Suscríbase Suscríbase Síguenos en Twitter

La minería y el Parque Nacional Lauca

Por Flavia Liberona

Es necesario considerar la presencia de comunidades indígenas -aymaras y quechuas-, las que ya se han manifestado en repetidas oportunidades contrarias a la presencia de la actividad minera.

9 comentarios
Bookmark and Share
Miércoles 23 de junio de 2010 | | Blog Columnistas

A menos de tres meses de haber asumido el poder, el nuevo gobierno ha comenzado a dar algunos indicios preocupantes respecto de lo que podría ser su política en materia medioambiental. Uno de los últimos episodios lo detonó el mismo Presidente de la República, que durante su gira por el norte, hace algunos días, y en medio de un encuentro con la comunidad, anunció que impulsará la actividad minera en esa zona, para lo cual desafectará “algunas hectáreas” del Parque Nacional Lauca. Se trata de un hecho inédito, no sólo por la imprecisión y ligereza del anuncio, sino además porque es el Jefe de Estado quien da por zanjada una decisión con profundas implicancias jurídicas, ecológicas y sociales sin siquiera dar la posibilidad de abrir un debate sobre el tema.

De acuerdo con antiguas pretensiones de empresas mineras, la propuesta es explotar minerales a gran escala -Piñera habló de una inversión de 2.000 millones de dólares- dentro de los límites del parque. Cabe consignar que ésta no es una propuesta nueva, pues ya bajo la Presidencia de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, otro gran impulsor de megaproyectos privados, se barajó esta posibilidad. Además de los estudios de prospección minera, el lobby de las mineras definió entonces el área específica que era necesario desafectar, de unas 43 mil hectáreas del total de 137 mil con que cuenta el parque, bajo el débil argumento que se trataba de una zona árida sin presencia de flora y fauna significativas.

Por el contrario, bien sabemos que tanto el Parque Nacional Lauca, como la Reserva Nacional Las Vicuñas y el Monumento Natural Salar de Surire, conforman un circuito estrechamente interconectado de 360 mil hectáreas de un ecosistema de gran valor ecológico, pero al mismo tiempo enormemente frágil, con presencia de especies en peligro, como la llareta y vicuñas, además de una gran variedad de aves.

Estas tres áreas protegidas forman parte de una Reserva de la Biosfera, reconocida como tal por la Unesco, con una biodiversidad de carácter único y fuente productora de agua para toda la macrorregión (alimenta el acuífero del Tamarugal, el río Lluta y la Quebrada de Azapa), y que hasta la actualidad se ha mantenido relativamente libre de la explotación minera a gran escala que ha proliferado en el resto de la zona norte.

No menos importante, es necesario considerar la presencia de comunidades indígenas -aymaras y quechuas-, las que se han manifestado en repetidas oportunidades contrarias a la presencia no sólo de la actividad minera, sino también geotérmica en la zona. Para estas comunidades, constituye una especial preocupación precisamente la ingente necesidad de agua de este tipo de faenas, un recurso escaso y de importancia crítica para el desarrollo de la vida y de las actividades económicas tradicionales de la región, especialmente el turismo.

Con todos estos antecedentes, es comprensible la enorme sorpresa con la que se ha sido recibido el anuncio del Presidente. Los parques nacionales son áreas silvestres protegidas del Estado, declaradas como tal por su importancia biológica y ecosistémica, en cuyos límites está prohibido realizar emprendimientos comerciales. Además de las leyes nacionales, están protegidos por la Convención de Washington, tratado internacional suscrito por Chile. La autoridad debe tener claro que no puede pretender desafectarlo sin exponerse a una sanción internacional, tanto emanada de la mencionada convención, como por las normas contenidas en el Convenio 169 de la OIT, que obliga a consultar a los pueblos originarios cualquier emprendimiento que pueda afectarlos, como claramente ocurre en este caso.

Con medidas tan controversiales como la desafectación de un parque nacional de manera inconsulta, el gobierno sienta un pésimo precedente. En todo caso, el Presidente debe tener claro que encontrará una férrea oposición, tanto a nivel local como nacional, pues existe una clara conciencia de la importancia de proteger los valiosos ecosistemas y recursos naturales presentes en las áreas silvestres protegidas del país.

* Directora ejecutiva Fundación Terram

 

Comentarios

25/06/2010 - 00:07:37

Creo k el presidente debería d pensar en elevar la cantidad d proyectos del tipo no recurso natural . Ya q este Parque nacional y reserfva mundial d la biosfera ya ha sufrido bastante como para seguir siendo una atractivo turístico d NIVEL . Y en Chile necesitamos seguir mostrando estos lugares d turismo sustentable ..

