Inicio arrow Visita Michoacán arrow Regiones arrow Región Zitácuaro
Visita Michoacán

Región Zitacuaro

 
Región de bosques con gran vegetación, cuenta aproximadamente con medio millón de hectáreas de coníferas en las especies de pino, encino y oyamel. Posee diversos climas, los cuales favorecen la gran variedad de flora, fauna y frutos de la zona. Por tal razón, es un lugar óptimo para el fenómeno único en el mundo a donde emigra, desde Canadá y Norte de Estados Unidos, la Mariposa Monarca, ofreciendo al turista un espectáculo inigualable.

Es una región donde se encuentran pueblos mineros; una importante zona arquelógica; la vegetación se conjuga perfectamente para ofrecer hermosos paisajes naturales y balnearios de gran calidad; artesanías de gran calidad y belleza, ofrecidas por grupos indígenas mazahuas y otomíes; también tiene típica y exquisita gastronomía.

Ciudad de Zitácuaro y Atractivos.

Heroica Ciudad de la Independencia, merecido título adquirido por la defensa de los habitantes a su población, la cual padeció tres incendios: uno durante la guerra de Independencia, el segundo en abril de 1855 por parte de las tropas de Santa Anna y el tercero tras la intervención francesa. En esta localidad, el país encontró un nuevo cauce al formarse la Suprema Junta Nacional Americana, primera forma de Gobierno Independiente. Los atractivos y sitios de interés de tan importante población son principalmente históricos como: el Cerrito de la Independencia, en cuya cima se encuentra el monumento al General Ignacio López Rayón; monumento y placa alusiva en el lugar donde se constituyó el primer Gobierno Nacional; el Monumento a la Bandera; la plaza Cívica Benito Juárez; el Palacio Municipal con murales que relatan la historia de Zitácuaro; el jardín de la Constitución y el jardín de la Mora del Cañonazo.
En las comunidades de este municipio destacan artesanías en lana como gabanes, colchas, rebozos y demás productos textiles, así como alfarería y productos de madera.

En los alrededores de Zitácuaro usted podrá deleitarse con las siguientes poblaciones, las cuales forman parte de la hermosa diversidad de Michoacán, El Alma de México.

· Presa del Bosque. A sólo 12 km. de la ciudad de Zitácuaro por la carretera a Huetamo se encuentra este lugar propicio para el campismo y los deportes acuáticos. A 20 km. sobre esta misma carretera está la desviación al “Salto de Enandio”, municipio de Benito Juárez, es una gran cascada de aproximadamente 90 mt. de altura.

· San Matías. Comunidad alfarera localizada a 12 km. de Ciudad Hidalgo. Lo interesante de este lugar son las cruces atriales historiadas, correspondientes al siglo XVIII. Cuentan los pobladores que en la cruz más grande recostaban a los niños cuando morían. El basamento de la cruz más pequeña tiene la forma de los prehispánicos temascales.

· Ciudad Hidalgo. Ubicada a 47 km. de Zitácuaro y a 102 km. al oriente de la ciudad de Morelia. El templo parroquial es del siglo XVI con una bellísima cruz atrial que en el centro tiene un disco de obsidiana, que habla de la presencia indígena en su elaboración. En este lugar preparan frutas y legumbres en conserva y en Semana Santa se lleva a cabo la “Feria de la Conserva”; otra feria es la de Todos los Santos, el 1º de noviembre. Son notables los trabajos de madera, cerámica y alfarería.

· Corredor turístico presas Pucuato, Sabaneta y Mata de Pinos. Por la carretera federal No. 15, entre Ciudad Hidalgo rumbo a Mil Cumbres en el lugar denominado La Venta, se localiza la desviación, de ahí a 8 km. el campamento turístico “Presa Pucuato”, sitio ideal para acampar y practicar la pesca deportiva. Por el mismo camino se ubican las presas “Sabaneta” y “Mata de Pinos” con un paisaje de singular belleza con grandes áreas boscosas donde el visitante encontrará salud, reposo y entretenimiento.

· Parador turístico las grutas de Tziranda. Localizado en la carretera federal No. 15 a 10 km. de Ciudad Hidalgo hacia Tuxpan. El visitante podrá admirar la belleza y el misterio de las pequeñas cuevas, bóvedas y salas donde la naturaleza ha formado diferentes figuras, es posible ver la fosilización de hojas y raíces. Es albergue de 19 especies de murciélagos. Una de las cuevas fue usada por Miguel Hidalgo y sus hermanos como refugio. Los servicios con los que cuenta son cenadores, apoyo de guías y sanitarios. En el interior encontrará agradable ambientación musical e iluminación a color.

