La estela de Mesha y el nombre de Jehová

Tuve la gran oportunidad de ver en persona esta interesante piedra testigo de la historia, en el mismísmo museo del Louvre en París, Francia, el año pasado (2010) y de inmediato me llamó la atención.
Abajo podemos ver una foto original de la piedra tomada por mi mismo y exclusiva para Origénesis y ElKyrios.

Pero esta piedra guarda información muy relevante como prueba irrefutable de la veracidad de la historia bíblica y eso es lo que paso a comentarles a continuación.

Investigo un poco acerca de la estela de Mesha y encuentro que esta estela de Mesha muestra hechos del moabita rey Mesha del siglo IX a. C. y que fué descubierta recién en el 1868. Las 34 líneas de inscripciones son los textos mas extensos jamás encontrados de la mas antigua Palestina y fue escrita en un alfabeto pre-hebreo. Esta piedra fué mandada a construir por el Rey de los moabitas Mesha, cerca del año 850 a. C., para registrar sus victorias contra el Reino de Israel, que emprendió tras la muerte de su gobernante, Ahab. Esta piedra es una muestra además de la veracidad histórica de la existencia en la antiguedad del Reino de Israel (porque resulta que también ahora se duda que haya existido Israel en la antiguedad, en pocas palabras, se duda de todo lo que tenga que ver con la historia del Israel y del Cristianismo).

Una cosa muy interesante que tiene esta piedra es la primera aparición histórica del nombre de Yahvé registrada, apareciendo el tetragramatón en las inscripciones de la piedra.

Para los que todavía dudan de la historicidad bíblica podemos ver el nombre de Omri rey de Israel explícitamente mencionado en la estela.


עמרי מלך ישראל

(En Hebreo: Omri rey de Israel)

La estela describe:

1. cómo Moab fue conquistado por Omrí, Rey de Israel, como el resultado del disgusto del dios Kemosh. Las victorias de Mesha sobre el hijo de Omri (no mencionado por su nombre), sobre los hombres de la tribu de Gad en Ataroth, y en Nebo y Jehaz;
2. sus construcciones públicas, restaurando las fortificaciones de sus fortalezas y construyendo un palacio y depósitos para el agua; y
3. sus guerras contra los Horonaim.

Esta inscripción puede ser interpretada como suplemento y corroboración de la historia del Rey Mesha registrada en el 2 Reyes 3:4-27, ganando por ello un prominente lugar en el corpus de la arqueología bíblica. Pero debemos tener en cuenta algunas diferencias. En la Biblia es Ahab, el hijo de Omri, quien conquista Moab, y la rebelión es contra el hijo de Ahab, Jehoram. Más aún, en la Biblia, no es Kemosh quien da la victoria a Mesha sino Yahweh quien da la victoria a Jehoram.

Eliseo predijo al Rey de Israel que los judíos iban a ganar la batalla y según la historia bíblica así iba efectivamente ocurriendo hasta que en un momento dado, viendo perdida la batalla, Mesha sacrifica a su propio hijo provocando un furor (no explica la Biblia de que se trató ese furor), de modo que Israel se retira. A todo esto creería que Mesha no querría dejar por escrito que tuvo que sacrificar a su propio hijo para evitar que Israel tuviera una victoria completa y total en esa batalla.

Otra cosa altamente interesante que esta piedra tiene es una referencia a "la casa de David". En 1994, tras examinar tanto la Estela de Mesha como el molde de papel de ella en el Museo del Louvre, el científico francés André Lemaire reportó que la línea 31 de la Estela de Mesha muestra la frase "la casa de David" (en Biblical Archaeology Review [May/June 1994], pp. 30-37)

Una sola piedra, pero muchas evidencias a favor de la historicidad de la Biblia.

Para finalizar, el idioma moabita utilizado en esta piedra es muy parecido a una forma temprana del idioma hebreo.

Otra prueba mas de la veracidad bíblica sobre los hechos narrados en las escrituras y que, gracias a Yeshua tuve la oportunidad de ver en persona.