Grcs



JGM
XV R
24/06/2010 - 23:59:47

Estoy d acuerdo c el pto d vista d la autor del artículo .

48 mil hectáreas es mas d 1 tercio del Pque Lauca . Y el ecosistema quedaría bastante AFECTADO . Ya muchas especies han emigrado a otros lados por la construcción y renovación d carreteras y proyectos similares .

Repito , el ecosistema del Pque Lauca , que esta junto a la reserva las vicunas , y esta junto al Salar d Surire . Ya esta fragil . Me desempeñe como guía d turismo en inglés y castellano por 7 anios ahí . Y este tipo d proyecto minero le haría un mal ,pero muy mal fvr a la subsistencia d este ecosistema , a mas d 4000 mts d altitud . Que atrae a miles d turistas durante todo el anio . Y ademas es único en Chile , sud américa y en el circuito turístico rural ecológico en latinoamerica .

Es 1 d los pocos lugares en sud america en donde se pueden apreciar los 4 camelidos andinos , todo en un radio d unos 80 KM s ( vicuna , guanaco , alpaca y llama ) ..... Aún igualmente se pueden apreciar Ñandues ..

JG
23/06/2010 - 15:44:51
Y eso de que las mineras cuidan harto a la fauna nativa no es cierto........En el mismo salar de surire que tu mencionas la Conama está demandando (o estaba) a quiborax porque sus máquinas estaban destruyendo el sitio de nidificación más grande de flamencos andinos en toda sudamérica, ampliando los límites de la explotación de boro sin permiso alguno.......Surire es un salar que se recorre por el borde, pero más de la mitad del borde está muerto, no se ve ni una lagartija, sólo montañanas y montañas de Boro

Cristian
23/06/2010 - 15:38:44
Pero Mario Arturo: Visviri, Alcerreca, Villa Industrial, Tacora, Putani, Cosapilla, Isluga..........TODAS ESTÁN FUERA DEL PARQUE NACIONAL LAUCA, incluso algunas ni forman parte de la comuna de Putre y están a varias horas del parque.......Creo que Parinacota y Caquena para la problemática que cita el artículo son más que representativos, pues ambas localidades están dentro del PN Lauca y por ende, son estas localidades y sus habitantes (que me consta son un número considerable) las que se verán afectadas por una explotación minera

Cristian
23/06/2010 - 13:18:55
Hola Christian,

Conozco bien los pueblos que me indicas, pero que me dices, de Visviri, Coronel Alcerrega, Villa Industrial, Tacora, Putani, Cosapilla, Colpitas, Parinacota, Guallatiri, Isluga etc.etc. la mayor parte de los habitantes llegan alli solo para las fiestas del pueblo, el resto del año están fuera. Durante el gobierno pasado se construyeron escuelas, gimnasios para atraer a la gente pero hay puebos con dos niños para un solo profesor. Es cierto que muchos están en el campo, pero yo trabajo en el campo y los que veo no son suficientes para un altiplano abandonado. Putre y Parinacota no son representativos, hay que ir a los otros pueblos. Los guanacos y parinas son mas cuidados por las mineras, ver Maricunga en cambio en el Lauca y Surire cazadores Boilivianos matan sin escrúpulos a las vicuñas.

Mario Arturo
Página actual: 1 / 2
Vea más en las siguientes páginas:
1 2

Tu comentario





Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de LaNacion.cl
Lanacion.cl sólo publicará los comentarios relacionados con la noticia y aquellos que cumplan con el respeto a las personas y la diversidad de opiniones.
ArtÍculos por Columnista
MARTÍN HUERTA
Cultura
PATRICIO HERMAN
Ciudad
GONZALO LEÓN
Magazine LND
RAÚL SOHR
Internacional
DIEGO MOULIAN
Magazine LND
CLAUDIO AVENDAÑO
Medios

COLUMNISTAS DESTACADOS



CORRESPONSALES Y REPORTEROS


Escuela Nº 2201 de Pudahuel vuelve a la normalidad

Escuela Nº 2201 de Pudahuel vuelve a la normalidad

JUAN CARLOS CARTAGENA
SANTIAGO, METROPOLITANA

Empresas devastadas en Lo Echevers

Empresas devastadas en Lo Echevers

DANIEL FARÍAS FREDES
SANTIAGO, METROPOLITANA

A Temuco llega lo mejor del teatro chileno

A Temuco llega lo mejor del teatro chileno

GUIDO REBOLLEDO
TEMUCO, DE LA ARAUCANÍA

Todos los corresponsales


Hola

Plaza Italia se tiñó otra vez de rojo  EFE

Ver más videos