· San Felipe de los Alzati. Comunidad indígena otomí. Situada a 9 km. al norte de Zitácuaro. Tiene un templo conocido como San Felipe edificado durante el siglo XVI, sobresale por su belleza el atrio y la cruz monolítica con un disco de obsidiana al centro. Cerca se encuentra la Capilla de la Candelaria, destinada en tiempos remotos a ser el templo de las mujeres, posee un retablo de madera del siglo XVI y varias vírgenes con rasgos españoles de diferentes tamaños, o vestidas con trajes otomíes.
Muy próxima a la población se localiza la zona arqueológica del mismo nombre que consiste en un monumental centro ceremonial de origen matlazinca, ubicada dentro de las tierras pertenecientes a las comunidades indígenas de San Felipe y Zirahuato. Abierta al público con horario de 10:00 a 17:00 hrs.

· Aporo. Pequeño poblado similar a los pueblos de la Meseta Purépecha. Es paso hacia los santuarios de la Mariposa Monarca cuando se accede por la autopista en el entronque a Maravatío. Su carretera es un corredor ecológico de hermosos paisajes. Aquí se elaboran trabajos en cantera, bordados y deliciosas frutas y verduras en conserva.

· Senguio. Ubicado entre Aporo y Maravatío, con un entorno de paisajes boscosos y exhaciendas. El templo de San Juan y el monasterio franciscano de reciente construcción forman parte de la vida religiosa del lugar. Muy cerca se encuentra la Sierra Chincua, mirador natural para deleitarse con la variedad de vegetación del extenso bosque, hermoso atractivo del oriente michoacano.

· Ocampo. Localidad ubicada a 18 km. de San Felipe de los Alzati, rodeada por montañas pobladas de pino, oyamel y cedros. Entre sus atractivos destaca el templo del Santo Niño de Atocha y la exhacienda de Trojes. Cuenta con el más grande santuario de la Mariposa Monarca, ubicado en el Cerro del Campanario dentro del ejido “El Rosario”.

· Angangueo. Característico poblado minero de traza colonial y gran colorido, las casas en su mayoría de madera con pretil al frente y macetas con bellas flores. Lugar ubicado a 34 km. de Zitácuaro por la desviación de San Felipe de los Alzati. Fueron famosas sus minas de Catingón y el Carmen donde se ve la bocamina de San Hilario.

Son de admirarse el templo de la Concepción, inspirado en el estilo gótico, el altar proviene de Italia y las imágenes de San José y la Virgen, de París; el museo casa Parker, que contiene una crónica fotográfica de la época de la bonanza minera; el túnel turístico de San Simón, cuyo recorrido parte de la casa Parker terminando en el atrio de la iglesia de la Concepción. El mirador “Monumento al Minero”, donde el visitante observará una preciosa panorámica. Es recomendada la fiesta de la Santa Cruz, por la tradición con que es festejada. La artesanía que se elabora es alusiva a la Mariposa Monarca y cuenta también con delicados trabajos en orfebrería de plata.

· Tuxpan. Ciudad ubicada a 28 km. al noroeste de Zitácuaro; entre sus atractivos destaca el templo de Santiago Apóstol, poseedor del majestuoso óleo “Las Ánimas”, elaborado en 1708 por Cristóbal de Villalpando. En Tuxpan preparan los tradicionales ates dulces michoacanos de forma casera. En las inmediaciones se contemplan extensos plantíos de gladiolas, crisantemos y una gran cantidad de huertos. A 4 km. rumbo a la colonia Vista del Valle se encuentra la cascada “El salto del Moro” con una altura de 40 mts.

· Jungapeo. Con un clima semitropical se localizan balnearios de aguas termales a 30° C. Lugar rodeados de cascadas e inusitados paisajes. En este municipio nace la Ruta de la Salud, caudulosa franja de manantiales que va del límite oriental de la entidad hasta el extremo noroeste de la Ciénega de Chapala, por la composición química de las aguas terapéuticas resultan especiales para los tratamientos balneocurativos.

· Tuzantla. Inicio de la Tierra Caliente por el oriente michoacano, accediendo por la carretera federal Zitácuaro-Huetamo. Rodeado de huertas de mango, cuenta con el caudaloso río Tuzantla. Aquí existe el único criadero de langostinos en el estado.

· Huetamo de Núñez. Típico poblado de la Tierra Caliente; uno de los accesos es por la carretera estatal Morelia-Carácuaro-Huetamo; famoso por la orfebrería de oro; platillos como la cecina en diferentes presentaciones; la longaniza y el chorizo, los quesos secos; el mango verde y la ciruela en salsa de chile guajillo, entre otros. Aquí la elaboración de huaraches y sombreros tienen una gran demanda.

· San Lucas. A corta distancia de Huetamos se localiza este poblado que tiene por atractivo el templo de la Virgen de la Concepción, que data del siglo XVI. Lugar visitado por gran número de peregrinos los días 2 de febrero y 8 de diciembre. La feria comercial y artesanal inicia el 2 de febrero con grandes atractivos. De la gastronomía sobresalen por sabor y calidad los frijoles puercos, el espinazo de puerco, los dulces de frijol y la capirotada.

