Turismo

ACCESOS RÁPIDOS

Turismo

Enviar   Imprimir

Sabinar de Mirantes

Croquis de acceso [+]

El sabinar de Mirantes [+]

Mapa 1:25.000, hojas 102-1V (Los Barrios de Luna) y 103-111 (Los Barrios de Gordón).

La Península Ibérica ha pasado por varios periodos en los que una buena parte de su superficie se encontraba parcialmente cubierta de hielo. El último periodo glaciar tuvo su momento álgido hace unos dieciocho mil años y supuso la desaparición casi total de la vegetación arbórea. A partir de ese momento, las temperaturas comenzaron a aumentar y los bosques iniciaron un proceso de recuperación, sobre todo los bosques de frondosas alcanzando su posición dominante actual. No obstante, hubo un periodo conocido como Tardiglaciar, que finalizó hace unos diez mil años, en el que las condiciones eran aún muy extremas. Sólo algunas especies como las coníferas, entre las que se encuentran los enebros y las sabinas, ocuparon una buena parte del territorio. El sabinar de Mirantes es uno de los escasos representantes de ese momento. En la actualidad supone el límite septentrional de distribución de la especie en toda Europa, lo que le convierte en uno de los bosques ibéricos más genuinos. Las condiciones climáticas actuales son más favorables para otras especies arbóreas, por lo que las sabinas únicamente han sobrevivido donde las extremas condiciones de falta de suelo limitan su crecimiento.

La sabina de Mirantes es la sabina albar. Se reconoce por presentar hojas de tono verde oscuro a modo de escama dispuestas de manera enfrentada, formando pares que se van colocando en ángulo de 90°. La forma del árbol en su juventud es cónica desde la base por lo que el tronco se encuentra cubierto por el ramaje; no obstante, el ramoneo del ganado y el hacha del hombre han hecho que la parte inferior se desnude, lo que permite distinguir el tronco de la copa. La sabina albar aparece acompañada por la sabina rastrera, muy común en todas las zonas montañosas de la Cordillera Cantábrica.

Asociada al sabinar aparece una buena representación de especics mediterráneas, entre las que caben destacar plantas aromáticas como tomillos, lavandas, oréganos... La escasez de agua y suelo calizo han posibilitado que perdure hasta la actualidad esta formación. La forma tradicional de aprovechamiento ha sido el pastoreo con ovejas, así como la poda para leña o para alimentar al ganado durante el invierno y en menor medida, para obtener madera para la construcción. Los pastores distinguían entre “ramas dulces y amargas” y seleccionaban sólo las ramas superiores ya que las bajas eran “ácidas”. La leña de sabina posee un elevado poder calórico por lo que era muy apreciada por los herreros. Las condiciones de termicidad reinantes permiten la aparición de numerosas especies de reptiles, que forman la comunidad faunística más relevante del sabinar.

Accesos: A Mirantes de Luna se accede desde La Magdalena por la carretera que bordea el pantano de Luna en dirección a Villablino. El acceso al sabinar se puede realizar desde varios lugares a lo largo de la carretera entre las localidades de Mirantes y Miñera de Luna. Desde el pueblo de Mirantes sale un viejo camino por detrás de la iglesia en ruinas, que sube por la ladera y se adentra en el sabinar.

Tipo de interés: Botánico/ Científico.

Interés geográfico: regional.

Fragilidad: media.

Medidas de conservacion: necesarias.

Figuras de protección: Espacio Natural Protegido del Valle de San Emiliano (en trámite), Z.E.P.A. Amenazas: minería.

Conservación: El aprovechamiento del sabinar, a pesar de haber sido intenso, no ha supuesto la alteración de su aspecto original. El mantenimiento de las actividades actuales, con su utilización por la ganadería ovina extensiva, permitiría su conservación a largo plazo.

Rutas y paneles: Ruta señalizada de Los Contrabandistas (Portilla-Mirantes). Ruta guiada de Los Barrios de Luna. Panel: Geología de Los Barrios de Luna y el Sabinar de Mirantes de Luna.

Recomendaciones: La primavera y el principio del verano, especialmente cuando han sido lluviosos, son las épocas más adecuadas para visitar este bosque. Durante el verano, es recomendable utilizar las primeras y últimas horas del día, para evitar los momentos de mayor calor. Junto a la derruida iglesia de Mirantes existe un magnífico ejemplar de tejo que merece la pena contemplar.



Ayto de Los Barrios de Luna, C/Real, s/n - 24148 LOS BARRIOS DE LUNA (León) - Tfno. y Fax: 987 581 492