viernes 3 de julio de 2009

Recordando: Metallica en Bilbao, BBK Live Festival. Junio de 2007


Ante la inminente llegada de Metallica como cabezas del festival Sonisphere de Barcelona, no puedo dejar de evocar el gran concierto (como casi siempre) que los chicos de San Francisco ofrecieron el 29 de junio de 2007 en Kobetamendi, durante la primera edición del BBK Live Festival. Estaban comenzando a grabar su nuevo disco "Death magnetic" y se escaparon durante unas semanas para hacer unos cuantos festivales europeos en la gira "Sick of the studio '07".

Sobre ellos se ha discutido mucho y esta vez no pretendo abrir ninguna discusión, simplemente porque cuando suben arriba le cierran la boca al más atrevido. Miles y miles de fans estábamos esperando aquella noche (no era noche cerrada aún) a que salieran para comprobar si era cierto que estaban resurgiendo de sus cenizas tras largos años de mediocridad, y os puedo asegurar que les volví a hacer reverencias.

Era la segunda vez que les veía, la primera había sido en el año 2003 en el estadio de La Peineta Madrid tras la publicación del infausto "St. Anger", y lo hacía en un nuevo recinto, Kobetas, con un festival que tuvo de cabezas de cartel nada menos que a Iron Maiden, Red Hot Chili Peppers y Fito. Casi nada.

Una vez más, se me pusieron los pelos de punta cuando sonó la intro de "El bueno, el feo y el malo", con las imágenes que la acompañan en pantalla. Se podía intuir un escenario con dos niveles, como si fueran dos pisos... Y entonces salieron. La primera fue "Creeping death". Tantas ganas había que les tarareábamos hasta el riff de guitarra, hasta que vaciamos las gargantas con el "Die, die, die...!". Después, el primer saludo del siempre (o casi siempre) afable y ocurrente James Hetfield: "Hello, Bilbao, Metallica is here, show me what you got out there!", y entonces otra del "Ride the lightning", "For whom the bell tolls", en la que Robert Trujillo empezó a lucirse.

El sonido era magnífico, y apenas un minisolo de Kirk Hammet dio un respiro a Hetfield y a Lars Ulrich, que siempre parece que va un paso por detrás que los demás. James preguntó quién tenía el "Kill'em all" y antes de que levantáramos la mano empezó "The four horsemen", una canción que pensé que jamás escucharía en directo. Las avalanchas de la mitad hacia adelante, donde yo estaba, eran incontenibles. No era para menos, éramos 40.000 personas. Se notaba que estábamos divididos en dos mitades: quienes nos sabíamos al dedillo esos tres primeros temas y quienes sólo habían llegado a la segunda etapa del grupo.

Para ellos iba el siguiente tema, "The memory remains", pues Hetfield nos había preguntado si lo estábamos disfrutando. "Metallica está aquí, espero que sea más que divertido, que sea una terapia". Después vino una sensacional interpretación de "The unforgiven", una de mis menos favoritas, que se coreó casi unánimemente por el público, lo que me obligó a sumarme al clamor.

Sin embargo, lo que hizo irrepetible aquel concierto fue lo que empezó a continuación: "Battery", "Master of puppets", "The thing that should not be"... Sí, iban a tocar el "Master..." al completo, dado que se acababan de cumplir 25 años de una de sus obras cumbre, y nosotros pudimos verlo. "Welcome home (sanitarium)", "Disposable heroes", "Leper messiah", solo de Trujillo y la grandísima "Orion", con Ulrich abajo en su batería y los tres instrumentistas dispuestos sobre el piso superior, enfrente de la iluminación blanca y azul que hacía de fondo al escenario. Un momento, repito, muy difícil de olvidar. La ejecución fue simplemente magistral.



Orion



Por aquel momento, los que les conocían sólo desde el álbum negro estaban un poco fríos, y el resto en el éxtasis. Pero aún había para todos. Tras "Damage Inc.", un descanso y vuelta con "Sad but true", un breve solo de Kirk y la inevitable "Nothing else matters", que abrió la traca final. Primero con la sucesión de explosiones y efectos especiales de "One", que parecían convertir Kobetas en un campo de batalla. Más fuegos artificiales y efectos festivos para la celebrada "Enter sandman", en una descarga que ya superaba las dos horas ampliamente y de la que nadie se quería apear.

Nos dieron las gracias, pero aún faltaban cosas. Imbuidos como estaban en la grabación del nuevo disco, y tras ser aclamados, interpretaron "The other new song", uno de esos temas fantasma con los que sondeaban a sus audiencias para ver los resultados. "¿Queréis más? ¿Nuevo?" preguntaba un Trujillo que ya se había metido a la peña en el bolsillo. Era un tema con aires hardcore, muy rápido, que no parecía de Metallica. Supongo que por eso lo dejaron en el camino.

Casi exhaustos, oímos nuevos agradecimientos de parte de la Familia Metallica como la llamó Hetfield, y tras "Seek and destroy", todos contentos. Prometieron volver con el nuevo disco, y hasta Trujillo se despidió con un "eskerrik asko, ándale pues!". Fue una gran noche. El día 11 esperamos otra de los más grandes en Barna. Amén.

4 comentarios:

Cris dijo...

Aupa legión!

Estuve en ese concierto. Fue increíble, el "Master of puppets" al completo, "Seek and destroy", "Sad but true", "For whom the bell tolls"... todas mis favoritas en un solo concierto. Pero lo pasé muy mal: había demasiada gente, hubo momentos en los que creía que flotaba porque no llegaba a tocar el suelo, no escuchaba bien, no veía el escenario, ni siquiera las pantallas. Pero estuve ahí.

Este año voy a ver a Metallica por cuarta vez, y la cosa promete. No sólo por la puesta en escena, que va a ser la más espectacular de cuantas hayan presentado por aquí, sino también por la potencia con la que seguro descargarán los temas de "Death magnetic". Según he visto por youtube, los setlists de sus últimos conciertos incluyen unas cuantas de las canciones de este último disco, combinadas con todos los clásicos que cualquier fan de Metallica espera escuchar en uno de sus conciertos.

Saludos!

txinomandinga dijo...

crónica kojonuda compañero!! yo los vi nada menos que en el 92 en el san jordi... allí estaban en pleno auge con su black album (si no recuerdo mal...)....me alegra mogollón que hallan superado el bache. el death magnetic vuelve a ser de los grandes. salud compay!!

Metal dijo...

Se me pone la piel de gallina, entre los videos y lo que escribes...
Espero una gran actuacion de Metallica, solo quedan 8 dias...

Saludos! \m/

Ashdrubal dijo...

Yo estuve en ese concierto, y fué espectacular (como siempre). Ya cuento los días para volver al bbklive, y justo a la vuelta, el concierto de Metallica en Madrid!!! Vaya semanita!!!
Lo contaré todo en http://echocord.blogspot.com
Saludos!