· Carácuaro de Morelos. Alegre pueblo de la Tierra Caliente michoacana; aquí vivió y ofició como cura el insurgente Don José María Morelos y Pavón. De esta población salió con dieciséis hombres armados rumbo a la lucha por la libertad nacional. Se conserva, tras el altar principal el “Cristo Negro de Carácuaro” que en el siglo XVI fue regalo de Fray Juan Bautista Moya, mejor conocido como el Apóstol de Tierra Caliente. También hay un pequeño museo con objetos que pertenecieron al Siervo de la Nación y una escultura que los lugareños conocen como “Morelitos”, por tratarse de Morelos cuando era niño.

· Contepec. En este municipio encontramos y confortables balnearios. Aquí se localiza el parador turístico de Tepuxtepec, una gran presa, sitio óptimo para la práctica de deportes acuáticos como veleo o motoesquí.

· Maravatío. Hermosa ciudad ubicada en el entronque Maravatío de la supercarretera (Guadalajara-Morelia-México). Situada en un extenso y rico valle bañado por el río Lerma. Figuran entre sus atractivos el teatro Morelos, de la época del porfiriato; el templo parroquial de San Juan Bautista del siglo XVI; la capilla de la purísima Concepción de estilo mudéjar; la casa donde estuvo Don Miguel Hidalgo en 1810; y la farmacia del Refugio, aquí el visitante conocerá la tradicional botica del siglo XIX, donde aún se elaboran medicamentos con la técnica antigua. Entre otras es una región de exhaciendas, una de las cuales vio nacer al ilustre Melchor Ocampo. En el mes de abril se realiza la feria agrícola, ganadera, comercial e industrial.

· Santuarios de la Mariposa Monarca. Los santuarios son áreas naturales protegidas y autorizadas para el turismo. Angangueo y Ocampo son puntos de partida con transporte al Cerro Campanario, ubicado en el ejido “El Rosario”, uno de los santuarios de la Mariposa Monarca. En la “Sierra Chincua” en el lugar denominado “El Llano de las Papas”, municipio de Angangueo se encuentra el otro santuario. Ambos con árboles llenos de mariposas, provenientes de Canadá y Estados Unidos. La temporada de visita es de noviembre a marzo.

· Irimbo. Municipio localizado en la porción noroeste del estado, a 115 km. de la ciudad de Morelia, con una altura de 2,180 mts. sobre el nivel del mar. Cuenta con la iglesia parroquial de San Mateo, fundada a finales del siglo XVI, actualmente modificada. Es una región de gran vegetación y abundantes manantiales de agua cristalina.

· Tlalpujahua. A 27 km. de Angangueo por el camino del Llano de las Papas. Tlalpujahua es un típico pueblo minero colonial, fundado en el siglo XVI, cuyas plazoletas, calles y casas integran un espléndido escenario arquitectónico. Se recomienda visitar el exconvento de San Francisco cuya arquitectura barroca data del siglo XVIII al igual que la parroquia de la Virgen del Carmen, con cuadros de Cabrera y Villalpando; el museo casa natal de los hermanos Rayón que contiene una exposición de fotografías de la época de la grandeza minera; el parque nacional “Campo del Gallo” sitio excelente para días de campo y la presa Brockman. Son notables sus artesanías de trabajo en popotillo, la alfarería, la cerámica artística, el labrado de cantera, hierro forjado, los trabajos de orfebrería en plata son de gran calidad, al igual que los de latón y sobre todo la fabricación de esferas navideñas de calidad internacional y el arte plumario.

· Tlalpujahuilla. Pueblo típico ubicado a diez minutos de Tlalpujahua, gran parte de la población se dedica al labrado de la cantera. Tiene un templo que da la impresión de ser colonial, aunque su construcción se inició en 1939. El labrado interior fue elaborado por los niños del lugar. Lo más asombroso del edificio es el material, realizado con los siete tonos de cantera de la región, que van desde el verde, lila, hasta el tradicional color de rosa.

· Los Azufres. En medio de bosques, lagunas, cabañas, áreas para campamentos y bellos paisajes existen una serie de balnearios de aguas termales azufradas, en un territorio de 5 kilómetros a la redonda. Se llega a este lugar por la carretera 15 México-Guadalajara, por la desviación que sale a 5 kilómetros de Ciudad Hidalgo.
Esta es una de las regiones más hermosas del estado donde usted encontrará montañas densamente pobladas de pinos y abetos, géiseres, lagunas y manantiales que sirven de marco para disfrutar de varios campamentos turísticos como “Laguna Larga” y “Los Azufres”, que además de contar con cabañas y áreas de campismo, ofrecen magníficas albercas de aguas termales famosas por sus cualidades terapéuticas. En todo el recorrido existen restaurantes donde hay frescas truchas con el peculiar sabor de la gastronomía michoacana.