recordatorias. De todo el país llegaban declaraciones de apoyo, las Dietinas enviaban al Rey y a la Dieta mensajes de agradecimiento por la nueva ley.

 

El primer aniversario de la Constitución, el 3 de mayo de 1792, fue celebrado con excepcional solemnidad. La memoria de la Constitución se conservó entre los polacos, como un símbolo de la unidad del Rey y de la nación y de la solidaridad de los estados animados por el deseo de salvar a la patria.


José R. Miniño.

El autor es arquitecto y Cónsul honorario de Polonia en Santo Domingo.

 

 

 

 
CMS system zarz±dzania tre¶ci±agencja interaktywna: projektowanie stron WWW, cms, intranet, multimedia, aplikacje mobilne